declara el rey del cachopo

César Román, ante la jueza: "Si quiere cuando acabe esto le invito a un cachopo"

César Román, en prisión como sospechoso del asesinato de su novia, niega en su declaración ante la jueza haber matado a nadie ni haber huido a Zaragoza tras el homicidio

Foto:  Heydi Paz Bulnes y su pareja César Román Viruete, en una foto cedida por la familia.
Heydi Paz Bulnes y su pareja César Román Viruete, en una foto cedida por la familia.

En unas exclusivas imágenes a las que ha tenido acceso Espejo Público, se puede escuchar la declaración ante la jueza de César Roman, alias el Rey del Cachopo, sospechoso del asesinato de su novia Heidi Paz Bulnes, cuyo cadáver apareció descuartizado en una de sus naves de Usera el pasado 13 de agosto. En el momento del hallazgo del cuerpo, Román llevaba desaparecido más de dos semanas.

Tras confirmarse finalmente que la mujer encontrada en la nave era de Heidi, la policía comenzó a buscar al Rey del Cachopo como sospechoso de asesinato. Mientras los agentes estrechaban el cerco en torno a él, los medios de comunicación se hicieron eco de la noticia, y fue entonces cuando la dueña del Restaurante Gerardo de Zaragoza se dio cuenta de que había contratado como camarero al fugitivo que salía en la televisión.

En noviembre fue detenido y en su primera declaración ante la jueza, Román se acogió a su derecho a no declarar y negó haber matado a Heidi Paz Bulnes "ni absolutamente a nadie".

César Román, ante la jueza: "Si quiere cuando acabe esto le invito a un cachopo"

Sin embargo, en una nueva declaración ante la jueza, se produce una inesperada conversación entre Román y la magistrada, a la que invita a cocinarle un cachopo "cuando acabe todo esto".

- "Yo, la verdad, es que no he probado nunca el cachopo, no tengo ni idea de cómo es", dice la jueza.

- "Cuando algún día acabe todo esto, muy gustosamente la invitaré a todo ello", responde Román.

- "Se lo agradezco. Creo que rehusaré la invitación", le contesta.

César Román, ante la jueza: "Si quiere cuando acabe esto le invito a un cachopo"

Durante la declaración, el 'Rey del Cachopo' relata que la última vez que vio a Heidi "debió ser los primeros días de agosto". Según su versión, ellos habían dejado de salir hacía un tiempo y se veían de vez en cuando. "En el Cien Montaditos de la Avenida de la Albufera. Estuvimos sentados en la terraza y esa fue la ultima vez que la vi", recuerda. Más adelante, aporta algunos detalles más: que ambos tenían "deudas importantes" de miles de euros (que renuncia contar) y que Heidi "tenía decidido (desde) hacía mucho tiempo que iba a irse a Honduras a por sus hijos"

César Román, ante la jueza: "Si quiere cuando acabe esto le invito a un cachopo"

A las preguntas de la jueza sobre el motivo de que su teléfono haya sido geolocalizado en Perales del Río el último día que Heidi fue a ese lugar", Román niega tajantemente haber estado alguna vez ahí.

Uno de los momentos más tensos de la vista se ha producido por las incongruencias por la propiedad de la maleta donde fue hallado el torso de Heidi y afirma que la maleta en la que se encontró el torso del cadáver de la mujer no era suya, a pesar de que la madre de la víctima la reconoce como suya, tras haberla visto en su propia casa en una ocasión en la que Román se quedó a dormir.

César Román, ante la jueza: "Si quiere cuando acabe esto le invito a un cachopo"

- Jueza: "Dice que el primer fin de semana de agosto usted se encamó con Heidi y no fue a trabajar y el día 5 fue a esa nave o a los aledaños de esa nave [donde se encontró el cadáver]. El domingo fue a esa nave después de haber dejado a Heidi en los Cien Montaditos".

- Román: "Fui con maleta y dos bolsas del Mercadona llena de documentos".

- J: "El taxista dice que tuvo que ayudarle a bajar la maleta porque pesaba unos 60 kilos como poco".

- R: "Yo recuerdo que fui con maleta pesada y dos bolsas".

César Román, ante la jueza: "Si quiere cuando acabe esto le invito a un cachopo"

Casi al final del interrogatorio, el 'Rey del Cachopo' reitera su inocencia y explica que huyó a Zaragoza por las amenazas de muerte que recibió -las mismas que afirma que tuvo Heidi-. También argumenta que, si hubiera querido "largarse" los primeros días, podría haberse ido a cualquier parte, pero que decidió quedarse en Zaragoza porque lo único que deseaba era que se calmaran las cosas con respecto a las amenazas recibidas.

"Tengo doscientos sitios donde poder irme, pero sin embargo no lo hago. Me quedo en Zaragoza porque yo lo único que quiero es que las cosas se calmaran y yo poder volver y poder retomar un poco mi vida, nada más", señala.

Este es el ejemplo de un texto alternativo

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios