matiza que no hubo presión ni estrategia conjunta

El mando de Mossos Castellví salva la cara al Govern ante las defensas

El que fuera responsable de Información de los Mossos durante el 1-O dice que ningún mando dimitió tras escuchar a Puigdemont y Junqueras

Foto: Manel Castellví, en la sesión del jueves pasado.
Manel Castellví, en la sesión del jueves pasado.

Han pasado 72 horas desde que el que fuera responsable de Información de los Mossos durante el 1-O, Manel Castellví, asegurara ante el tribunal del 'procés' que comunicaron al Govern de Puigdemont que esperaban violencia durante el referéndum y solicitaron que se desconvocara. El que se sentó este lunes para responder a las preguntas de las defensas era un hombre nuevo. Con un discurso muy controlado, respuestas cortas y mucho más tranquilo, no desmintió lo ya declarado pero lo matizó. Salvó la cara del Govern.

Lo hizo con dos importantes precisiones y una afirmación final. Así, aseguró que en la ya famosa reunión del 28 de septiembre y ante la disposición de los mandos de la policía autonómica de cumplir el mandato judicial, nadie en el Ejecutivo autonómico trató de disuadirles. "No hubo reproche", dijo y explicó que, más bien al contrario, fueron los 'mossos' los que se mostraron molestos por declaraciones que, a su entender, alentaban la presencia ciudadana en los colegios.

El mando de Mossos Castellví salva la cara al Govern ante las defensas

La segunda concreción fue también básica. Dijo que su previsión de una presencia de grupos radicales en las calles el 1 de octubre fue errónea. "Esos grupos no se constituyeron el 1-O, a diferencia de los escenarios planteados y en contra de lo que decíamos en las previsiones", indicó. Esos planes, por tanto, fueron "erróneos". La afirmación final remató ese 'arriar las velas' que escenificó hoy Castellví. Tras escuchar a la cúpula política, ninguno de los mandos "se planteó dimitir". "Entramos a esa reunión con una determinación y un plan y salimos con el ánimo de seguir ese plan", precisó.

Deslizó otros mensajes contra el escenario de violencia. Aseguró así que en el encuentro de los mandos policiales, la reunión de la subcomisión, "la previsión era la presencia de gente que haría resistencia pasiva". "En aquel momeno no se preveían actos de violencia". Respaldó, además, un informe posterior al día de la votación, de 13 de octubre de 2017, en que se subrayaba que no existían previsiones de disturbios. "Estoy de acuerdo absolutamente", dijo. Hubo también un guiño hacia la ANC y Òmnium, a los que calificó de asociaciones defensoras, históricamente, de la no violencia.

La actuación de los Mossos

Castellví también defendió, como ya hizo en la primera parte de su interrogatorio, la actuación de su cuerpo el día del referéndum. Indicó que la magistrada modificaba el criterio de la Fiscalía totalmente y no especificaba cómo proceder a ese cierre de los colegios previo al día D. En otro capote al Govern, y con él a los acusados que vieron el jueves cómo su coartada se tambaleaba, indicó que las actividades lúdicas en los centros "no estaban orquestadas" desde la Generalitat. "No estaban financiadas, eran autónomas", precisó.

Según su versión, visitaron todos los locales y en cumplimiento del auto de la jueza no encontraron "dependencias en las que se estuviera propiciando el referéndum". Las actividades promovidas para mantener una presencia de padres y niños en los centros eran, por ello, "ajenas". Eso sí, tan abundantes y numerosas que "no se podía cerrar el colegio entero".

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios