González pagaba 3.000 € al mes a Manos Limpias para "arreglar lo del ático"
  1. España
según una testigo

González pagaba 3.000 € al mes a Manos Limpias para "arreglar lo del ático"

La mujer de uno de los acusados por actuar como testaferro del presunto cabecilla hizo anotaciones de las actividades de su esposo

Foto: El expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González. (EFE)
El expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González. (EFE)

El expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González pagó 3.000 euros al mes a Manos Limpias durante un tiempo para mejorar sus posibilidades en la causa en la que se investiga la propiedad de su ático de lujo en Estepona, según desvelan las anotaciones efectuadas por una testigo en el marco del caso Lezo. La mujer de uno de sus principales testaferros, Vicente Moro, tomó notas que fueron incautadas en los registros y entre ellas apuntó estas entregas en efectivo a la asociación que presidía Miguel Bernad y que ahora es el centro de una investigación en la Audiencia Nacional junto a Ausbanc.

Los apuntes destacan que acompañó en distintas ocasiones a su marido, imputado por manejar dinero de González y encargarse del cobro de comisiones y el pago de sobornos, a la sede de Manos Limpias en el paseo de Rosales de Madrid para que le entregara el dinero en un sobre. La cantidad iba siempre repartida en seis billetes de 500 euros. "Le esperaba al cabo de una hora en el aparcamiento y volvíamos al centro de Madrid. Durante el trayecto yo contaba los billetes y él me decía que se lo había dado Ignacio González para arreglar lo del piso de Marbella", consta en las anotaciones incautadas.

Foto: Ignacio González, Luis Vicente Moro, Edmundo Rodríguez, Diego García Arias y Ramón Navarro.

Carmen Velasco, casada con el excargo del PP en la etapa de Aznar, con el que tiene cuatro hijos, anotó otros muchos datos que ahora incriminan a su esposo y que desmintió en declaraciones posteriores ante la Guardia Civil. Explicó entonces que actuó por despecho, ya que en el momento en que tomó estos apuntes se encontraba en pleno proceso de divorcio, aunque luego ambos volvieron a convivir y aparcaron la idea de la separación.

A pesar de que trató de restar importancia a estas revelaciones, en el caso del pago a Manos Limpias prefirió no contestar. Sí lo hizo respecto a otras cuestiones y destacó que todas las anotaciones eran "mentira" y estaban pensadas para sacarle dinero a su marido. Por ejemplo, descartó que la caja de seguridad que la Guardia Civil abrió el pasado verano en busca de fondos irregulares propiedad de González se empleara para guardar efectivo.

Según su versión, en el año 2015 decidió abrir la caja de seguridad en el Banco Popular para guardar cosas personales como sortijas y dos relojes de su marido, pero no había dinero. A raíz del registro en su domicilio, fue a la caja de seguridad y sacó sus cosas personales para llevarlas a su casa. Cuando los agentes intervinieron la caja la encontraron vacía. Entre las notas de la esposa se encontró esta anotación: "Lo que tiene en la caja fuerte: 64.000 euros".

Foto: Ignacio González sale de los juzgados de Estepona tras declarar como investigado el pasado abril en el caso ático. (EFE)

También apuntó que Moro tenía "cuentas opacas y dinero negro en el extranjero" y que vendió acciones de una de sus hijas y dos de sus nietos por valor de 7.678 euros para quedarse con el dinero. Desmintió ambas afirmaciones en su declaración como testigo. En otra de las anotaciones, se podía leer que su esposo "había hecho una declaración jurada" en la que aseguraba que no tenía ningún dinero oculto por "ese negocio (supuesto negocio) de Panamá". "Conexión con aguas del Canal", añadía.

La Fiscalía Anticorrupción pidió la apertura de la caja de seguridad al considerar que contaba con "sólidos indicios" de que Moro pudo actuar en nombre de Ignacio González en la petición de comisiones y posterior recepción de las mismas, por la compra por Canal Extensia e Inassa de la sociedad brasileña Emissao. Los indicios apuntan también a que "puede estar velando la participación de Ignacio González en millonarias inversiones realizadas en Sudamérica".

Las declaraciones realizadas por Edmundo Rodríguez Sobrino y Pablo González han permitido conocer que recibió comisiones millonarias por la venta e incluso solicitó a Edmundo Rodríguez que guardase el dinero que tenía que recibir Ignacio González por dicha compra, concertada ilícitamente. En el registro realizado en su domicilio se localizaron diversos sobres de distintas administraciones públicas, algunos con dinero en efectivo y otros que lo habían albergado. Las anotaciones realizadas en cada sobre y la existencia de un importante número de billetes de 500 euros revelan que presuntamente dicho dinero estaba destinado al pago de comisiones.

Ignacio González Manos Limpias Marbella Audiencia Nacional
El redactor recomienda