la versión de villarejo

'Control de togas': un archivo que acumula desde el franquismo datos 'íntimos' de jueces

"Siempre ha existido", indican fuentes que aseguran que el comisario describe que los datos han ido engordando con el paso de los años sometidos a actualización permanente

Foto:

'Control de togas'. El comisario jubilado José Villarejo deslizó este miércoles esas tres palabras en la carta abierta dirigida a Pedro Sánchez y redactada desde prisión, donde permanece por la operación Tándem. El policia retirado menciona este archivo con información sensible que dice afecta "al mundo judicial" e insinúa que los datos que acumula han podido servir a oscuros intereses de uno de sus enemigos mortales, el Centro Nacional de Inteligencia, o más bien su cabeza más visible, el general Félix Sanz Roldán.

No es la primera vez que Villarejo menciona este archivo, que parece ser una de sus obsesiones. De hecho, vincula su "actual situación" con su incapacidad para recuperarlo de manos ajenas. Fuentes que le han tratado en la última etapa, ya en prisión, relatan a El Confidencial que su versión es que data de antiguo. La acumulación de datos sensibles de magistrados y fiscales arrancó, según cuenta, en los años sesenta o setenta, aún en la etapa franquista.

"Siempre ha existido", indican estas fuentes, y precisan que, siempre según el relato del comisario, el archivo ha ido engordando más y más con el paso de los años. Sometido a una actualización permanente, la información de interés servía para varios usos. Desde acumular líneas de interés de investigaciones en marcha que pudieran afectar a intereses estatales hasta detallar, como dice expresamente Villarejo en la misiva al presidente, "los vicios" de la judicatura.

Las personas consultadas aseguran que el comisario niega disponer de una copia de esta documentación que, según su versión, acabó en manos de Corinna zu Sayn-Wittgenstein, ligada con el Rey emérito por una amistad "íntima". Trató de quitarle estos datos y otros que afectaban "gravemente" a la seguridad de Estado, sin éxito. En el escrito —que viene a constituir una amenaza directa de tirar de la manta y desvelar, "en su defensa", maniobras del CNI—, vincula su control con el centro de inteligencia.

Desliza, en uno de sus dardos velados contra el cuerpo con los que amaga sin rematar, una frase que puede interpretarse como una acusación de uso interesado de esa información. "Se ha permitido que se amenace a determinados jueces de la Audiencia Nacional con datos de su intimidad para que dejen de investigar temas que afecten al CNI", dice al hilo de lo anterior.

Un departamento entero

De hecho, hace tiempo, concretó al respecto que 'control de togas' no es solo un archivo sino un departamento entero del Centro. La entrevista que concedió a 'Salvados' en junio de 2017 recuerda mucho a sus acusaciones actuales, y en ella aseguró textualmente que el CNI dispone de "un departamento secreto que se llama control de togas", dedicado a eso, a controlar a jueces y fiscales.

En la carta ofrece algún detalle más. La información constituye un subarchivo de otro más grande, el 'archivo Jano' o Control Integral Central (CIC), que, en su día, "llegó a contener casi un millón de fichas individuales con datos personales y privados de vicios y virtudes de las personalidades más relevantes de España". "La realidad es que contiene los datos más sórdidos y oscuros de aquellos cuyas decisiones, en un momento determinado, pueda convenir que se adapten a los intereses de quienes las poseen", lanza.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios