de izquierda unida

La familia del concejal de Llanes asesinado rompe su silencio y exige respeto

La hija de Javier Ardines asegura que le rompe "el alma" el asesinato de su padre y "la rabia y la impotencia" de que los autores sigan "sueltos, vivos y disfrutando de su libertad"

Foto: Javier Ardines, concejal asesinado el pasado 16 de agosto. (EFE)
Javier Ardines, concejal asesinado el pasado 16 de agosto. (EFE)

La hija de Javier Ardines, el concejal de IU en el Ayuntamiento de Llanes asesinado el 16 de agosto cuando salía de su domicilio, ha roto el silencio que mantenía la familia desde que se produjo el crimen para exigir "respeto" por su padre.

[Cronología del crimen del concejal de Llanes​]

En un escrito publicado en una red social, Alba asegura que le rompe "el alma y la vida" el asesinato de su padre y "la rabia y la impotencia" de que los autores sigan "sueltos, vivos y disfrutando de su libertad" cuando a su familia le privaron de disfrutar "de una persona íntegra de las pocas que quedan en esta asquerosa sociedad".

[Cronología del crimen del concejal de Llanes​] "Pero hay otra cosa que te enerva el alma que es ver a una panda de impresentables (por no ponerles más de un calificativo que se me pasa por la cabeza) exigiendo al alcalde disculpas cuando ni siquiera tuvieron la decencia de presentarnos el pésame ni condolencias, ni de mostrar la mínima repulsa a lo sucedido", añade.

Alba Ardines asegura que el alcalde llanisco, Enrique Riestra -que lideraba el equipo de gobierno cuatripartito del que formaba parte su padre-, solo ha pedido que se haga justicia, que se identifique al autor y que la población colabore sin que en ningún momento politizara el asesinato, "cosa que otros sí parece que lo hacen pidiendo disculpas que no merecen ni del alcalde ni de nadie".

"Lávense la boca"

"Ustedes antes de hablar de Javier Ardines lávense la boca con aguafuerte, a ver si el veneno y el odio que llevan dentro se les compensa", señala la hija del edil en el escrito publicado. "Espero que sea la última vez que en esta página tengáis la poca decencia de nombrarle. Bastante desgracia tenemos como para que sigáis instigando al odio y difamando", añade.

Alba Ardines concluye su escrito asegurando que "duele" tener que romper el silencio, "pero más que os aprovechéis de un ASESINATO cuando entre todos los que le criticabais no le llegáis ni a la suela del zapato", añade.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Llanes prorrogó a comienzos octubre el secreto del sumario por el asesinato de Ardines para facilitar las investigaciones que están llevando a cabo la Guardia Civil, que mantiene un gran hermetismo en torno a un caso en el que todas las hipótesis sobre el móvil siguen abiertas.

Javier Ardines, de 52 años y padre de dos hijos, fue asesinado a escasos metros de su domicilio, en Belmonte de Pría, tras salir de casa hacia las seis de la mañana en su furgoneta para ir faenar en su barco, el trabajo con el que se ganaba la vida tras haber renunciado a percibir sueldo como concejal.

Posible emboscada

Cuando apenas había circulado unos 300 metros se vio sorprendido por la presencia de tres vallas de obra que la Guardia Civil cree que fueron colocadas en mitad del camino vecinal para tenderle una emboscada y obligarle a bajar del vehículo para retirarlas. Dos horas más tarde, un vecino que paseaba con su perro encontró su cadáver tendido en mitad del camino rural y con varios golpes en la cabeza a escasos metros de su furgoneta, que aún permanecía con el motor encendido y la puerta del conductor abierta.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios