GRESCA ENTRE PP Y CIUDADANOS

El VAR aclara el 'tamayazo de Huesca': el vídeo apunta que un edil de Cs vendió al PP

Ningún concejal asume el voto en blanco que, contra pronóstico, dio la alcaldía al PSOE en Huesca. El PP acusa a Ciudadanos de amparar a un tránsfuga que rompió el acuerdo del tripartito

El misterioso voto en blanco en el Ayuntamiento de Huesca que dio la alcaldía al PSOE contra pronóstico sigue sin padre. Ninguno de los 25 concejales reconoce haberlo depositado. Pero el vídeo de la votación, en una urna transparente y en el que los votos de los concejales no fueron removidos, apunta a un concejal de Ciudadanos, Enrique Novella, que lo niega y pide que se respete el secreto del voto. El PP, que no alcanzó la alcaldía por ese voto en blanco, está que trina y acusa a Ciudadanos de acoger a un tránsfuga. El VAR aplicado a la política desvela que hubo penalti.

La constitución del Ayuntamiento de Huesca ha sido tremendamente accidentada. PP, Ciudadanos y Vox sumaron 13 de los 25 concejales en las pasadas municipales, por lo que un tripartito de derechas sumaba para controlar la alcaldía. El acuerdo nacional entre PP y Ciudadanos incluyó la ciudad como una de las pocas que gobernaría Ciudadanos. Pero el cabeza de lista de Ciudadanos, José Luis Cadena, no quiso ir a la investidura con solo tres concejales.

La popular Ana Alós, junto al candidato de Ciudadanos, José Luis Cadena, antes de la votación. (EFE)
La popular Ana Alós, junto al candidato de Ciudadanos, José Luis Cadena, antes de la votación. (EFE)

La candidata popular, Ana Alós, explica que toda la negociación fue a trompicones. "Toda la semana fue un despropósito. No querían firmar nada y no se cerraba ningún acuerdo. Llegamos al punto el sábado por la mañana en que yo iba a presentarme como candidata porque Cadena no quería y no le íbamos a dar la alcaldía con tres concejales. Nos íbamos a votar a nosotros mismos y el alcalde iba a ser del PSOE". De repente, una llamada alrededor de las 10 de la mañana del sábado, dos horas antes de la investidura, lo cambió todo: "A mitad de mañana del sábado nos llaman de las direcciones nacionales que hay acuerdo. Llegamos al pleno contentos". Ciudadanos y Vox iban a votar al PP para recuperar la alcaldía para los populares. Tripartito en el Pirineo.

Alós, que ya fue alcaldesa entre 2011 y 2015, iba a volver al cargo. Las fotos del pleno la pillaron encantada junto al candidato de Ciudadanos. La votación se produjo con voto secreto —no es así en todos los municipios— y todo iba según lo previsto hasta la última papeleta. Al sacarla, el presidente del pleno leyó que era un voto en blanco. Algo había ido mal. En la sala se levantó un murmullo. Luego las críticas. Alós conseguía 12 votos, cuando esperaba los 13 que dan la mayoría absoluta (nueve del PP, tres de Ciudadanos y uno de Vox). Aunque el PSOE solo consiguió 10, era la lista más votada y la ley establece que si no hay mayoría absoluta gobierna esta. El nuevo alcalde, el socialista Luis Felipe Serrate, ni tenía discurso preparado e improvisó.

"Me quedé con cara de haba, como se dice aquí. Fue un esperpento. Empezaron a gritar en el patio del ayuntamiento. ¿Qué coño ha pasado?"

"Me quedé con cara de haba, como se dice aquí. Fue un esperpento. Empezaron a gritar en el patio del ayuntamiento. ¿Qué coño ha pasado? Nos mirábamos todos menos una persona que estaba nervioso bebiendo agua. Blanco y en botella", recuerda Alós por teléfono. Huesca, con 52.000 habitantes, se convirtió en un hervidero. Los populares se lanzaron rápidamente a buscar las papeletas, que quedaban sobre la mesa. "Nuestras nueve papeletas tenían la misma letra porque las hizo la misma persona y están todas con el acento en la O de Alós. Además, el concejal de Vox, que era nuevo, pidió una papeleta a la secretaria de la alcaldía. La dobló mucho y lo vieron escribir".

Enrique Novella durante la votación e investidura.
Enrique Novella durante la votación e investidura.

Para el PP, desde el principio el sospechoso estaba entre los tres concejales de Ciudadanos. Entonces recurrieron al VAR. El videoarbitraje era posible gracias a que una cámara de Huesca Televisión grabó un primer plano de la urna, transparente, y al abrirla la mesa no se removieron los votos. Para más facilidades, el voto en blanco fue el último que salió de la urna, así que es posible intentar trazar su origen.

El edil de Ciudadanos pide respetar que el voto es secreto: "Se han hecho muchas conjeturas. No vamos a entrar en el bucle que ellos quieren"

Según el análisis realizado por El Confidencial, el voto blanco pertenece muy probablemente a Enrique Novella, concejal de Ciudadanos. Este señala que el voto es secreto y pide respetar esa privacidad. "Se han hecho muchas conjeturas. No vamos a entrar en el bucle que ellos quieren", explica en una breve conversación en la que se remite a los comunicados de Ciudadanos.

El partido de Albert Rivera dio una nota tras el pleno en el que pedía "un periodo de análisis y reflexión por parte de todos". "Censuramos la actitud de los integrantes del grupo municipal del PP de Huesca respecto a los descalificativos, insultos y falsedades que han vertido en los últimos días contra nuestros concejales y nuestro partido". "Trasladamos a esta formación la necesidad de abrir un periodo nuevo en las relaciones entre ambas formaciones en Huesca que se fundamenten en la búsqueda del interés general de nuestra ciudad y de los oscenses", añadía.

El mal ambiente entre los dos socios fue creciendo. Alós disparó duramente contra Ciudadanos. "Me exigieron disculpas por mentir pero a quien han dejado tirada es a mí. No he mentido. He dicho lo que había pasado y no tengo por qué pedir disculpas. Dos concejales de Ciudadanos votaron segundo y tercero y sus votos se habían quedado abajo y fue el último que salió". Novella replica que esos análisis son absurdos. "Los últimos en votar fueron del PSOE y sus votos estaban arriba pero los primeros son votos para Alós". Y añade un enigmático "hay muchas historias detrás, hay cosas que tendrían que haber tenido en cuenta".

Resultados de las elecciones en Huesca.
Resultados de las elecciones en Huesca.

El mismo lunes, y para forzar a Ciudadanos, el PP llevó al ayuntamiento una moción de censura. La ley electoral establece que la tiene que presentar la mayoría absoluta del pleno y solo se puede registrar una moción por mandato. Ciudadanos era imprescindible pero dio largas y no la apoyó. "Que se tranquilice el PP y vamos a pensar qué ha pasado y cómo lo hacemos porque no hay prisa", explican fuentes del partido. "La moción de censura no puede ser utilizada como herramienta de táctica política sino como elemento real de censura, en su caso, del Gobierno municipal en la figura del alcalde. Por su configuración jurídica, ningún concejal puede suscribir, durante un mismo mandato, más de una moción de censura, por lo que consideramos que sería una irresponsabilidad mayúscula restringir esta posibilidad durante cuatro años. Otorgar un cheque en blanco a un Gobierno municipal, liderado por la señora Alós, lo consideramos en este momento inapropiado", añadió en el comunicado.

Luis Felipe (PSOE) acogió con sorpresa el resultado ante Ana Alós y José Luis Cadena. (EFE)
Luis Felipe (PSOE) acogió con sorpresa el resultado ante Ana Alós y José Luis Cadena. (EFE)

Ante esa situación, Alós, que está en cabeza en la reacción, ofreció un acuerdo al alcalde socialista, pactar con él presupuestos y ordenanzas fiscales sin entrar en el Gobierno para que la ciudad no esté paralizada ni para que el primer edil socialista dependa de Ciudadanos, un partido que no considera fiable. "Lo del ofrecimiento de darle estabilidad al alcalde, para que no se malinterprete, es que se lo daríamos estando nosotros en la oposición y siempre que no pacte con Ciudadanos. Se trataría de poder negociar cosas concretas en momentos puntuales. Es para que no tenga la excusa el PSOE de que tiene que pactar con Ciudadanos para garantizar la estabilidad. Si lo hace, si pacta con Ciudadanos, le acusaremos de estar detrás de esto". Esto es la jugada por la que media Huesca ha pedido el VAR.

Alós lo plantea en términos de que debe elegir entre un tránsfuga o el PP. Mientras PP y Ciudadanos se van entendiendo en media España, en Huesca está rota la relación. Los populares se pasan de móvil en móvil el vídeo de la urna y llevan dos días dejándose las pestañas siguiendo papeletas.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios