ordenan aislar a los internos del módulo 15

Chalecos, cascos, defensas... Soto del Real se blinda para evitar más agresiones

El apuñalamiento a un funcionario obliga a la dirección del centro penitenciario a confinar a los reclusos y a evitar el contacto físico con ellos

Foto: Prisión de Soto del Real. (EFE)
Prisión de Soto del Real. (EFE)

La dirección del centro penitenciario de Soto del Real ha ordenado aislar a todos los internos que alberga el módulo 15 de la instalación. La cúpula de la prisión ha tomado esta decisión como reacción a la agresión de un recluso contra un funcionario. El preso asestó varias puñaladas con un punzón casero en la cabeza, en un brazo y en la espalda del empleado, que tuvo que ser asistido por los servicios de emergencias, que le dieron varios puntos de sutura para cerrar las diferentes heridas.

La agresión tuvo lugar a las 20 horas del pasado lunes, justo en el momento en el que los internos se dirigían al comedor para cenar. En ese contexto, uno de los presos más conflictivos pide hacer una llamada. Cuando va camino del teléfono, finge un desmayo y se cae al suelo, lo que provoca que acudan dos funcionarios para atenderle. Es ahí cuando el recluso saca el citado punzón, que no era más que un bolígrafo reforzado para pinchar, y se lo clava a uno de los que habían ido a auxiliarle. El reo intentó alcanzar el cuello de la víctima, pero ésta logro pararle en el último movimiento.

El episodio ha provocado que el módulo, que ya era de aislamiento, se transforme en un auténtico fortín. Una orden interna de la dirección del centro ha suspendido todas las actividades colectivas, con lo que los presos quedarán recluidos en sus celdas hasta nuevo aviso. Cualquier trabajo con los internos se limitará a lo estrictamente necesario. "Las intervenciones de los profesionales penitenciarios del módulo 15, incluidos sanitarios y tratamentales, se realizarán individualmente en las celdas por el sistema abrepoco", detalla el escrito de la dirección, que blinda a todos los empleados que tengan que entrar en contacto con los reos.

"Los empleados penitenciarios que presten servicio en el módulo 15 que tengan contacto físico con internos destinados en ese departamento en cualquiera de sus situaciones regimentales deberán estar equipados con las medidas de protección correspondientes, consistentes siempre en chalecos, casos y defensas, a fin de que de manera preventiva se preserve la integridad de dichos empleados y del resto de la población reclusa", conmina la cúpula de Soto del Real, que modifica de este modo la rutina de la prisión.

De hecho, la dirección habilita "provisionalmente" los artículos 75.1 y 75.2 del Régimen Penitenciario, que establecen las limitaciones de esta vida diaria del centro y las medidas de protección personal. En concreto, el primero de estos dos puntos establece que "los detenidos, presos y penados no tendrán otras limitaciones regimentales que las exigidas por el aseguramiento de su persona y por la seguridad y el buen orden de los establecimientos, así como las que aconseje su tratamiento o las que provengan de su grado de clasificación".

Asimismo, "con los mismos objetivos y a efectos de garantizar la seguridad del centro y en concreto del módulo 15, se procederá a partir de mañana a vaciar cada una de las galerías". La finalidad de esta medida, continúa el escrito, es realizar "las labores de registro y requisas necesarias tanto a las personas internas como a las dependencias de las celdas y zonas comunes de dicho módulo". "Se aprovechará tal circunstancia para que por parte del equipo de mantenimiento se realicen las reparaciones y labores complementarias en todas esas dependencias con el fin de verificar el correcto estado de las mismas", apunta la orden, que "revoca y anula" todas aquellas normas que contravengan el escrito, firmado hoy.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios