DEBATE EN EL CONGRESO

El PDeCAT retira la moción de diálogo con el Gobierno tras la negativa de ERC

Los republicanos se han negado a apoyar la moción presentada en el Congreso por el PDeCAT que instaba a Moncloa a abrir un proceso de diálogo con la Generalitat dentro del "ordenamiento jurídico"

Foto: Pedro Sánchez entra al hemiciclo del Congreso para la sesión de control al Gobierno de este 12 de septiembre. (EFE)
Pedro Sánchez entra al hemiciclo del Congreso para la sesión de control al Gobierno de este 12 de septiembre. (EFE)

El PDeCAT decidió retirar la moción presentada en el Congreso de los Diputados en el que instaba al Gobierno a abrir un proceso de diálogo con la Generalitat dentro del "ordenamiento jurídico" actual. Según informaron a EFE fuentes de la formación, el PDeCAT optó finalmente por retirar ese texto, después de que la abstención anunciada de ERC había puesto en peligro su aprobación mañana jueves en la Cámara Baja.

Los posconvergentes registraron la moción retirada ahora el pasado 28 de junio en la que instaban al Gobierno a abrir "un proceso de diálogo político con el Govern de Catalunya en el que todos pueden defender sus ideas, aspiraciones y proyectos libremente, sin imposiciones ni impedimentos". "Dicho proceso", escribía el PDeCAT, "debe aspirar a acordar los cauces legales y democráticos que permitan a la sociedad catalana determinar su futuro". Esa iniciativa entró en el orden del día del pleno de esta semana, y en concreto para su debate este miércoles, justo un día después de la celebración de la Diada.

El PSOE pactó entonces con el PDeCAT una enmienda a su redacción original. El texto es el mismo, pero se añadía la coletilla "en el marco del ordenamiento jurídico vigente". Los independentistas catalanes aceptaron la propuesta socialista, hasta esta tarde. Es decir, que la moción, ya modificada y ahora retirada, instaba al Gobierno de Sánchez a abrir un proceso de diálogo político con la Generalitat "sin imposiciones ni impedimientos", sí, pero dentro de la ley.

Una vez asumida por el PDeCAT, faltaba por conocer si ERC también se sumaría al consenso. Su portavoz, Joan Tardà, expresaba sus dudas, que al final se convirtieron en realidad, por las palabras en la tribuna del representante socialista, Pepe Zaragoza, que volvió a dejar clara la postura de su partido: no cabe un referéndum de autodeterminación.

Campuzano pidió a Sánchez que tenga la misma "audacia" que tuvo Suárez cuando en 1977 permitió la vuelta de Tarradellas y de la Generalitat

Y es que ese es el obstáculo que siempre aparece en las conversaciones del Gobierno con la Generalitat. Carles Campuzano, el portavoz del PDeCAT, defendió una interpretación flexible del ordenamiento jurídico. Es decir, que en la Constitución actual, como apuntaron en su momento juristas como Javier Pérez Royo o el fallecido expresidente del Consejo de Estado Francisco Rubio Llorente, sí permite una consulta de autodeterminación. Por eso los separatistas piden al PSOE la "misma audacia", el mismo "coraje" que tuvo el presidente Adolfo Suárez en 1977, cuando permitió restaurar la Generalitat con el marco entonces vigente, que eran las leyes del Movimiento, y permitió el regreso de Josep Tarradellas desde el exilio.

"Lejos de una solución"

Campuzano, no obstante, sí valoró el diálogo entre los dos gobiernos "sin imposición ni impedimento", que habría de permitir a los catalanes "determinar su futuro". La moción, aunque tenía "valor político", no implicaba que el camino fuera sencillo.

El socialista Zaragoza recordaba a los separatistas que no hay excusas para no hablar. Se puede dialogar de todo, "menos de la independencia"

Desde la tribuna le respondió el socialista José Zaragoza, quien admitió que su partido es consciente de que hay un conflicto político que en siete años de Gobierno del PP se enquistó. "Y a los independentistas les ha venido bien que Rajoy no dialogase. Solo les interesa hablar de autodeterminación. Contra Rajoy vivían mejor". Pero ahora "ya no tienen excusa" porque al frente del país está un Ejecutivo, el de Pedro Sánchez, que no rehúye de negociar y conversar. Ahora bien, "no puede haber diálogo sin respeto a la legalidad", y "se puede hablar de todo menos de la independencia".

Zaragoza sostuvo que siete años de tensión no pueden superarse en tres meses, pero la apertura del diálogo sí permite avanzar hacia una salida, y de hecho los acercamientos ya se han producido, en todos los niveles, incluso entre el 'president', Quim Torra, y el propio Sánchez. El diputado criticó al PP por "copiar a Aznar y su estrategia de la crispación" y a Ciudadanos por "decidir que su campo de batalla es Cataluña". "A la derecha española le interesa poco España y mucho las elecciones", subrayó.

En el no, PP y Cs

Tanto el PNV como Unidos Podemos manifestaron su apoyo a la moción. "Debe haber política y una solución dialogada. Del diálogo y la política podremos esperar algo, de la judicialización y la represión, solo la prolongación del conflicto y más sufrimiento innecesario", dijo el peneuvista Mikel Legarda. La aprobación del texto sería la "mejor respuesta" a las manifestaciones de la Diada de ayer, abundó Joan Mena, de En Comú Podem.

El PDeCAT explica que retira el texto porque se rompió el "hilo de confianza con el PSOE". "No estamos para blanquear a nadie", dice Nogueras

En el flanco del no, se situaron PP y Ciudadanos. Para los populares, en palabras de Jordi Roca Mas, solo ha habido en estas cuatro décadas de democracia un "monólogo" de los nacionalistas, mientras que para Ciudadanos el diálogo, tal y como lo concibe el PDeCAT, parte de condiciones "imposibles", como la libertad de los dirigentes presos y un referéndum de autodeterminación.

Al final, la moción no llegará a votarse. Según explicó la número dos del PDeCAT, la diputada nacional Míriam Nogueras, la retirada de su texto se explica por la ruptura del "hilo de confianza" con el PSOE, porque había votado junto al PP una moción en defensa de la unidad de España y que exige al Ejecutivo que se impida el uso de fondos públicos para celebrar referendos de secesión, informa EFE. "Hemos tomado esta decisión porque el PSOE nos ha intentado colar un gol", añadió la parlamentaria desde Barcelona, que acusó a los socialistas de estar "jugando" con el diálogo. "No estamos aquí para blanquear a nadie", acabó.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios