TRAS EL AUDIO DE LA INVESTIGACIÓN A IGLESIAS

PP y PSOE niegan una policía política y Cs se une ya a Podemos: "Es abominable"

Mientras que el PP evita pronunciarse y el PSOE asegura que ya no existe, Ciudadanos asegura que debe "investigarse hasta el final" si existió "esa guerra sucia" desde Interior

Foto: El líder de Podemos, Pablo Iglesias, atiende a los medios a su salida este miércoles de la Audiencia Nacional. (EFE)
El líder de Podemos, Pablo Iglesias, atiende a los medios a su salida este miércoles de la Audiencia Nacional. (EFE)

Una semana después de que la Audiencia Nacional abriese una pieza separada en el caso Villarejo por el presunto espionaje contra Podemos de cara a perjudicar a esta formación, y coincidiendo con la publicación de este diario de los audios que involucran directamente en la trama al exministro del Interior Jorge Fernández Díaz, los partidos políticos comienzan a romper el hielo y entrar tímidamente a valorar este escándalo. Ciudadanos se ha unido por primera vez a las fuertes críticas contra esa supuesta policía política del PP y, en concreto, a raíz de la noticia publicada hoy en El Confidencial.

Un audio que prueba cómo los policías que investigaron al partido de Iglesias en 2016 admitieron a un colaborador que contaba con el apoyo del entonces titular de Interior y del propio presidente del Gobierno. El portavoz parlamentario naranja, Juan Carlos Girauta, aseguró que “si eso es cierto es abominable” y aseguró que su condena “no puede ser más rotunda”. El dirigente de Ciudadanos pidió que el asunto “se investigue hasta el fondo” porque a juicio de su formación, “la posibilidad de que se esté investigando a representantes del pueblo soberano por parte de un grupo de policías sería horroroso”.

Desde Unidas Podemos se había criticado durante los últimos días el “silencio cómplice” de PSOE, PP y Ciudadanos sobre la actuación de las "cloacas del Estado" y la portavoz Irene Montero ha vuelto a aprovechar este miércoles para denunciar que la policía política "no afecta solamente a Unidas Podemos o a Pablo Iglesias, sino que afecta fundamentalmente a la democracia en nuestro país. De ahí que nos sorprenda tanto el silencio clamoroso del resto de formaciones políticas".

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, se ha limitado a asegurar que la trama policial "no existe en este Gobierno" y ha recordado que el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ratificó en su momento que ya no funciona la llamada "policía política" que presuntamente actuaba bajo anteriores Gobiernos del PP. Más allá de negar su existencia, ha evitado entrar a valorar, en la misma línea que los populares, las últimas novedades en el caso, reveladas por este diario, que apuntan a que el inspector jefe José Ángel Fuentes Gago reveló a un político venezolano que Fernández Díaz y Mariano Rajoy conocían sus gestiones para obtener información de Podemos.

Para Montero, en cambio, "hay pruebas que indican que todavía no se ha desarticulado" la policía política. Prueba de ello, ha argumentado, es que el PSOE votase en contra, junto al PP, de que compareciese en la comisión de investigación del Congreso sobre la policía patriótica el excomisario Villarejo. Las peticiones de comparecencia incluían también al exministro socialista Alfredo Pérez Rubalcaba, presuntamente porque los orígenes de esta trama parapolicial podrían coincidir en el tiempo con su mandato al frente del Ministerio del Interior, entre los años 2006 y 2011, o estar operativa ya entonces, según se justificó su petición de comparecencia.

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo. (EFE)
La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo. (EFE)

Minutos después comparecía el portavoz de los nacionalistas vascos, Aitor Esteban, a las puertas de la Diputación Permanente en el Congreso que doy debe convalidar varios reales decretos-leyes del Gobierno de Pedro Sánchez sobre el Brexit, alquiler, igualdad, jornada laboral, estiba y superávit de las CCAA y entidades locales. Esteban, por su parte, aseguró que está “más que claro” que ha habido una policía política “vinculada a las cloacas del Estado”, y que “no se puede volver a repetir”.

A pesar de estas declaraciones, Dolors Montserrat, todavía portavoz del PP en el Congreso —en poco tiempo dejará de serlo para concurrir a las elecciones europeas de mayo como cabeza de lista— evitó pronunciarse sobre la noticia, asegurando no haberla leído, y se limitó a afirmar que España “es un país serio” sin entrar a valorar la existencia de esa policía política y las cloacas del Estado.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios