El PP europeo incluye el independentismo catalán en el populismo enemigo de la UE
  1. España
RAJOY PONE ALEMANIA COMO MODELO DE PACTOS

El PP europeo incluye el independentismo catalán en el populismo enemigo de la UE

El presidente del Gobierno ha agradecido el respaldo recibido por parte de "todos los países europeos y todas las democracias del mundo" ante el golpe independentista del pasado mes de octubre

Foto: La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y el portavoz del PP en el Parlamento Europeo, Esteban González Pons. (EFE)
La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y el portavoz del PP en el Parlamento Europeo, Esteban González Pons. (EFE)

El ascenso del populismo en Italia y en España con el movimiento secesionista catalán como factores de desestabilización de toda la UE marcan los debates de la dirección del Partido Popular Europeo reunido en Valencia. El centro derecha se ha consolidado en la Unión con el acuerdo de gobierno alcanzado por Angela Merkel en Alemania pero sigue descolocado ante el problema de defender sus principios y valores tradicionales ante una opinión pública atraída por las recetas fáciles y la apelación a los sentimientos de los populistas de todo signo.

Mariano Rajoy incluyó en ese frente de partidos y movimientos antieuropeos al nacionalismo excluyente” que vuelve a la UE como “un fantasma del pasado” que genera división y pobreza en la sociedad además de inestabilidad política. El presidente del Gobierno se refería así al problema interno de España con los independentistas catalanes al mismo tiempo que prevenía a sus colegas del PPE alemanes, franceses e italianos ante el disparate de que una región de esos países se proclamara fuera de la ley rompiera la nación sin contar con el resto de los ciudadanos.

La preocupación por el secesionismo en Cataluña y el agradecimiento a todo el centro derecha, las instituciones y los gobiernos europeos por el apoyo a la unidad de España estuvieron presentes en las intervenciones del presidente del Gobierno, de la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, y de la secretaria general del PP y ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal.

placeholder El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (2i). (EFE)
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (2i). (EFE)

Sus palabras encontraron el apoyo reiterado al Ejecutivo español de los principales dirigentes del PPE asistentes a las jornadas del ‘Bureau’ político de los populares: el presidente de la formación, el alemán Manfred Weber, y el presidente de la Eurocámara, el italiano Antonio Tajani. Este último se declaró admirador de Rajoy “porque habla muy poco y hace mucho”.

El presidente del Gobierno aprovechó la reunión con eurodiputados de la familia europea de su partido para congratularse del respaldo recibido por parte de "todos los países europeos y todas las democracias del mundo" ante el golpe independentista del pasado mes de octubre.

Rajoy insistió en que la UE está en un momento clave del proyecto para la integración de los países que la componen y que, por encima del problema del populismo, sus dirigentes deben centrarse en retos como el Brexit, la lucha contra el terrorismo, la agenda social, el marco financiero plurianual a partir de 2020 o la crisis de la inmigración ilegal y de refugiados.

El presidente del Gobierno puso Alemania como ejemplo de lo que tienen que hacer los países para tener estabilidad política y aprovechó para defender el diálogo y reclamar disposición a los pactos que a él le niegan desde la izquierda tradicional (el PSOE) a las formaciones de nuevo cuño como Ciudadanos.

Según Rajoy, a quienes les gusta Europa defienden la democracia y su normal funcionamiento y frente a ese modelo de entendimiento y respeto a la ley están los "los populismos de cualquier signo y color que intenten mermar las instituciones desde dentro".

En la misma línea, Sáenz de Santamaría incidió en la idea de que desestabilizar las instituciones y los países ha advertido es lo que buscan los "euroescépticos cuando no eurofóbicos, populistas de todo signo y nacionalistas exacerbados" para crear aldeas cuando el mundo es ya una "hiperconectada aldea global”.

Mariano Rajoy Nacionalismo Unión Europea
El redactor recomienda