"guerra de tesorerías", aseguran

Dos testigos confirman que Lapuerta quería el control de la caja B

El juez De la Mata retoma las declaraciones tras la reapertura de la causa por los papeles de Bárcenas

Foto: El extesorero del PP Álvaro Lapuerta. (EFE)
El extesorero del PP Álvaro Lapuerta. (EFE)

El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata ha retomado tras la Semana Santa la causa en la que investiga la presunta caja B del PP nacional, reabierta tras las revelaciones de Francisco Correa sobre irregularidades en las adjudicaciones. Ha tomado este martes declaración como testigos a dos imputados en causas de corrupción que han confirmado que el extesorero de la formación Álvaro Lapuerta trató de controlar el flujo de las adjudicaciones de obra a donantes del partido.

El exdelegado del Gobierno en Ceuta Vicente Moro, uno de los hombres fuertes de Ignacio González, ha asegurado, según fuentes presentes en la declaración, que Lapuerta le dijo a Ignacio González que "las adjudicaciones las centralizaba el PP nacional". También ha revelado que trabajó para Constructora Hispánica y ha confirmado la relación estrecha que su presidente, Alfonso García Pozuelo, tenía con Bárcenas y Lapuerta.

Luis Bárcenas. (EFE)
Luis Bárcenas. (EFE)

Las intenciones del jefe de Bárcenas de atraer el control de la contratación pública a su terreno provocaron una "guerra de tesorerías" entre el PP nacional y el madrileño, sobre todo a partir de 2004, tras el triunfo socialista en las elecciones presidenciales. Según la versión de Moro, Lapuerta viró su estrategia para tratar de meter baza en las comunidades autónomas y compensar de ese modo la falta de dominio en todo el territorio.

Moro, que ha dicho que ya se ha distanciado de Ignacio González, se ha referido a su etapa en Constructora Hispánica donde —ha dicho— había rumores de que el dinero negro que su expresidente Alfonso García Pozuelo sacaba de sus negocios acababa destinado a la hucha opaca del PP. El empresario solía contratar a dirigentes jóvenes del PP, ha agregado.

Por su parte, el exalcalde de Majadahonda Guillermo Ortega ha implicado también a Lapuerta —apartado de la investigación a consecuencia de su demencia sobrevenida— y ha asegurado que le presionó para que adjudicara en Majadahonda a las empresas Licuas y Coarsa, empresas del donante del PP Joaquín Molpeceres. Sus palabras fueron, según la declaración prestada, que era una empresa "amiga" a la que convenía tratar bien.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios