"Nos queda esperanza"

"No sabemos si el cadáver hallado es suyo": en busca de Heydi, pareja del rey del cachopo

Heydi Paz, de 25 años y 1,70 metros de altura, y César Román, de 45 años y 1,52 metros de altura, desaparecieron en Madrid el pasado julio

Foto: Heydi Paz Bulnes y su pareja, César Román Viruete, en una foto cedida por la familia.
Heydi Paz Bulnes y su pareja, César Román Viruete, en una foto cedida por la familia.

El rastro de Heydi Paz Bulnes y de su pareja, César Román Viruete, más conocido como el 'rey del cachopo', se perdió en Madrid a finales de julio. En torno a dos semanas después, a mediados de agosto, la Policía Nacional halló el cadáver descuartizado de una mujer en una nave industrial que pertenece al propio empresario de hostelería, pero el cuerpo se encontraba en tan mal estado que todavía sigue pendiente de identificación. "Nos queda esperanza", asegura en este sentido la hermana de Heydi, Vanessa Bulnes, en una conversación telefónica con El Confidencial.

El hallazgo del cadáver se produjo en una nave de Usera en la que Román Viruete pretendía lanzar su último proyecto empresarial: el Palacio del Cachopo. Los bomberos de Madrid se desplazaron hasta el lugar porque el edificio estaba ardiendo y, una vez sofocadas las llamas, se toparon con una maleta medio quemada en cuyo interior se encontraba un torso de mujer. "Les entregamos muestras de ADN hace ya más de dos meses y medio para que pudieran decirnos si era Heydi. ¿Cómo es posible que en este tiempo no lo hayan verificado? Es imposible eso. Con una uña que quede, un trozo de tejido... Teniendo nuestro ADN, es demasiado tiempo", denuncia Vanessa. Desde que encontraron el cuerpo, la familia de la desaparecida vive un calvario.

Aunque por el momento no han recibido nueva información sobre el paradero de Heydi, cada semana leen supuestas filtraciones de los investigadores en los medios de comunicación. Este mismo lunes, Vanessa se dio de bruces con una noticia en la que se sugería que los forenses habían logrado identificar el cuerpo y que este pertenecía a su hermana. "Hablé entonces directamente con el detective y me dijo que no era cierto. Nadie de los que llevan el caso nos lo ha dicho todavía. No puede ser que hoy esté muerta y mañana esté viva, están jugando con nosotros", critica.

La falta de respuestas ha llegado a tal punto que la familia ha mantenido varias conversaciones con Gemma Román, la hermana del empresario desaparecido, con quien El Confidencial también ha podido hablar. Al igual que Vanessa, Gemma reside en el extranjero, pero en la última semana ella sí ha recibido novedades por parte de los investigadores. "La policía dice que supuestamente saben dónde está mi hermano. No me lo han dicho así, pero me lo han dado a entender con otras palabras: 'Él no está muerto, de eso puedes estar segura", dice sobre su conversación con los agentes, en la que en ningún momento se habría mencionado a Heydi.

Heydi Paz Bulnes y su pareja César Román Viruete, en una foto cedida por la familia.
Heydi Paz Bulnes y su pareja César Román Viruete, en una foto cedida por la familia.

A la espera de que lleguen noticias de su hermano, Gemma ha ido descubriendo los polémicos negocios en los que estaba involucrado a través de la prensa. Antes de dar el salto a la hostelería, César estuvo vinculado a la extrema derecha y a partidos como La Falange o Plataforma per Catalunya, llegando incluso a hacer de topo en CCOO para acercar las tesis falangistas a los obreros, labor que destapó un reportaje publicado en 'Interviú'. En 2016, sin embargo, decidió dar un vuelco a su carrera y, según publicó el diario 'El País', en apenas año y medio abrió hasta cinco restaurantes especializados en cachopos, una aventura empresarial que terminó en quiebra. César, de 45 años, fue dejando así un sinfín de deudas y enemigos a su paso: proveedores sin pagar, empleados esperando su sueldo, socios estafados, locales adquiridos con cheques sin fondos...

Pese al historial de su hermano, Gemma no cree que se haya ido voluntariamente y baraja la opción del secuestro: "Por ahora no está nada confirmado, pero puede ser que tenga enemigos", asegura. "Estaba peleando [por la custodia de] su hija pequeña, estaba loquísimo por ella", añade a la hora de descartar una posible huida, opción que, según sus propias palabras, le habría dado a entender la policía. A falta de que los investigadores les den alguna nueva noticia, tanto ella como la familia de Heydi siguen intercambiando llamadas con la esperanza de que la otra parte les cuente alguna novedad.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios