acusados de encubrimiento

Los acompañantes de Puigdemont alegan que iba a entregarse en Bélgica

Abandonan la Audiencia Nacional sin que el magistrado les imponga medidas cautelares

Foto: Puigdemont posa en su residencia temporal de Berlín. (EFE)
Puigdemont posa en su residencia temporal de Berlín. (EFE)

Tres de las cuatro personas que acompañaban al expresidente catalán Carles Puigdemont cuando fue detenido en Alemania el pasado 26 de marzo han ofrecido este lunes su versión en la Audiencia Nacional. Ante el juez han sostenido que recogieron a Puigdemont para llevarlo a la Fiscalía belga una vez conocida la orden internacional de detención. No pretendian ampararle en ninguna huida, han asegurado.

Los dos agentes de los Mossos d'Esquadra, Xavier Goicoechea Fernández y Carlos de Pedro López, y el profesor de la Universidad de Barcelona Josep Lluís Alay han comparecido ante el juez de refuerzo del Juzgado Central de Instrucción número 6 Diego de Egea. El hombre de confianza del 'expresident', el empresario Josep María Matamala, no se ha presentado. Fuentes jurídicas confirman que no ha acudido dado que no se le ha podido hacer llegar la citación.


Los cuatro acusados viajaban en el coche, en el que el expresidente de la Generalitat pretendía llegar desde Finlandia hasta Bélgica después de que el juez Pablo Llarena reactivara la orden europea de detención. El vehículo fue localizado en Alemania donde se detuvo a Puigdemont. Su abogado, Jaume Alonso Cuevillas, que representa a Alay, ha defendido a su salida que la cuestión no tiene "relevancia penal". Pese a que los acusados han abandonado la Audiencia Nacional sin que el magistrado les haya impuesto medidas cautelares, continúan imputados.

Carles Puigdemont y sus acompañantes iniaciaron un viaje rocambolesco después de que el Supremo activara las euroordenes. La decisión le pilló en Finlandia, donde se habia desplazado desde Bélgica para dar una conferencia. Realizó todo el trayecto para escapar de este país por carretera, en parte con la Renault Espace que utilizaba habitualmente su equipo en sus desplazamientos por Bélgica y en parte en otra furgoneta. Querían sortear posible controles policiales y optaron por evitar el avión.

Según adelantó El Confidencal, este larguísimo trayecto que finalizó con su detención en Alemania fue aún más alocado de lo que pareció en un inicio ya que el 'expresident' y sus acompañantes se decantaron por evitar el ferry para llegar de Helsinki a Estocolmo pese al coste de sumar 1.000 kilómetros extra a su escapada por carretera. Atravesaron la Laponia finlandesa únicamente para sortear el riesgo de que fuera identificado en el barco, informan a El Confidencial fuentes de la investigación.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
21 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios