lo ha anunciado hoy

Celia Villalobos anuncia que deja la política: "Yo me quito aquí el escudo del PP"

Así lo ha anunciado en el programa Espejo Público este miércoles por la mañana la histórica política del Partido Popular.

Foto: Celia Villalobos. (EFE)
Celia Villalobos. (EFE)

La diputada del Partido Popular Celia Villalobos deja la política. Así lo ha anunciado en el programa Espejo Público este miércoles por la mañana la histórica política del Partido Popular.

"Yo me quito aquí el escudo del PP y a partir de ahora soy Celia Villalobos", ha dicho en el programa de Antena 3.

La política, que presidía la Comisión del Pacto de Toledo ha aludido al fracaso de esta negociación para marcharse: "He perdido un Congreso, alguien tiene que ser la figura que ejemplifique la pérdida del Congreso y no me importa serlo yo".

También ha hecho referencia a la falta de entendimiento con el nuevo líder del Partido Popular, Pablo Casado: "Siempre he defendido lo que he querido aunque a algún presidente no le gustase".

Su actual sueldo es de 4.362 euros brutos al mes, entre la asignación constitucional y el complemento por presidir una comisión y 1.874 euros libres de impuestos para gastos de manutención y alojamiento, pese a tener casa en Madrid. En años anteriores llegó a tener un sueldo mucho más elevado, de más de 7.500 euros mensuales, como te contamos líneas más abajo. Ha estado cerca de 33 años cobrando un sueldo público de la política, según puplica 'Sueldos Públicos'.

No solo jugaba al Candy Crush

Celia Villalobos (Benalmádena, 1949) ha sido diputada en el Congreso desde 1989, fue alcaldesa de Málaga entre 1995 y 2000, ministra de Sanidad del 2000 al 2002 y ha ocupado varios cargos en la cámara baja desde entonces.

La política ha protagonizado incontables momentos que han quedado en el imaginario público. Enérgica hasta perder los modales, en 2007 echó la bronca a su chófer en pleno patio del Congreso de los Diputados: "¡Vamos! Vamos, Manolo. ¡Venga, coño! ¡Al final el mío va a ser el último! No son más tontos porque no se entrenan".

Sus rifirrafes con la oposición, desde Pablo Iglesias a Gabriel Rufián, han copado titulares, como cuando llamó "tontitos" a las personas con diversidad funcional.

Rufián y Villalobos. (EFE)
Rufián y Villalobos. (EFE)

Sin embargo, fue su estrategia jugando al 'Candy Crush' en un discurso de Mariano Rajoy en la cámara baja por lo que será más recordada la política malagueña.

Aunque Villalobos tuvo otro momento histórico por el que se ganó la enesmitad de muchos de sus compañeros de partido, al menos momentaneamente: cuando se saltó la disciplina de voto en su partido para votar a favor del matrimonio homosexual. Aquella decisión le supuso una sanción económica por votar a favor, de manera intencionada, de la ley de Zapatero.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
35 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios