EL DOCTOR MIRAS, ACUSADO DE DEFRAUDAR 295.000 euros

Dinero b en el quirófano: Hacienda acusa al cirujano que cobraba a través de su asistenta

La fiscalía y Hacienda acusan al prestigioso cirujano Manuel Miras de cobrar las operaciones en cuentas de familiares. El médico se enfrenta a una petición de un año de cárcel

Foto: El doctor Manuel Miras Estacio, en una entrevista en Antena 3. (YouTube)
El doctor Manuel Miras Estacio, en una entrevista en Antena 3. (YouTube)

Manuel Miras Estacio, prestigioso cirujano gástrico, uno de los reyes de las reducciones de estómago de Madrid, tiene un pequeño problema en los tribunales. Está acusado de un delito fiscal por no declarar operaciones realizadas en clínicas privadas. Para ello utilizó una sociedad (algo relativamente frecuente) pero también llegó a pedir a los pacientes que ingresaran el dinero de las intervenciones en cuentas de "su suegra, una sobrina de su mujer e incluso la empleada de hogar", según documentación en poder de este diario. Está acusado de defraudar 295.859 euros en 2009 y Hacienda pide para él un año de cárcel. Sí consiguió que se declarara prescrito el ejercicio 2008, lo que le libraría de ir a prisión incluso si fuese condenado.

Miras es un prestigioso cirujano que opera, entre otras, en la clínica Quirón de Madrid. Licenciado en Medicina en 1969, la web de la Clínica Quirón lo presenta como "cirujano bariátrico de amplia trayectoria y experiencia" y autor de la tesis doctoral 'Cirugía laparoscopica en el cáncer de colon. Estudio de 385 casos". Es experto en tratamiento de hemorroides, obesidad, cáncer colorrectal... Son especialidades muy demandadas en la sanidad privada, especialmente por las listas de espera de la pública. Ha acudido como experto a programas de televisión como 'Espejo Público' y es un habitual de las revistas del sector médico. No ha contestado a los mensajes de este diario para obtener su versión.

Hacienda ha emprendido exitosas campañas contra médicos, un sector donde se mueve cantidad de dinero en b. Algunos se acogieron a la amnistía fiscal. En noviembre de 2012, los dueños de la clínica FIV Center de Madrid afloraron en este procedimiento “6.670.000 euros de rentas ocultas en forma de efectivo y otras 580.260,30 euros en una cuenta bancaria en Suiza propiedad conjunta del matrimonio”, según recoge una sentencia posterior. José Luis Caballero es ginecólogo y fundador de la clínica de reproducción asistida FIV Center, con dos centros en Madrid.

Hacienda incorpora el testimonio de pacientes

Pese a que el negocio era floreciente, Miras apenas declaraba dinero a Hacienda. En 2009, mientras recibía pacientes de Asisa, Mapfre y Adeslas y operaba en el Hospital Virgen de La Palma y la Clínica La Luz, presentó una declaración con 118.467 euros de ingresos y le salía a devolver 7.442 euros, según la documentación que obra en el juzgado de instrucción 35 de Madrid, que le investiga por delito fiscal.

Sin embargo, la Agencia Tributaria ha descubierto dos vías por las que ocultó ingresos. La primera fue el uso de la sociedad Incidi, de la que recibió 134.201 euros. Es una sociedad sin más personal que el médico y de la que recibió dinero aunque oficialmente no percibió remuneración alguna. Ese tipo de problemas con profesionales son frecuentes con Hacienda. Periodistas, abogados, actores... han tenido problemas fiscales con Hacienda por el uso de estas sociedades, que permiten tributar muy por debajo de lo que lo harían en caso de cobrar como persona física y tributar en IRPF.

Con eso solo, el doctor Miras probablemente no habría acabado en la vía penal, donde Hacienda ha perdido sonoros casos contra la cúpula de bufetes como Albiñana y Sagardoy. Pero además, el doctor Miras cobraba operaciones en cuentas que no eran suyas. Solo en 2009, ingresó en cuentas de otras personas 303.142 euros. "El acusado requería a sus pacientes que los ingresos se efectuasen en cuentas cuya titularidad nunca correspondía formal y directamente al acusado, sino a personas de su entorno familiar, como su suegra, una sobrina de su mujer e incluso la empleada de hogar que prestaba sus servicios en el domicilio del matrimonio", señala un escrito en el juzgado.

El cirujano es experto en reducciones de estómago. (EFE)
El cirujano es experto en reducciones de estómago. (EFE)

El caso es peculiar porque en un minucioso trabajo, la Agencia Tributaria ha llamado a algunos de los pacientes que ingresaron dinero en esas cuentas. Una de ellas, operada en la clínica de La Luz, contestó a Hacienda por correo electrónico: "Hace una semana recibimos un requerimiento de su oficina y como ya habíamos sido advertidos desde la consulta del Dr. Miras, nos pusimos en contacto con su secretaria para decirle que habíamos recibido dicho requerimiento. Nos dijo que en seguida se pondría en contacto con nosotros la persona que llevaba este tema y nos aconsejaría. Nos llamó una señora que se identificó como la señora del doctor Miras, le dijimos que no nos gustaba nada todo este asunto y nos dijo que no teníamos que preocuparnos de nada. Nos dijo que le enviáramos una carta a usted diciéndole que no nos habían cobrado nada por la intervención, que nosotros a cambio tuvimos un detalle con el doctor y que al no haber nada escrito, ustedes no podrían seguir el rastro. Nos aseguró que una vez hecho esto, ustedes no nos molestarían más". En la causa obran varios de estos testimonios de pacientes a los que desde la consulta se les fue avisando para que si les llamaba Hacienda dijeran que no les habían cobrado nada por la operación, que el doctor lo hizo a cambio de solo un detalle.

La Agencia Tributaria y la fiscalía no compran esa versión y han acusado al doctor Miras. La Abogacía del Estado, que representa al fisco como acusación particular, señala que "la cuota defraudada con trascendencia penal asciende a 229.083 euros y la cuota sin trascendencia penal, susceptible de regularización en vía administrativa, es de 66.775 euros". En el ejercicio de 2008 estaba acusado de defraudar 160.914 con trascendencia penal y otros 167.616 euros que podía regularizar en vía administrativa. Finalmente, la Audiencia Provincial de Madrid declaró que la reclamación de ese ejercicio estaba prescrita. La Abogacía del Estado pide para el doctor Miras un año de cárcel y 400.000 euros entre cuota defraudada y multa. También acusa a su esposa y pide la misma pena para ella.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
20 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios