granados se llevó una comisión de 1,2 millones

La larga mano de Florentino: "Aguirre echó a Granados porque no le daba obras"

El empresario Marjaliza declara que Granados contó en una cena que Florentino Pérez había presionado a Aguirre para que le quitara de la Consejería de Transportes porque no le daba contratos

Foto: Esperanza Aguirre y Francisco Granados.
Esperanza Aguirre y Francisco Granados.

El empresario David Marjaliza, uno de los principales imputados en el caso Púnica​, ha seguido este miércoles tirando de la manta y aportando detalles y pruebas documentales de supuestas obras amañadas a favor de la trama. Concretamente de tres contratos de Metro licitados por la Consejería de Transportes cuando su titular era Francisco Granados, también imputado. Marjaliza ha dado detalles de una cena en la que Granados relató cómo Esperanza Aguirre le quitó en el año 2005 sus atribuciones en esa consejería tras las quejas del todopoderoso Florentino Pérez.

Según el relato de Marjaliza, Granados se vanagloriaba de haber introducido en las licitaciones de su consejería a empresas medianas del sector, lo que había provocado las quejas de Florentino Pérez (máximo responsable de ACS y Dragados) a la entonces presidenta regional y jefa de filas de Granados. Precisamente tres de esas obras, el Metro Ligero a Boadilla del Monte, el tramo 1-B del Metro Norte y el tramo 1-C de la conexión entre la línea 10 y el Metro Sur, se los llevó una de esas empresas "medianas", Obrum Urbanismo y Construcciones SL, en la que el propio Marjaliza tenía una pequeña participación. Granados solo estuvo un año al frente de Transportes.

Marjaliza también ha explicado que él, Granados y el empresario Javier López Madrid (también imputado en la causa) se llevaron 3,6 millones en comisiones por lograr la adjudicación de esos tres contratos a Obrum. El empresario ha aportado a la Audiencia Nacional una especie de contabilidad interna que detallaría que Granados cobró 1,2 millones de euros, dinero que Marjaliza le pagó en metálico y en sobres. Granados aparece bajo la denominación F1, en referencia a 'Futuro 1', el seudónimo que Marjaliza utilizaba para referirse a Granados.

Marjaliza también ha aportado más información sobre las facturas que entregó este martes al juzgado. Son facturas que demostrarían cómo él mismo y López Madrid cobraron sus respectivas comisiones por esas obras de Metro. Marjaliza lo hizo con seis facturas que una de sus sociedades, Aruba Gestión SL, giró a Obrum por supuestos trabajos de asesoramiento y gestión. Marjaliza pagó a López Madrid de una forma similar. Una mercantil de este último, Financiera SiaCapital SL, pasó cuatro facturas a una de las constructoras de Marjaliza, Vancouver Gestión SL, por unos presuntos trabajos de "intermediación para la consecución de obras" en algunos municipios del sur de Madrid, como Parla, Valdemoro y Getafe.

David Marjaliza, que está colaborando con la Fiscalía en el caso Púnica, a su llegada a la Audiencia. (EFE)
David Marjaliza, que está colaborando con la Fiscalía en el caso Púnica, a su llegada a la Audiencia. (EFE)

Durante su declaración, Marjaliza también detalló el papel de López Madrid en todo este proceso. Según ha explicado, el empresario "vació" una sociedad de su propiedad (Asfaltos y Construcción Elsan) y se la vendió a bajo precio a Marjaliza y Granados para que la pudiesen utilizar para amañar el contrato de las obras de Metro. Por esta 'ayuda', López Madrid reclamó luego su parte. Marjaliza ha dejado claro que tiene documentación de toda esta operación y que también la aportará al juzgado.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios