defiende la absoluta autonomía de la fiscalía

La fiscal general avisa sobre Cataluña: "No puede haber excepciones a la ley"

Segarra ha señalado que desde 2017 se asiste en Cataluña a un desbordamiento del orden constitucional y estaturario que está impidiendo el cumplimiento de las resoluciones judiciales

Foto: La fiscal general del Estado, María José Segarra. (EFE)
La fiscal general del Estado, María José Segarra. (EFE)

La fiscal general del Estado, María José Segarra, se ha estrenado este año con su primer discurso en la apertura del año judicial sin que hayan faltado las referencias a Cataluña. En un tono muy moderado la jefa de la Fiscalía ha hecho referencia a la igualdad ante la ley que se exige a todos sin excepción. El insigne juez británico Denning, parasafreseando a Thomas Fuller, señaló que: "'No importa cuán elevado estés, la ley siempre estará por encima'. No puede haber excepciones a este regla, porque lo contrario supone la quiebra misma de la propia democracia".

Segarra ha señalado que desde 2017, hace ahora justo un año, se asiste en Cataluña a un desbordamiento del orden constitucional y estaturario que está impidiendo el cumplimiento de las resoluciones administrativas y judiciales. Como no podía ser de otro modo -ha dicho- esta actuación se encontró con la firme actuación de las instituciones y también de la Fiscalía, entonces bajo la dirección del fallecido José Manuel Maza.

Solo con la ley se pueden superar las tensiones, ha defendido y destacado que España cuenta con un sistema judicial fuerte y una Fiscalía "absoluta autononía y solamente al servivio del principio de legalidad", ha puesto de manifiesto, despejando de este modo cualquier duda sobre la capacidad del Ejecutivo de influir en las decisiones que tendrá que tomar el Ministerio Público en la causa sobre el procés.

También ha tenido palabras de apoyo para aquellos que ejercen su labor en Cataluña y ha dicho que será "especialmente firme frente a cualquier intento de condicionar, personal o profesionalmente, a quienes ejercen sus funciones" en esa comunidad. "A todos quiero mostrar un apoyo absolutamente inequívoco", ha asegurado.

La fiscal general y el presidente del Supremo y el CGPJ han pronunciado sus discursos en presencia del Rey Felipe VI, que ha presidido el acto Solemne de Apertura del Año Judicial en la sede del alto tribunal. El tradicional encuentro institucional del monarca con el Poder Judicial vuelve a estar marcado por la situación política en Cataluña a menos de un mes de cumplirse un año referéndum ilegal separatista del 1 de octubre de 2017. Se trata además del primer acto de apertura del Gobierno de Pedro Sánchez tras la moción de censura contra Mariano Rajoy.

El acto se celebra en la víspera de la celebración de la Diada (día de Cataluña). Coincide también con los trámites previos al juicio que se celebrará dentro de unos meses en el propio Supremo contra los miembros del exgovern de Carles Puigdemont -que continúa huido de la Justicia- por el denominado 'procés' independentista en Cataluña. A la ceremonia, la última que presidirá Carlos Lesmes - cuyo mandato al frente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) finaliza el próximo mes de diciembre -asisten el vicepresidente y los magistrados del Tribunal Supremo, así como los fiscales, abogados del Estado y letrados de la Administración de Justicia de dicho órgano; los vocales del CGPJ; la ministra de Justicia, Dolores Delgado; y el presidente del Tribunal Constitucional, Juan José González Rivas.

Cataluña, eje central del discurso de Lesmes

Como no podría de otro modo, también el problema catalán ha copado el discurso del presidente del Supremo Carlos Lesmes. Más contundente, ha hecho referencia a la división social y alertado de los riesgos de "los movimientos populistas y los planteamientos identitarios excluyentes" para la existencia del Estado constitucional. "La desobediencia a la Constitución es la máxima expresión de la arbitrariedad", ha avisado.

"Es uno de los momentos más delicados de la historia reciente", ha advertido, criticando -en clara referencia a la demanda civil contra el juez Pablo Llanera- los intentos para erosionar la legitimidad del poder judicial mediante acciones que exceden "con mucho" la libertad de expresión o el derecho de defensa. "La democracia no existe sin reglas ni puede construir sobre andamiajes que dividen a la sociedad", ha recalcado.

Sobre la Constitución, ha asegurado que cuando resulta "golpeada" no puede renunciarse a defenderla. En este sentido, ha señalado que la Carta Magna es la "expresión democrática del poder político" y "permeable" a las transformaciones políticas y sociales. No obstante, ha explicado que no puede ser entendida como "políticamente neutra, pues preserva la convivencia democrática a través de un determinado modelo, querido y definido por el pueblo español, como poder constituyente".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios