comienzan las declaraciones en el juzgado 51

Imputada otra profesora del máster de Cifuentes por aprobar a falsos alumnos

La jueza cambia la situación procesal de Alicia López de los Mozos, que destapó el caso Cifuentes, de testigo a investigada

Foto:

La titular del Juzgado número 51 de Madrid, Carmen Rodríguez-Medel, ha decidido este jueves modificar de testigo a investigada la situación procesal de la profesora de la Universidad Rey Juan Carlos Alicia López de los Mozos, que ha comparecido ante la magistrada en el marco de la investigación que esta sigue por la supuesta falsificación de notas de la expresidenta de la Comunidad de Madrid Cristina Cifuentes en el máster de Derecho Público del centro, así como del acta que la exjefa del Ejecutivo regional exhibió en la Asamblea autonómica para demostrar que estaba en posesión del título de manera legítima.

En concreto, López de los Mozos ha sido imputada por el delito de prevaricación administrativa por, según fuentes jurídicas, "avenirse a calificar a alumnos que no habían participado en el máster". La docente ya declaró ante la policía nacional y ante la comisión de investigación de la universidad que su firma había sido falsificada en el mencionado documento expuesto por Cifuentes en la Cámara regional. La docente, que ejerció como presidenta del supuesto tribunal que evaluó el trabajo fin de máster (TFM) de la dirigente del PP, aseguró en ambas instancias que ella nunca examinó a la alumna y que alguien falsificó su firma para simular que el título había sido conseguido de forma regular.

La profesora explicó entonces que su firma fue fabricada el pasado 21 de marzo, el mismo día que saltó el escándalo y seis años después de que se celebrara supuestamente aquel examen que pretendía reconstruir el acta, el 2 de julio de 2012. López de los Mozos, por lo tanto, desveló la manipulación por primera vez el pasado 5 de abril ante los miembros de la comisión de investigación que abrió la Universidad Rey Juan Carlos, y por segunda, días después ante los agentes de la Policía Nacional nombrados por la Fiscalía para indagar lo ocurrido.

Tras esta última declaración, el ministerio público derivó toda la documentación al Juzgado 51 de Madrid, que había abierto diligencias después de la denuncia de un grupo de estudiantes y de la catedrática de la Universidad de Salamanca Ángela Figueruelo, cuya rúbrica también fue supuestamente falsificada en las actas de convalidación del máster de Cifuentes.

López de los Mozos había acudido este jueves por la mañana al Juzgado 51 para declarar como testigo, pero la jueza Rodríguez-Medel decidió cambiar su situación procesal en el último momento y le tomó declaración como investigada, que era como había sido citada Cecilia Rosado, otra de las tres docentes que conformaban el supuesto tribunal de calificación del máster de la expresidenta de la Comunidad de Madrid. Rosado también ha declarado ante la magistrada. Ha sido la última de una retahíla de comparecientes entre quienes también estaba la tercera profesora en discordia, Clara Souto, que en principio ha mantenido su condición de testigo. Ni Souto ni Rosado habían declarado hasta el momento ni ante la comisión de investigación de la universidad ni ante la policía porque ambas alegaron que se encontraban de baja por la presión que estaban sufriendo como consecuencia de este asunto.

Además de Rosado y López de los Mozos, también ha comparecido como investigada Amelia Calonge, la funcionaria que supuestamente retocó las notas de Cifuentes, y como testigos la jefa de Inspección de la URJC y responsable de investigación interna del centro, Pilar Trinidad Núñez, y el encargado de la Unidad de Posgrado y Títulos Propios de la universidad, José Antonio Lobato.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios