nuevo presidente del pp

Las claves del pensamiento de Pablo Casado para dar una vuelta de tuerca a la derecha

Las banderas más conservadoras e identitarias han sido enarboladas por el nuevo presidente del PP desde el primer día de campaña del congreso de los populares

Foto: Pablo Casado tras ser elegido nuevo presidente del PP en sustitución de Mariano Rajoy. (EFE)
Pablo Casado tras ser elegido nuevo presidente del PP en sustitución de Mariano Rajoy. (EFE)

En clave netamente ideológica, la victoria de Pablo Casado en el congreso del PP frente a Soraya Sáenz de Santamaría se ha interpretado como una vuelta de tuerca hacia la derecha y la estrategia del populismo identitario. Las banderas más conservadoras han sido enarboladas por Casado desde el primer día de campaña, lo que ya adelantó cuando dijo presentarse con la finalidad de frenar la fuga de votos no solo hacia Ciudadanos, sino también hacia Vox, la formación extraparlamentaria liderada por Santiago Abascal.

El apoyo explícito que obtuvo de sectores minoritarios de la sociedad civil de marcado perfil extremista, como Hazte Oír, así como de los ultraliberales Club de los Viernes, han contribuido a reforzar esta imagen de Casado, como una vuelta a la estrategia de hacer una oposición sin cuartel a los socialistas con el fondo de las manifestaciones en la plaza de Colón. El dirigente de Podemos, Pablo Echenique, se apresuró a situar al nuevo PP presidido por Casado en la "extrema derecha". Aunque las campañas para unas primarias no suelen coincidir con las campañas para unas elecciones, estas son las principales banderas que enarboló durante los últimos días a modo de resumen de su pensamiento.

Aborto

El aborto "no es un derecho". El nuevo presidente del PP es partidario volver a la ley de interrupción del embarazo de 1985. Lo defendió durante los primeros días de campaña y se ganó así el apoyo público —incluidos soportes de publicidad pidiendo el voto para él— de la plataforma fundamentalista Hazte Oír. En su discurso durante el congreso, previo a las votaciones, defendió que el PP tenía que ser "el partido de la vida y la familia", tratando de resignificar estos términos afirmando que no son "ni de derechas ni de izquierdas".

Eutanasia

En la misma línea de defensa de la vida y la familia, Casado arremetió contra la ley de Eutanasia que promoverán los socialistas por "innecesaria e injusta". Los discursos parecen pedir a voces una vuelta a llenar la plaza de Colón de banderas de España y proclamas en contra del derecho al aborto o la muerte digna.

"Ideología de género"

Uno de los conceptos más repetidos por el presidente de los populares para arremeter contra el movimiento feminista. Hay que combatir la "ideología de género", ha repetido durante la campaña. Afirmaciones sobre las que incluso llegó a opinar el expresidente socialista José Luis Rodríguez Zapatero, señalando que estas "proclamas no tienen nada que ver con la gran mayoría de la sociedad española y los valores de la sociedad española", añadiendo que la igualdad entre hombres y mujeres es "una conquista irrenunciable" que siempre hay que defender.

Pablo Casado celebra su victoria. (EFE)
Pablo Casado celebra su victoria. (EFE)

Memoria histórica

"No gastaría un euro en desenterrar a Franco y volver a enterrarlo". En un desayuno informativo de Nueva Economía Fórum, Casado apeló a la "concordia y la generosidad" de todos en esta cuestión de la memoria histórica porque, de lo contrario, el país corre el riesgo de "acabar convertido en una estatua de sal" por mirar al pasado. A su juicio, en este tema Pedro Sánchez está "siguiendo la agenda de Zapatero" y plantea medidas "incendiarias" solo para conseguir un "rédito electoral". Además, indicó que no va aceptar lecciones de nadie en este sentido ni desde una perspectiva personal, como nieto de represaliado, ni como miembro del PP sobre lo que es un "partido democrático".

Bajar impuestos

Una "revolución fiscal" que rompe de raíz con la línea seguida por Rajoy. El mantra es resume en "bajar impuestos", tanto los de patrimonio y sucesiones, como sobre la renta. También ha llegado a proponer un drástico recorte del tipo impositivo del impuesto de sociedades, situándolo en uno de los más bajos de toda la Unión Europea: el 10%.

Unidad de España

Firmeza frente al secesionismo y, sobre todo, "parar a Torra". La unidad de España ha sido un eje vertebrador no solo del discurso de Casado, sino también de su competidora Soraya Sáenz de Santamaría. Para el ganador, el PP debe liderar el país de "los balcones y las banderas", por lo que también ha garantizado que no va a dejar "solos" a los catalanes no independentistas. "Este PP os necesita, no estáis solos", exclamaba durante el discurso ante el congreso extraordinario del PP, tras dirigirse directamente al líder del partido en Cataluña, Xavier García Albiol, uno de los que le apoyan, y decir que el PP catalán es "esencial" para el proyecto nacional que él reivindica.

Terrorismo

"Somos el partido de las víctimas del terrorismo de las nuestras y de las demás", defendía Casado. Ya en la primera jornada del congreso, la plataforma Dignidad y Justicia intervenía a última hora para apoyar a Casado: "Las víctimas del terrorismo queremos, necesitamos unidad en España, contra ETA, contra el separatismo catalán, contra los defensores de las dictaduras como las comunistas de Cuba o Venezuela y tantos otros países. "Y se preguntarán porqué no apoyamos a Soraya Sáenz de Santamaría; no la apoyamos porque defiende el continuismo de Rajoy, defiende la vida contemplativa y la inacción; no es persona de valores, no demostró estar a la altura cuando en 2013 y 2014 no hizo absolutamente nada para evitar la excarcelación masiva de más de 100 terroristas de ETA, al derogarse la doctrina Parot (con la complicidad del actual ministro de Interior)".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
20 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios