la defensa del exconsejero: "NO HUBO NI UN DÍA NUBLADO"

Marjaliza: "Granados me dijo que quemase los documentos un día de niebla"

La versión del empresario en el primer juicio por la trama Púnica en el que el exconsejero madrileño se enfrenta a tres años de prisión

Foto: El ex secretario general del PP de Madrid Francisco Granados. (EFE)
El ex secretario general del PP de Madrid Francisco Granados. (EFE)

El primer juicio contra el exconsejero madrileño Francisco Granados por la trama Púnica ha llegado este jueves a uno de sus puntos álgidos. En la silla de los testigos, el empresario y amigo íntimo del considerado cabecilla de la red, David Marjaliza, ha tratado de desmontar durante su interrogatorio la versión ofrecida por Granados sobre el chivatazo que presuntamente recibió de un agente de la Guardia Civil al inicio de la investigación. "Me dijo que lo quemara todo en un día de niebla", ha concretado Marjaliza, precisando que destruyó tres carros de la compra repletos de documentación.

La versión del empresario dista mucho de la ofrecida por Granados que descartó que nadie le advirtiera sobre unas cámaras de vigilancias ubicadas frente a los negocios de su antiguo compañero de colegio, tesis sostenida por el Ministerio Fiscal que en su escrito de acusación mantiene que este soplo "entorpeció gravemente" el curso de la investigación que llevaba a cabo el Grupo de Delitos contra la Administración de la Guardia Civil. El Ministerio Público le pide por estos hechos tres años de prisión. En declaraciones a los medios tras comparecer en la vista, Marjaliza ha asegurado que abonó comisiones a otros políticos cuyas identidades aún no han trascendido.

Frente a la versión del exconsejero madrileño, que defiende que fue Marjaliza quien le dijo que sabía que se le estaba investigando, que había borrado los discos de ordenadores de la oficina, que se había quitado de todas las sociedades en las que participaba, había procedido a mandar fuera de España parte de su patrimonio y sabía que tenía los teléfonos pinchados por la Audiencia Nacional, el 'conseguidor' de la trama ha asegurado que fue Granados quien le ordenó que destruyera documentos de la red tras recibir un soplo de que les estaban investigando. "No, no lo tires, quémalo porque la bolsa la pueden pillar. Quémalo en un día que haya niebla", le indicó según ha explicado Marjaliza.

Marjaliza a su llegada al juicio. (EFE)
Marjaliza a su llegada al juicio. (EFE)

Según su descripción, tras recibir el soplo del agente José Manuel Rodríguez Talamino, otro de los acusados en esta pieza de la Púnica, Granados dejó de hacer comentarios por teléfono y pasó a visitarle, con intención de dejar el menor rastro posible. "Están haciendo cosas en tu puerta, seguimientos o algo", le avisó. A raíz de la advertencia, Marjaliza empezó a ponerse "nervioso" y revisó los papeles que estaban en su poder.

Entre los documentos destruidos había papeles de licitaciones de la Comunidad de Madrid y, "lo más importante", un cuarderno donde Marjaliza reflejaba su 'contabilidad B' con siglas y entradas y salidas de efectivo. "En el caso de Paco le pusimos el moto de 'Futuro' por eso era en 1999", ha asegurado indicando que pagó la campaña de aquel año. También viajes a Ibiza, equipos de audio y sonido, discotecas y otras muchas cosas anotadas por su secretaria, Ana María Ramírez, y que fueron quemadas.

Marjaliza: "Granados me dijo que quemase los documentos un día de niebla"

La secretaria ha confirmado durante su turno la existencia de esta libreta en la que durante los últimos quince años anotaron "todos los meses" cantidades que oscilaban entre los 20.000 y 50.000 euros aunque no ha aclarado a qué concepto respondían ni quienes eran los beneficiarios. "Eran grandes cantidades de dinero", ha dicho a preguntas de las partes.

La que fuera mano derecha de Marjaliza también ha reconocido que guardó debajo de su colchón mucha información sobre cuentas bancarias en el extranjero a petición del constructor, que decidió no quemar esa información. Tanto Marjaliza como Ramírez están imputados en la pieza principal de la trama Púnica que sigue instruyéndose por el titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional.

"Miente. Ese mes no hubo un día nublado"

José Javier Vasallo, letrado de Francisco Granados, ha respondido este jueves a Marjaliza que "se pilla antes a un mentiroso que a un cojo" y que miente cuando dice que quemó la documental incriminatoria un día de niebla de la primera semana de octubre por mandato del político porque no hubo ningún día nublado ese mes de 2014.

Durante la exposición de los informes finales el letrado ha leído desde su teléfono móvil el parte meteorológico correspondiente a esos días y ha recordado ante el tribunal de la Audiencia Nacional que juzga la pieza de la Púnica relativa al chivatazo, que fue un mes "extremadamente cálido", con una temperatura media en toda España de 18,7 grados centígrados y ligeramente más seco de normal en lo que respecta a precipitaciones. "El señor Marjaliza miente; tiene que decir algo para desprestigiar y ganar puntos y beneficios a favor de la figura de Granados", ha expuesto el letrado en esta tercera sesión de vista oral desmintiendo al empresario.

Vasallo ha pedido la absolución de su cliente que se enfrenta a una petición de la Fiscalía de tres años de cárcel por los delitos de revelación de secretos y aprovechamiento de revelación de secretos y ha reprochado a la Fiscalía que dé credibilidad a la versión de Marjaliza, el cual se ha beneficiado "a costa de bailar la canción que se le toque".

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios