arranca el juicio del 'procés'

Torra llega al TS entre banderas republicanas y promesas de internacionalizar el juicio

La manifestación independentista celebrada a 200 metros del Supremo ha reunido a poco más de un centenar de personas, entre ellas Roger Torrent, Gabriel Rufián o Joan Tardá

Foto: El 'president' Quim Torra durante la concentración en el Paseo de Recoletos. (Reuters(
El 'president' Quim Torra durante la concentración en el Paseo de Recoletos. (Reuters(

El 'president' Quim Torra ha desembarcado este martes en Madrid entre banderas de la Segunda República Española y promesas de internacionalizar el juicio del 'procés'. El político ha asistido a primera hora a la concentración convocada en el Paseo de Recoletos por la Asamblea Nacional Catalana, Òmnium Cultural, ERC, JxCAT y la CUP, en la que se ha asegurado que "esta farsa de juicio" se va a convertir en un "boomerang contra el Estado". Mientras se leía el manifiesto, Torra se ha dirigido entonces al Supremo, donde ha sido recibidido por su presidente Carlos Lesmes antes de entrar a la sala en la que se juzga a los 12 líderes independentistas.

Junto al 'president', a la manifestación de esta mañana han acudido políticos como Roger Torrent, Gabriel Rufián o Joan Tardá, así como la diputada de Bildu Marian Beitialarrangoitia, el de Podemos Raúl Camargo o la concejala de Ahora Madrid Rommy Arce. Aunque parte de los asistentes ha lucido prendas y lazos amarillos, la parafernalia independentista ha sido menor que en las concentraciones celebradas en los últimos meses en Cataluña, limitándose los participantes a portar carteles con mensajes de apoyo a los presos. Prueba de ello es que la simbología que más se ha repetido ha sido la de las banderas republicanas de las asociaciones de izquierdas que han participado, lo que ha hecho que Torra acabara posando ante los medios bajo la 'tricolor'.

Minutos antes de la llegada del 'president' a la manifestación, por el Paseo de Recoletos han pasado los furgones de la Guardia Civil en los que se trasladaba a los presos desde las prisiones de Soto del Real y Alcalá Meco. El despliegue policial es absoluto en las inmediaciones del alto tribunal, hasta donde se han desplazado alrededor de 200 antidisturbios para cerrar un perímetro en el que solo se permite el paso a residentes y personal autorizado. “Estamos repasando todas las alcantarillas”, explicaba a El Confidencial un agente de la Unidad Especial de Subsuelo mientras entraba en un sumidero a primera hora de este martes. A su alrededor, seis furgones de antidisturbios de la Policía Nacional pedían la documentación a todo aquel que intentaba acercarse al edificio, control que se producía ante la sorpresa de ciudadanos yendo al trabajo y autobuses escolares.

La manifestación independentista ha reunido a poco más de un centenar de personas y no se ha registrado ningún incidente durante la misma, salvo cuando dos hombres se han acercado al bloque secesionista luciendo banderas de España y gritando "Puigdemont a prisión". Los antidisturbios se han colocado entre los dos sujetos y el resto de manifestantes, evitando así que el encontronazo fuera más allá de gritos cruzados entre ambas partes. Al mismo tiempo, en Génova, la calle perpendicular que rodea el Supremo, también se han concentrado unas diez personas con banderas españolas y carteles contra los independentistas, pero los antidisturbios han impedido que los dos grupos se encontrasen.

Pasados los controles de seguridad, las carreras de los periodistas en la Plaza Villa de París se han repetido a lo largo de la mañana. A primera hora los medios se agolpaban a la entrada del Supremo para grabar la llegada de Torra, que ha sido recibido entre gritos de "fascita", pero la situación ha cambiado tras advertirse la presencia del líder de Vox, Santiago Abascal. Su partido ejerce como acusación popular en el juicio y pide más de 700 años de prisión para los acusados, por lo que decenas de periodistas se han congregado a su alrededor a la espera de que realizara declaraciones. Acompañado por los dos abogados de Vox que entrarán en el juicio, Javier Ortega Smith y Pedro Fernández, Abascal ha asegurado frente al Supremo que en España "han fallado los políticos" y han "funcionado los tribunales, los fiscales y la Corona".

La mañana ha transcurrido con políticos desplazándose de un lugar a otro en los alrededores del Supremo para mostrar su ideario, una batalla en la que cada parte ha aprovechado el juicio del 'procés' como trampolín. Ajenos al alboroto exterior, los doce líderes independentistas se sentaban mientras tanto en el banquillo para enfrentarse a la acusación, que en el caso de la Fiscalía pide penas de cárcel que van desde los 7 años hasta los 25. En el juicio del 'procés', la noticia jurídica y la política van de la mano.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
33 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios