Noticias de Navarra: Inquietud en Pamplona por el aumento de atropellos: se revisarán 3.000 pasos de cebra. Noticias de España
se sitúan en cifras de hace 10 años

Inquietud en Pamplona por el aumento de atropellos: se revisarán 3.000 pasos de cebra

El ayuntamiento va a medir el índice de peligrosidad de todos los pasos de peatones de cara a adoptar las medidas correctoras en aquellos que presenten los niveles más elevados

Foto: Dos personas pasan por un paso de peatones en Pamplona durante un día lluvioso. (EFE)
Dos personas pasan por un paso de peatones en Pamplona durante un día lluvioso. (EFE)

El número de atropellos está generando “preocupación” en el Ayuntamiento de Pamplona, ya que la capital de Navarra se ha colocado en cifras de hace una década. Los 164 atropellos registrados el pasado año suponen un 13% más en relación a 2016 (145) y se asemejan a los contabilizados durante los años 2007 (166), 2008 (165) y 2009 (171). El repunte de los atropellos se produce además en un contexto generalizado de incremento de la siniestralidad en la ciudad. La cifra de accidentes experimenta una tendencia creciente en los últimos cuatro años.

El repunte de los atropellos se da en un contexto generalizado de incremento de la siniestralidad en la ciudad, que acumula cuatro años de crecimiento

A la vista de esta situación, el consistorio va a llevar a cabo un plan para tratar de reducir los atropellos en los pasos de peatones. Para ello, va a inventariar los 3.000 pasos de cebra de la ciudad para medir su índice de peligrosidad y adoptar las medidas correctoras oportunas en aquellos que presenten los niveles más elevados. Cada uno de estos pasos va a ser analizado a través de fichas que recogerán su índice de peligro y las posibles medidas a implementar. A este respecto, se va a crear un catálogo de pasos de peatones seguros para facilitar su implantación.

La prioridad de actuación va a estar en los entornos de los centros escolares, donde el ayuntamiento ya ha comenzado a actuar. El Gobierno municipal de EH Bildu ha aprobado una serie de medidas correctoras en los pasos próximos a los colegios de Amaiur y Larraona, en los que se están desarrollando “caminos escolares seguros” en colaboración con las asociaciones de padres y madres de alumnos. Asimismo, se está acometiendo el estudio para intervenir de forma inmediata en los centros de Sagrado Corazón y Liceo Monjardín. Ya se ha confeccionado un inventario de señalización vertical para proceder a la sustitución de los elementos más obsoletos o que presentan mal estado, al tiempo que se va a proceder al “pintado y repintado” de la señalización viaria.

La actuación en los pasos de peatones forma parte de una serie de medidas "en infraestructuras, de control, educativas y normativas" que el ayuntamiento prevé llevar a cabo en el marco del Plan de Seguridad Vial y la política de movilidad para invertir la tendencia de accidentabilidad registrada en los últimos años. La concejala delegada de Seguridad Ciudadana y Convivencia, Itziar Gómez, admite que existe “preocupación” en el Ejecutivo local por la evolución de la siniestralidad en la ciudad. El pasado año se registraron 2.722 accidentes, un 6,5% más que en 2016, lo que sitúa la capital navarra en cifras similares a las registradas en 2010. Entonces se inició un descenso que continuó hasta 2013, cuando se invirtió la tendencia para comenzar un crecimiento de la siniestralidad que se prolonga hasta la actualidad.

Los 2.722 siniestros del pasado año se saldaron con cinco muertos, 43 heridos graves y 585 leves. De las personas fallecidas, cuatro eran peatones y una, motorista. Dos perdieron la vida en un paso de peatones sin regulación por semáforo en el que tenían prioridad, una en un paso de cebra regulado por un semáforo que “se encontraba en fase roja para el peatón”, y otra al cruzar por un lugar no habilitado mientras un vehículo circulaba marcha atrás. Por su parte, el motorista falleció al perder el control de su vehículo cuando circulaba a “una velocidad inadecuada”.

La plaza Príncipe de Viana concentra el mayor número de accidentes en los últimos tres años: en 2017 registró cuatro percances al mes de media

El incremento de la siniestralidad en 2017 estuvo acompañado de un crecimiento en los expedientes por delitos contra el tráfico y la seguridad vial tramitados por la Policía Municipal (un 8,6% más), en las etilometrías con resultado positivo (un 6,1% más) y en la cifra de personas detenidas por carecer del permiso obligatorio para conducir el vehículo (un 22,3% más).

La plaza Príncipe de Viana es el punto de la ciudad que concentra mayor número de accidentes en los últimos tres años. En 2017 registró cuatro percances al mes de media. Detrás se situaron el pasado año como escenarios más conflictivos la rotonda de la avenida de Navarra con Abejeras y Azpilagaña, la plaza de Merindades, y la avenida de Navarra con las calles Iñigo Arista y Monasterio de la Oliva y Biurdana.

El ayuntamiento va a apostar en la doble dirección de "reducir el tráfico en la ciudad" y "aminorar la velocidad" para reducir la tasa de siniestralidad

Con el fin de invertir la evolución alcista de la siniestralidad en la ciudad, el ayuntamiento va a apostar en la doble dirección de “reducir el tráfico en la ciudad” y "aminorar la velocidad" de tránsito para los vehículos. A este último aspecto, el consistorio ha adoptado el compromiso de convertir Pamplona en “ciudad 30” mediante una ordenanza de movilidad aprobada recientemente que busca limitar la circulación a esta velocidad en las calles.

El espejo en que se mira Pamplona es la ciudad de Pontevedra, donde, como enfatiza Gómez, se ha logrado "el objetivo de cero muertes al año en accidentes de tráfico". Con la ciudad gallega como referencia, el ayuntamiento actuará “combinando acciones sobre infraestructuras, pasos de peatones, controles, educación vial y normativas, de manera que allí donde no se pueda incidir sobre las causas del accidente, al menos sí se pueda hacerlo sobre sus consecuencias”.

Además, el ayuntamiento incidirá en las medidas coercitivas con más controles y campañas específicas de control de velocidad, alcohol y drogas, y distracciones en la conducción. Dentro de estas medidas de control destaca la “recuperación de la unidad de motos”, la modernización del sistema de vigilancia de tráfico desde el centro de mando con un sistema digital de 'videowall', y el paulatino cambio de las cámaras de control y de las cabinas de radar por otras unidades más modernas. Igualmente, se insistirá en los programas de educación vial, con énfasis en los ciclistas. Precisamente, para priorizar al ciclista y al peatón, el Gobierno municipal puso en marcha en septiembre un polémico plan para la 'amabilización' del centro de la ciudad que ha suscitado las críticas de buena parte del comercio por la pérdida de clientes que ha provocado la importante reducción del tráfico de vehículos en la zona.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios