CINCO PERSONAS SE HAN QUEDADO EN LA CALLE

Un vecino de Oviedo ofrece casa gratis a una familia desahuciada

Se enteró de su caso por la prensa y les ha prestado una casa en la zona rural de la ciudad durante los meses de verano, para darles tiempo a encontrar un nuevo destino

Foto: La familia de Belén ya se había marchado de la vivienda cuando llegó la policía para desahuciarla (EFE/J.L.Cereijido)
La familia de Belén ya se había marchado de la vivienda cuando llegó la policía para desahuciarla (EFE/J.L.Cereijido)

Belén Giménez y su familia se fueron sin hacer ruido, sin montar escándalos, sin protagonizar uno de los tristes episodios a los que los desahucios nos tienen acostumbrados. Su familia, cinco miembros en total, dejó de hacer frente al pago del alquiler de la casa en la que vivían en Oviedo y ahora el juzgado había dictado sentencia: tenían que abandonar la vivienda.

Cuando la autoridad judicial llegó este martes a la casa allí ya no había nadie. Un vecino les dio las llaves y no hubo mayor problema. Belén se había manifestado el pasado viernes ante la Consejería de Servicios y Derechos Sociales del Principado de Asturias pidiendo una solución a su problema: sus ingresos se reducen a 750 euros al mes, lo que provoca que nadie quiera alquilarle un piso.

Belén explica a El Comercio que “me he puesto en contacto con más de veinte propietarios, pero en cuanto les digo que cobro el salario social y que no tengo contrato de trabajo se acaba la conversación”. La solución que le han dado en servicios sociales es que alquile un piso en el mercado libre y que desde el Principado le darán una ayuda durante unos meses que complemente el precio, una medida que según ellos, Belén ha rechazado.

Con la puerta en las narices

Durante los quince días que restan para que termine el curso escolar, Belén y su familia se alojarán en casas particulares de algunos de los miembros de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca de Oviedo. El objetivo es que sus hijos no tengan problema para terminar el colegio. Después tendrán que buscar un nuevo hogar.

La solución de los servicios sociales es que alquile un piso en el mercado libre y que el Principado le ayudará unos meses que complemente el precio

Un vecino del barrio ovetense de Ventanielles les ha ofrecido una vivienda de manera temporal gracias a que vio su caso en la prensa local. No les cobrará nada y se la cede hasta que termine el verano, ya que está en la zona rural de la ciudad. Es una solución al problema inmediato al que se enfrentan Belén y su familia que, al menos, tendrán varios meses para buscar un nuevo destino.

Será complicado porque como explica Pilar Galán, presidenta de la PAH de Oviedo, los 750 euros que ingresa “apenas les permiten hacer frente a los gastos básicos de alimentación. Y a Giménez y a sus hijos les siguen dando con la puerta en las narices cuando llaman por teléfono en busca de un nuevo piso de alquiler”.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios