TRAS EL INFORME DESFAVORABLE DE EXTERIORES

Borrell se opone a las nuevas 'embajadas' catalanas e irá a la Justicia si burlan la ley

El ministro señala que el Ejecutivo no puede impedir su apertura, pero sí recurrirá a los tribunales cuando sus actuaciones sean contrarias a la legalidad. La Generalitat sigue con sus planes

Foto: El ministro de Exteriores, Josep Borrell, en la inauguración de la XIX Edición del Foro Iberoamérica, este 9 de noviembre en Madrid. (EFE)
El ministro de Exteriores, Josep Borrell, en la inauguración de la XIX Edición del Foro Iberoamérica, este 9 de noviembre en Madrid. (EFE)

El Gobierno volverá a acudir a los tribunales si la Generalitat abre seis nuevas 'embajadas' de Cataluña en distintos puntos de Europa y contraviene la ley. El Ministerio de Exteriores sigue de cerca la actividad exterior del Govern y considera que su pretensión de inaugurar más delegaciones es "lesiva" para los intereses del Estado y no es más que un intento de promocionar el independentismo y acusar a España de falta de democracia.

El departamento que dirige Josep Borrell habló este jueves a través de un informe, en el que se mostraba contrario a la apertura de seis nuevas oficinas de la Generalitat en el extranjero, y hoy viernes se pronunció él mismo a su llegada a la XIX Edición del Foro Iberoamérica en Madrid.

"La ley establece que el Gobierno, a través de los ministerios de Exteriores, Hacienda y Política Territorial, debe emitir un informe que es obligatorio, pero no vinculante [...], y la opinión expresada es que el ministerio entiende que estas seis nuevas 'embajadas' no se corresponden con la estrategia de la política exterior del Estado". "En el pasado, esas delegaciones se han utilizado fundamentalmente para potenciar el 'procés' y desacreditar a España. No podemos aplaudir, pero tampoco aplaudir", sostuvo.

Exteriores sostiene que estas 'embajadas' son "instrumentos al servicio del 'procés", pero no puede impedir que la Generalitat actúe y siga adelante


En otras palabras, el Ejecutivo no puede prohibir la inauguración de esas oficinas. Puede emitir y ha emitido un informe desfavorable porque "en la práctica" esas 'embajadas' son "instrumentos al servicio del proceso independentista", pero no puede impedir que la Generalitat actúe. El informe, reiteró en varias ocasiones Borrell en sus declaraciones a los periodistas, es "preceptivo, pero no vinculante", de forma que el Govern "puede no hacerle caso". "Y ya sabemos que no le va a hacer caso. Va a seguir adelante". Así que el Gobierno "solo podrá acudir a los tribunales cuando las actuaciones que se desarrollen desde allí", desde las delegaciones catalanas en el exterior, "sean contrarias a la ley".

"Objetivo claro y manifiesto"

El ministerio ya explicó este 8 de noviembre en un comunicado que fue el pasado 17 de octubre cuando conoció los seis proyectos de decreto de la Generalitat para el establecimiento de seis oficinas fuera de España. En concreto, se trataría de despachos en Europa Central (Viena), Países Bálticos (Tallin), Balcanes (Zagreb), Portugal (Lisboa), Países Nórdicos (Estocolmo) y Mediterráneo (Beirut).

El Govern quiere abrir oficinas en Viena, Países Bálticos (Tallin), Balcanes (Zagreb), Lisboa, Países Nórdicos (Estocolmo) y Mediterráneo (Beirut)

El informe de Exteriores era "desfavorable" a la pretensión del Govern por su "objetivo claro y manifiesto, declarado de modo reiterado" por el Govern de utilizar esas embajadas para propagar intereses contrarios a la política internacional de España. Sin embargo, corresponde al departamento que tutela Borrell, según lo dispuesto en el artículo 12 de la Ley 2/2014, de 25 de marzo, de Acción Exterior, el dirigir la política exterior del país y velar por el principio de unidad de acción en el extranjero.

El pasado 25 de septiembre la Abogacía del Estado interpuso, en nombre de Exteriores, un recurso contencioso-administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña contra el decreto 126/2018, de 26 de junio, de la Generalitat. Disposición que establecía la reapertura de las 'embajadas' catalanas en el Reino Unido, Alemania, Estados Unidos, Italia, Suiza y Francia.

El rey Felipe VI, el ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell; la secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan (2i), y la alcaldesa de Madrid Manuela Carmena (i), durante la cena de bienvenida de la XIX Asamblea Anual del Foro Iberoamérica, este 8 de noviembre en la capital. (EFE)
El rey Felipe VI, el ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell; la secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan (2i), y la alcaldesa de Madrid Manuela Carmena (i), durante la cena de bienvenida de la XIX Asamblea Anual del Foro Iberoamérica, este 8 de noviembre en la capital. (EFE)

En aquel caso, la impugnación del departamento de Borrell se debía a que el Govern no cumplió con su obligación de informar al Ejecutivo central de su intención de abrir esas delegaciones en el extranjero. La Generalitat comunicó a Exteriores la creación de esas delegaciones con solo 24 horas de antelación, con lo que el Gabinete de Pedro Sánchez no tuvo oportunidad de emitir su dictamen. Implica a tres ministerios porque Exteriores ha de informar sobre el principio de unidad de acción; Hacienda de expresar su opinión sobre la eficiencia en la gestión de los recursos públicos, y Política Territorial, hacerlo sobre la perspectiva de la adecuación al orden competencial.

Borrell se opone a las nuevas 'embajadas' catalanas e irá a la Justicia si burlan la ley

Hacía "caso omiso"

En aquel momento, la Generalitat se escudó en que no se trataba de levantar ninguna nueva delegación, sino de reabrir las que se habían clausurado en virtud de la aplicación del artículo 155. Exteriores explicó que en esos procesos de creación de 'embajadas' después de la entrada en vigor de la ley de 2014 tampoco se cumplieron los trámites legales, por lo que el Gobierno de Mariano Rajoy interpuso los recursos, y estos fueron archivados por el TSJC al considerar que no tenía sentido seguir adelante cuando las oficinas habían sido eliminadas tras la intervención de Cataluña.

Exteriores ya recurrió la reapertura de seis despachos porque el Govern no había avisado previamente y no hubo opción de hacer informe

Y como el Govern de Quim Torra restituyó a los delegados en cuatro de esas 'embajadas' (Reino Unido, Alemania, Suiza e Italia) y convocó los concursos para nombrar a los directores de las otras dos (Francia y EEUU), el Ejecutivo tuvo "clara la voluntad", por parte de la Generalitat, de "no cumplir con lo establecido" en la ley y de "hacer caso omiso a las reiteradas advertencias al respecto".

El 'conseller' de Acción Exterior, Ernest Maragall, el pasado 2 de noviembre en Barcelona. (EFE)
El 'conseller' de Acción Exterior, Ernest Maragall, el pasado 2 de noviembre en Barcelona. (EFE)

La diferencia con la situación actual es que en este caso el Govern sí avisó con tiempo al Gobierno socialista de sus intenciones, y que se trataba no de reapertura de delegaciones, sino de creación de las mismas. Pero el final del proceso será similar: los tribunales.

Por su parte, Ernest Maragall, el conseller de Acción Exterior, ha declarado este viernes que las delegaciones se "adecúan a la ley" y que la posición del Ministerio de Asuntos Exteriores no es vinculante. "Es un artículo de opinión, panfleto y literatura de opinión. Nosotros seguiremos adelante. Estamos haciendo bien las cosas, respetando la ley, y sobre todo estamos sirviendo a nuestra responsabilidad como Govern", ha declarado Maragall.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
27 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios