datos por comunidades autónomas

El 'otro' CIS: vuelco en Madrid, Cs arrasa en Valencia y el PSOE, sin mayoría en Andalucía

Las muestras de Madrid, Andalucía, Valencia y Cataluña tienen unos errores muestrales aceptables, cuyos resultados son sorprendentes, según se desprende de los microdatos del CIS

Foto: Pedro Sánchez, en Oviedo, durante su primer acto público del PSOE como presidente del Gobierno. (EFE)
Pedro Sánchez, en Oviedo, durante su primer acto público del PSOE como presidente del Gobierno. (EFE)

El nuevo director del CIS, José Félix Tezanos, ha cumplido su promesa de publicar los datos del barómetro electoral por comunidades autónomas. Una cuestión de "transparencia", según defiende, aun remarcando que "el tamaño muestral de las comunidades autónomas es insuficiente para que los estimados que muestran las distribuciones alcancen significación estadística". En otras palabras, añade el instituto, "no hay suficientes casos [personas entrevistadas] para poder obtener conclusiones estadísticamente válidas". Con todo, las muestras de Madrid, Andalucía, Valencia y Cataluña tienen unos errores muestrales aceptables, de entre 4,5 y 6%, y resultados sorprendentes, como el vuelco electoral en Madrid, donde el PSOE sería primera fuerza de convocarse ahora elecciones generales y el PP cuarta, o el ascenso de Ciudadanos en Valencia, donde empata como primera fuerza con los socialistas.


En la Comunidad de Madrid, donde se realizaron 400 entrevistas, por lo que el error muestral es del 5%, se produce un vuelco con respecto a las últimas elecciones generales. El PP pasaría de ser la primera fuerza a situarse como cuarta, mientras que el PSOE sería la formación más votada, seguida de Ciudadanos y en tercer lugar de Podemos. Los socialistas doblarían en intención directa de voto a los populares, justo lo contrario de lo que ocurrió en los últimos comicios. Extrapolando estos datos a unas autonómicas, aun teniendo en cuenta los fuertes cambios en el comportamiento electoral de los votantes al tratarse de distintos comicios, los socialistas necesitarían el apoyo de Podemos para gobernar.

En la Comunidad Valenciana, se refleja un fuerte ascenso de Cs y en menor medida del PSOE. Ambas formaciones serían las más votadas


En la Comunidad Valenciana se refleja un fuerte ascenso de Ciudadanos y en menor medida del PSOE. Ambas formaciones serían las más votadas, con un empate técnico. El PP, que fue la formación más votada en esta comunidad autónoma en las generales de 2016, se situaría por detrás, aunque a solo medio punto, y Podemos, en coalición con Compromís, descendería de la segunda a la cuarta posición. El margen de error de la encuesta en la Comunidad Valenciana es algo superior, al realizarse 306 entrevistas, considerándose así el margen de error en torno a un 6%.

Susana Díaz, en las mismas

Andalucía es otra de las comunidades con la muestra más representativa y, por tanto, menor margen de error, siendo inferior al 4,5%. Los socialistas recuperarían su hegemonía en esta comunidad, robándole al PP la primera posición que obtuvo en las últimas elecciones generales. Con todo, estarían lejos de la mayoría absoluta. Sus votos sumarían menos que PP y Cs juntos. Si se quisiesen extraer conclusiones al nivel de unas elecciones autonómicas, Susana Díaz debería volver a pactar con Cs o con Adelante Andalucía, la marca de unidad popular liderada por Podemos e IU.


En Cataluña, en cambio, quien perdería la primera posición sería En Comú Podem, que se impuso tanto en las generales de diciembre de 2015 como en la repetición electoral de junio de 2016. ERC sería quien obtendría más apoyos, después de haber ocupado la segunda posición en los anteriores comicios generales, mientras que los 'comuns' serían ahora la tercera fuerza más votada, por detrás del PSC. La formación de Pablo Iglesias se resentiría por tanto en el arco mediterráneo y en las 'nacionalidades periféricas', uno de sus grandes graneros de votos en las últimas elecciones. La lista la completarían Ciudadanos, en cuarto lugar, seguido del PDeCAT y, a mucha distancia de los demás partidos, el PP. El margen de error en esta comunidad es de alrededor del 4,75%.

Representación de Vox

Otros datos llamativos de este CIS, aunque poco representativo debido a la escasez de la muestra, tienen que ver con la irrupción de la formación extraparlamentaria Vox. El partido de extrema derecha liderado por Santiago Abascal ha irrumpido por primera vez en el último barómetro del CIS con una estimación de voto del 1,4%. Por comunidades autónomas, su principal bastión sería Madrid, con un 3,5% en intención directa de voto, seguida de Murcia, donde obtendría un 4,7%. Sin embargo, la muestra de encuestados en la región murciana se reduce a 85 personas, con un consiguiente error muestral cercano al 11%.

Esta acumulación de datos es apropiada si la situación es relativamente estacionaria, es decir, si no existen cambios de tendencia importantes


Desde el CIS se defiende que la finalidad de esta publicación no es otra que cumplir "con el compromiso de transparencia", así como "permitir y facilitar a quienes lo deseen su acumulación en el tiempo, de forma que los tamaños muestrales de cada comunidad autónoma [número de entrevistas] alcancen mayor significación". Esta acumulación de datos es apropiada si la situación es relativamente estacionaria, es decir, si no existen cambios de tendencia importantes (en su dirección o intensidad) en el transcurso de los meses acumulados. Una acumulación de datos que, advierten, "es apropiada si la situación es relativamente estacionaria, es decir, si no existen cambios de tendencia importantes (en su dirección o intensidad) en el transcurso de los meses acumulados".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
40 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios