Es noticia
Menú
Corrupción en los negocios y organización criminal: así se castiga amañar partidos
  1. España
operaciones pizarro y cortés

Corrupción en los negocios y organización criminal: así se castiga amañar partidos

Los futbolistas involucrados en la trama habrían pedido 5.000 o 6.000 euros cada uno por dejarse meter los goles acordados, lo que podría acarrear una pena de hasta diez años de prisión

Foto: Un árbitro muestra una tarjeta roja
Un árbitro muestra una tarjeta roja

La Policía Nacional investiga el posible amaño de un partido amistoso entre el Real Betis y el Écija Balompié. De confirmarse las pesquisas, habría sido ejecutado a través de algunos jugadores del club astigitano y de la trama organizada que investiga la Policía en el marco de las operaciones Pizarro y Cortés, que salpican a decenas de partidos de Segunda, Segunda B y Tercera División masculina, así como de Primera femenina.

"Tras realizar un análisis de los mercados de apuestas en el partido Betis-Écija, esta dirección informa de que se han detectado anomalías en algunos mercados de apuestas ofrecidos prepartido", concluyó el informe que La Liga entregó a la Policía. "Las apuestas sospechosas se habrían efectuado en los mercados de hándicap asiático y cantidad de goles y se habrían colocado durante las horas precedentes al comienzo del partido", añade la entidad.

¿A qué penas se enfrentarían los investigados?

El delito de corrupción en los negocios es relativamente nuevo, al menos tipificado como tal. Con la reforma del Código Penal llevada a cabo en 2015, que entró en vigor el julio de ese mismo año, se modificó el apartado dedicado a la corrupción entre particulares. Se incluyó una sección con la rúbrica ‘Delitos de corrupción en los negocios’, en cuyo apartado cuarto se especifica la situación de los deportistas y sus clubes.

Así pues, el Código Penal establece penas desde seis meses hasta cuatro años y multas de hasta el triple de la cantidad beneficiada para aquellos deportistas, directivos, empleados o colaboradores de una entidad deportiva que alteren de manera predeterminada y fraudulenta el resultado deportivo de una prueba que tenga relevancia económica o deportiva.

O en otras palabras, se considera delito penal participar de algún modo en el amaño de un evento que aparezca en el calendario oficial de una federación deportiva como competición oficial de la máxima categoría de la modalidad de deporte de la que se trate, o de un partido o competición en que la mayor parte de los participantes cobren por saltar al campo o reciban una retribución de cualquier tipo.

Los futbolistas del Écija Balompié involucrados en la trama habrían pedido 5.000 o 6.000 euros cada uno por dejarse meter los goles acordados


Los futbolistas involucrados en la trama habrían pedido 5.000 o 6.000 euros cada uno por dejarse meter los goles acordados, según una conversación intervenida entre José Manuel Vázquez, 'el ecijano', y Jon Andoni García, dos de las personas situadas en la cúspide de la organización. De esta manera, la hipotética sanción económica podría ascender hasta los 18.000 euros. Sin embargo las penas podrían ser mayores si, tras un juicio, estos deportistas fuesen declarados culpables. Además de un delito de corrupción en los negocios —la nueva corrupción entre particulares—, los jugadores del Écija podrían ser acusados, también, de pertenecer a una organización criminal.

En el caso de este delito, las penas de cárcel son más altas: para los fundadores u organizadores, de tres a seis años de prisión en términos generales, que podrían ampliarse hasta ocho para aquellos casos en los que la pertenencia a uno de estos grupos tuviese como finalidad la ejecución de delitos graves; y para quienes participen en ella o cooperen de alguna manera, de uno a tres años de cárcel de manera general y hasta de dos a cinco para quienes tengan como objetivo llevar a cabo delitos graves. Por tanto, de aplicarse la pena máxima, podrían ser condenados hasta a diez años de prisión y al pago de una multa tres veces superior al dinero que ganaron con la manipulación del resultado del partido disputado el 15 de noviembre en el Benito Villamarín.

La Policía Nacional investiga el posible amaño de un partido amistoso entre el Real Betis y el Écija Balompié. De confirmarse las pesquisas, habría sido ejecutado a través de algunos jugadores del club astigitano y de la trama organizada que investiga la Policía en el marco de las operaciones Pizarro y Cortés, que salpican a decenas de partidos de Segunda, Segunda B y Tercera División masculina, así como de Primera femenina.

Apuestas Real Betis
El redactor recomienda