TRAS LA RENUNCIA DE MANUEL MARCHENA

Ciudadanos: "Ahora se echan atrás porque los españoles les hemos pillado"

Las reacciones tras la decisión de Manuel Marchena de no presentar su candidatura para presidir el CGPJ y el Tribunal Supremo no se han hecho esperar

Foto:

La retirada de la candidatura de Manuel Marchena a la presidencia del Consejo General del Poder Judicial y del Tribunal Supremo ha provocado que no se hagan esperar las reacciones al respecto. Uno de los primeros en dar a conocer su opinión ha sido el 'popular' Javier Maroto. "Si yo fuese Marchena, habría adoptado la misma decisión que este magistrado. La decisión del Gobierno de hacer público su nombre sin elegir a los vocales, ha hecho un daño irreparable", aseguró.

"Se ha puesto en cuestión su imparcialidad y la responsabilidad institucional del PP", indicó el vicesecretario nacional de organización del Partido Popular. "Por todo ello, anuncio que el PP da por roto el acuerdo y suspendemos la renovación hasta que la ministra Delgado sea cesada. Es la más cuestionada. La culpa es del Gobierno por filtrar el contenido de las negociaciones, poner su nombre en la picota y dejarle en mal lugar", indicó Maroto.

Por su parte, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, lamentó la renuncia de Marchena, pero dijo comprender "perfectamente" su decisión, porque considera que se puso en duda su independencia. El presidente pidió al PP que no dé por rota la negociación para la renovación del poder judicial: "Comprendo perfectamente su renuncia, cuando se pone en cuestión la imparcialidad de un juez como Marchena es comprensible que haya tenido que dar paso atrás", aseguró Sánchez.

El responsable de Política Institucional del PNV, Koldo Mediavilla, consideró que esta es "una gota más" en la "crisis" de la Justicia, que evidencia que es necesario "un cambio sustancial". No obstante, dijo temer que "esta crisis se solventará por medios similares a los que la han provocado" y que PSOE y PP harán "un nuevo pacto sin consultar a nadie". "Es necesaria una reflexión profunda y un cambio sustancial en las instituciones propias de jueces", aseveró.

Susana Díaz, presidenta de la Junta de Andalucía. (EFE)
Susana Díaz, presidenta de la Junta de Andalucía. (EFE)

La presidenta de la Junta y candidata del PSOE-A a la reelección, Susana Díaz, manifestó que no es normal es que "se proponga a una persona si no le han preguntado ni consultado". Además, señaló que la "confusión" del PP "entre el poder legislativo y judicial" es algo que "hace daño" a España y a la democracia. "Este tipo de cosas debilitan las instituciones y creo que hacen un daño terrible a nuestro país y a nuestro Estado de Derecho", indicó sobre los 'whatsapp' de Cosidó.

De igual manera, el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, acusó al PP de "bloquear" la renovación del CGPJ por su propia situación de "descomposición" y de ser "un obstáculo en estos momentos para la democracia". Ábalos se mostró convencido de que el PP "está por bloquearlo todo" y se preguntó si "se puede acordar algo con el PP", a la vista de la renuncia de Marchena. Además, el mistro socialista solicitó la dimisión de Ignacio Cosidó.

El presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, pidió este martes la recusación de Marchena, en el juicio sobre el proceso soberanista, y consideró acreditado que este proceso judicial no tiene "ninguna garantía". En un comunicado, la entidad soberanista anunció que la defensa de Cuixart alegará ante el Supremo que se demostró que "era el candidato del Partido Popular" a dirigir el CGPJ, lo que, pese a haber renunciado a esta presidencia, evidencia la falta de imparcialidad del magistrado.

Por su parte, el portavoz de Compromís en el Congreso, Joan Baldoví, aseveró que "lo que mal empieza, mal acaba". En los pasillos de la Cámara Baja, antes de la reunión de la Junta de Portavoces, Baldoví criticó que los dos partidos mayoritarios pactaran el nombre del presidente del CGPJ antes incluso de que los vocales lo eligieran, como marca la ley. "Asistimos al esperpento de la renuncia de un presidente que no había sido elegido", comentó, quien urgió a Pablo Casado a que haga dimitir a Cosidó.

Ciudadanos creen que "les han pillado"

El secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, opina que PSOE y PP "se han echado atrás" en su acuerdo para renovar el Poder Judicial "no porque se arrepientan, sino porque se han dado cuenta de que los españoles les han pillado" en su "pasteleo". Villegas se pronunció así después de la renuncia del juez Manuel Marchena a presidir el CGPJ y de que el PP haya anunciado que suspende el acuerdo con el PSOE para la renovación de este órgano.

Calificó como "triste espectáculo" la actuación del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el líder del PP, Pablo Casado, que "han conseguido abochornar a los españoles y que sientan vergüenza del intento de controlar la justicia al que asistimos". "Ahora parece que se echan atrás, no porque se arrepientan, sino porque se han dado cuenta de que los españoles les han visto, les hemos pillado, diciendo que lo importante es controlar tal o cual sala del Tribunal Supremo para tapar sus vergüenzas".

Los jueces elogian a Marchena

Las cuatro asociaciones de jueces elogiaron al magistrado Manuel Marchena y reivindicaron la "independencia" de la carrera ante las injerencias políticas y el cambio del sistema para elegir al órgano de gobierno de los jueces. "Es una lección de independencia y nos sentimos orgullosos. Ningún político domina al poder judicial, a ningún tribunal en concreto ni a ningún juez", manifestó el portavoz de la mayoritaria Asociación Profesional de la Magistratura (APM), Celso Rodríguez.

Las asociaciones de jueces, junto a las de fiscales, convocaron este lunes su segunda huelga del año y sus peticiones estuvieron de nuevo encabezadas por la modificación del sistema de elección de los vocales del CGPJ, para que los doce de extracción judicial sean elegidos por los propios jueces y magistrados. Los vocales son quienes deben elegir a su presidente, pero en el marco del pacto entre el PP y el PSOE se filtró que Marchena ocuparía ese puesto.

Para el portavoz de la Asociación Judicial Francisco de Vitoria, Raimundo Prado, el detonante de la decisión de Marchena fue el mensaje de Ignacio Cosidó, en el que defendía el nombramiento del magistrado como presidente del CGPJ y del Supremo, "controlando la sala segunda desde detrás" y cuando están en juego "centenares de nombramientos en el Poder Judicial". A su juicio, Marchena es un hombre "muy inteligente" que sabía que "iba a estar cuestionado", por lo que "la renuncia le honra".

El portavoz de Juezas y Jueces para la Democracia, Ignacio González Vega considera que la decisión "le honra, dignifica a la carrera judicial y su independencia" y muestra "el malestar" existente. La minoritaria Foro Judicial Independiente fue un paso más allá y llamó a los magistrados que aspiran a ser vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) a "dar un paso atrás" y retirar sus candidaturas para facilitar un cambio del sistema.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios