Es noticia
Menú
Un imputado en Púnica justifica 82.000 euros en ingresos por sus trabajos al CNI
  1. España
quiere que se le devuelva el dinero

Un imputado en Púnica justifica 82.000 euros en ingresos por sus trabajos al CNI

El experto 'online' Alejandro de Pedro solicita de nuevo al juzgado que requiera al CNI las pruebas necesarias de sus servicios prestados para combatir ataques a España en foros radicales

Foto: Alejandro de Pedro, cuando compareció en febrero de 2016 en la comisión de investigación. (EFE)
Alejandro de Pedro, cuando compareció en febrero de 2016 en la comisión de investigación. (EFE)

El experto en reputación 'online' Alejandro de Pedro, imputado en el caso Púnica por el presunto cobro irregular de trabajos para mejorar la imagen en internet de políticos y administraciones públicas, ha pedido de nuevo al juzgado de instrucción número 6 de la Audiencia Nacional que practique diligencias de investigación para poder acreditar que el dinero que encontró la Guardia Civil en su domicilio, 82.250 euros, tiene una procedencia "lícita" fruto de los trabajos que encargaban a sus empresas, Eico y Madiva. En un escrito presentado al juzgado el pasado 29 de enero, la defensa de De Pedro señala que lleva pidiendo estas diligencias desde diciembre de 2016 y que el "juez instructor nada ha proveído al efecto".

Alejandro de Pedro quiere que el juzgado le devuelva el dinero. "Con este escrito venimos a reiterar (por enésima vez) a lo largo de todo el proceso la necesidad de practicar dicha diligencia de investigación atendiendo a que la misma es útil, pertinente y especialmente necesaria para la defensa y no puede remitirse su práctica al juicio oral". El escrito del imputado asegura que los 82.250 euros proceden de trabajos que De Pedro realizó para el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) durante los años 2013 y 2014, "dinero de procedencia totalmente lícita". Por lo tanto, "estaría justificada la devolución de dicha cantidad de acreditar su lícita adquisición".

Foto: Imagen de Alejandro de Pedro Llorca de su perfil de Facebook.

La defensa de Alejandro de Pedro solicita al juzgado que a su vez pida al CNI que certifique todas las visitas que hizo su defendido a la sede central en Madrid del organismo de inteligencia en los años 2013 y 2014, que certifique si es verdad que prestó sus servicios, y que certifique las cantidades económicas que el CNI abonó a Alejandro de Pedro o a sus empresas. "A nadie se le escapa que la contratación con el CNI de determinados servicios que afectan a la seguridad nacional (como los que pudiera prestar un experto informático y una empresa pionera en el mundo de la comunicación digital) se rige por cánones limitados o inexistentes de transparencia, publicidad o de ortodoxia mercantil, precisamente por el objeto de los servicios que pudieran prestarse y por la naturaleza del propio centro".

"Esta parte ha querido ser respetuosa y leal en todo momento a dicha obligación de confidencialidad, extremo que debe quebrar en el momento en que los pagos de unos servicios prestados para un organismo de defensa del Estado, pueden y de hecho se han convertido en un indicio incriminatorio injusto para el señor De Pedro, y cuya falsedad se pretende acreditar con la diligencia que se solicita", concluye la defensa del imputado.

placeholder El director del Centro Nacional de Inteligencia, Félix Sanz Roldán. (EFE)
El director del Centro Nacional de Inteligencia, Félix Sanz Roldán. (EFE)

Como publicó El Confidencial, De Pedro ya solicitó en diciembre de 2016 que el juzgado autorizara la incorporación al sumario de 12 llamadas y 25 mensajes de texto que supuestamente se cruzó con miembros del CNI. Los servicios de inteligencia recurrieron a De Pedro para tratar de contrarrestar los ataques a España en foros independentistas catalanes y difundir noticias positivas sobre la sociedad y la economía nacionales a través de páginas web y redes sociales. Su labor se habría prolongado durante meses y se habría mantenido en la más estricta confidencialidad.

Esa presunta relación laboral entre De Pedro y el CNI sí fue registrada y documentada por la Guardia Civil, que tuvo pinchado su teléfono durante la investigación. Los abogados de De Pedro ya han aportado las llamadas y los mensajes que su defendido mantuvo con miembros del CNI. Su primera conversación con los servicios de inteligencia se habría producido el mismo día en que comenzó a tener el teléfono intervenido, el 1 de julio de 2014, a las 9:52. El 3, 4 y 7 de julio se limitó a cruzarse SMS. Hay otra supuesta llamada el 9 de julio, hasta tres el día siguiente y dos nuevas el 14 de julio. Dos días después, el 16 de julio, De Pedro se habría cruzado cinco mensajes de texto con sus enlaces en el CNI y otros nueve SMS entre el 23 y 25 de ese mismo mes. El día 28 mantuvo otras dos conversaciones telefónicas. Los contactos desaparecieron durante los primeros días de agosto. No se reanudaron hasta el día 26, con otros dos SMS, y el día 27, con una nueva llamada. La comunicación se mantuvo hasta el 8 de octubre, apenas tres semanas antes de que De Pedro fuera detenido en Valencia.

El experto en reputación 'online' Alejandro de Pedro, imputado en el caso Púnica por el presunto cobro irregular de trabajos para mejorar la imagen en internet de políticos y administraciones públicas, ha pedido de nuevo al juzgado de instrucción número 6 de la Audiencia Nacional que practique diligencias de investigación para poder acreditar que el dinero que encontró la Guardia Civil en su domicilio, 82.250 euros, tiene una procedencia "lícita" fruto de los trabajos que encargaban a sus empresas, Eico y Madiva. En un escrito presentado al juzgado el pasado 29 de enero, la defensa de De Pedro señala que lleva pidiendo estas diligencias desde diciembre de 2016 y que el "juez instructor nada ha proveído al efecto".

Audiencia Nacional Administraciones Públicas Guardia Civil Operación Púnica
El redactor recomienda