Es noticia
Menú
La Policía investiga el amaño de un partido amistoso del Betis de esta temporada
  1. España
"me tocaré la cabeza hasta que me vea el portero"

La Policía investiga el amaño de un partido amistoso del Betis de esta temporada

Los agentes del Servicio de Control de Juegos también rastrean un Almería-Nàstic de Segunda y decenas de encuentros de Segunda B y Tercera manipulados para hacer apuestas en China

Foto: José Iván Moreno, uno de los cabecillas de la trama y exjugador del Guadalajara, donde coincidió con Jon Andoni García, el otro líder. (Policía Nacional)
José Iván Moreno, uno de los cabecillas de la trama y exjugador del Guadalajara, donde coincidió con Jon Andoni García, el otro líder. (Policía Nacional)

El Servicio de Control de Juegos de Azar de la Policía Nacional investiga el posible amaño de un partido amistoso entre el Real Betis Balompié y el Écija Balompié. Lo hace en el marco de las operaciones Pizarro y Cortés, que instruye el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Zafra (Badajoz). El encuentro se disputó el pasado 15 de noviembre en el estadio Benito Villamarín de Sevilla y lo ganó el club hispalense por cuatro goles a cero. La Liga de Fútbol Profesional (La Liga) apreció "movimientos sospechosos" en los mercados de apuestas asiáticos antes del pitido inicial y lo denunció a la Policía Nacional, como revela el sumario del caso, al que ha tenido acceso El Confidencial. Es la primera vez que estos agentes investigan un amaño para apuestas ilegales en un partido con un club de Primera División.

[Corrupción y organización criminal: así se castiga el amaño]

"Tras realizar un análisis de los mercados de apuestas en el partido Betis-Écija, esta dirección informa de que se han detectado anomalías en algunos mercados de apuestas ofrecidos prepartido", concluyó el informe que La Liga entregó a la Policía. "Las apuestas sospechosas se habrían efectuado en los mercados de hándicap asiático y cantidad de goles y se habrían colocado durante las horas precedentes al comienzo del partido", añadió la entidad, que destacó en concreto que "la gran cantidad de apuestas efectuadas sobre las selecciones en modalidad asiática propuestas para los locales han influido de forma determinante en el precio ofrecido por las casas", que es uno de los parámetros que los investigadores tienen en cuenta para considerar un encuentro como sospechoso de haber sido amañado.

Foto: Imagen de la primera operación Pizarro contra los amaños, el pasado febrero (EFE)

"Siendo un partido amistoso, en el que además las casas abren los mercados el mismo día por la mañana, llama la atención la gran cantidad de movimientos de cuotas producidos, que indican una gran afluencia de apuestas", añade La Liga, que concluye su informe asegurando que "es posible que se haya producido una manipulación del resultado del partido para conseguir una victoria local por tres o más goles y marcar entre los dos equipos la totalidad de cuatro o más goles". El entrenador del Betis, Quique Setién, pidió tener un partido ese día para que su equipo no estuviera más de dos semanas sin disputar ningún encuentro oficial.

El amaño, sin embargo, habría sido ejecutado —de confirmarse la investigación— a través de algunos jugadores del Écija y de la trama organizada que investiga la Policía en el marco de las operaciones Pizarro y Cortés, que salpican a decenas de partidos de Segunda, Segunda B y Tercera División masculina, así como de Primera femenina, presuntamente manipulados por la misma organización. Según entiende la Policía, la cúpula de la trama estaba en España y compraba a entrenadores, futbolistas y hasta árbitros para que estos amañaran el resultado del partido al tiempo que otros miembros del grupo apostaban grandes cantidades de dinero en el mercado asiático.

Los investigadores sitúan en la cúspide de la parte española de la organización a José Iván Moreno y a Jon Andoni García, que jugó en el Athletic Club entre 2003 y 2005. Ambos mantuvieron varias conversaciones telefónicas con José Manuel Vázquez, 'el Ecijano', que hacía de intermediario entre la cúpula de la trama y el Écija, el mismo 15 de noviembre de 2017. Vázquez, encargado de contactar directamente con los jugadores para negociar con ellos las condiciones de cada partido amañado y efectuar los pagos —según considera la Policía—, le explica a Moreno lo que les ha transmitido a sus compañeros de equipo de cara al encuentro con el Betis.

"Yo les he dicho que pueden marcar, pero que les tienen que marcar dos", admite el Ecijano. "Ellos pueden marcar los que quieran", subraya su interlocutor. "Vale; le he dicho que si no va el portero, que no se le vaya a ocurrir hacerlo él solo, que nos avise", remarca Vázquez antes de que Moreno confiese que lo importante es el guardameta. "Estando el portero, yo no tengo ningún problema, tigre", insiste. "Sí, sí, sí, yo también, pero bueno, que también esté el Panga, quillo, que pasa todo el juego por él, quillo", matiza el Ecijano en referencia a uno de los mejores jugadores del conjunto que representa antes de explicar incluso la metodología de actuación.

Foto: Los jugadores de la S.D. Huesca celebran en el balcón del ayuntamiento de la capital oscense el ascenso del equipo a la Primera División. (EFE)

"Me ha dicho que en el calentamiento se fijará y, pasados los cinco minutos, que me des el OK, me empezaré a tocar así como la cabeza hasta que me vea el portero", asegura que le explicó a uno de los jugadores involucrados. Se trata de la señal que validaba el plan, por la cual los futbolistas involucrados en la trama se daban por enterados de que la apuesta se había realizado y que se ponía en marcha lo previsto. Era el momento, en definitiva, de dejarse meter los goles acordados previamente. En otra llamada, esta vez entre Jon Andoni y el Ecijano, este último le comenta al primero que ya ha hablado con los jugadores de su equipo y que estos piden 5.000 o 6.000 euros para cada uno por dejarse meter los goles acordados, establecen cuál debe ser el resultado válido del partido contra el Betis y —al igual que en la conversación con Moreno— las señales que debe hacer Vázquez para comunicar al portero de su club que el plan está en marcha.

Los investigadores deberán determinar si este partido fue finalmente manipulado o no y si los que participaron en la trama para hacerlo recibieron el dinero, dado que en no pocas ocasiones los encuentros no culminaban en 'buen' puerto porque no alcanzaban el resultado previsto o porque había algún problema en el último momento. Este podría ser el caso del Betis-Écija, dado que parece claro, según indican las conversaciones intervenidas por la Policía y los movimientos en las apuestas detectados por La Liga, que había un intento previo de amañar el partido.

placeholder José Iván Moreno, a la izquierda, junto a Alejandro Gongiu. (Policía Nacional)
José Iván Moreno, a la izquierda, junto a Alejandro Gongiu. (Policía Nacional)

Sin embargo, esas mismas llamadas interceptadas entre Jon Andoni y Vázquez hacen ver que los chinos, que dirigían el mercado de apuestas de Asia, podrían haber dado alguna indicación al final. "Nada, que abortan", apunta el Ecijano en una conversación con el cabecilla de la trama minutos antes de que comience el amistoso. "Abortan porque nos piden...", trata de explicar Jon Andoni antes de ser interrumpido por Vázquez. "Yo no entiendo nada, te lo juro de verdad; pues que desde un principio digan esto, no cinco minutos antes", corta este último. "Escúchame, que yo no lo he llevado, tío", insiste el primero antes de detallar el problema, que básicamente parecía reducirse a una discrepancia en cuanto al dinero que debe ingresar cada uno.

Jorge Larena, exjugador del Atlético de Madrid

Además del Betis-Écija, la Policía también investiga decenas de partidos más, como el Almería-Nàstic, como ya adelantó El Confidencial. La Policía detuvo el pasado 15 de junio en el marco de la operación Cortés, la segunda parte de Pizarro, al central del Almería Jorge García Morcillo, por haber amañado presuntamente partidos disputados por su equipo y actuar de intermediario con otras plantillas dentro de una segunda organización liderada por el exjugador del Badajoz Emilio José Pérez Tejero, alias 'Pinto', acusado a su vez de corromper choques de Segunda B, Tercera División y Primera Femenina.

Según el sumario, La Liga decidió denunciar el Almería-Nàstic, que concluyó 1-1, "tras analizar la situación deportiva de ambos clubes y los mercados de apuestas relativos al encuentro", cuando se detectaron "algunas anomalías". "Posibles apuestas sospechosas se habrían efectuado en los mercados del 1X2, concretamente sobre la opción del empate, y se habrían producido durante las dos horas precedentes al comienzo del partido", explicó la institución deportiva española, que concluyó que, "debido a los incongruentes movimientos en los mercados, es posible que se haya producido una manipulación del partido para conseguir un empate".

Foto: Jorge Morcillo, el defensa detenido. (Cordon Press)

En esta segunda trama también estaría involucrado el que fuera futbolista del Atlético de Madrid Jorge Larena, que fichó por el conjunto rojiblanco en 2002 y lo abandonó en 2005 para incorporarse al Celta de Vigo. La pasada temporada jugó en el AEK Larnaca de Chipre, uno de los países más afectados por la lacra de los amaños para apuestas deportivas. No es casualidad que Jonan García también jugara en ese territorio en 2015, en las filas del Othellos Athienou FC. Justo después se retiró y comenzó a dedicarse a los amaños.

La Policía ha interceptado una conversación entre Larena y García Morcillo en la que ambos tratan sobre cómo conseguir saldar la deuda que mantienen con la trama después de que uno de los encuentros no haya salido según lo planeado. "Vale, son 12.000 y pico, ¿y?, todavía se deben 20.000 más; ¿qué vamos a hacer? Mandamos a alguien allí, le jodemos la boda o le amenazamos, es que yo no sé qué podemos hacer", asegura Larena en referencia a que Pinto no termina de abonar su parte.

El Servicio de Control de Juegos de Azar de la Policía Nacional investiga el posible amaño de un partido amistoso entre el Real Betis Balompié y el Écija Balompié. Lo hace en el marco de las operaciones Pizarro y Cortés, que instruye el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Zafra (Badajoz). El encuentro se disputó el pasado 15 de noviembre en el estadio Benito Villamarín de Sevilla y lo ganó el club hispalense por cuatro goles a cero. La Liga de Fútbol Profesional (La Liga) apreció "movimientos sospechosos" en los mercados de apuestas asiáticos antes del pitido inicial y lo denunció a la Policía Nacional, como revela el sumario del caso, al que ha tenido acceso El Confidencial. Es la primera vez que estos agentes investigan un amaño para apuestas ilegales en un partido con un club de Primera División.

Real Betis Policía Nacional
El redactor recomienda