el 'exconseller' de interior "se bajaría del tren" si se vuelve a la vía unilateral

Forn y 'los Jordis' dan marcha atrás: "El único referéndum será el del Gobierno de España"

"De otra forma es imposible. Todo ha de ser de acuerdo a ley y Constitución", ha agregado el 'exconseller' de Interior

Foto: Joaquim Forn y 'los Jordis' declaran a petición propia en el Supremo.
Joaquim Forn y 'los Jordis' declaran a petición propia en el Supremo.

Los líderes de las asociaciones soberanistas ANC y Òmnium Cultural y Joaquim Forn han dado este jueves marcha atrás ante el juez del Supremo. "El único referéndum por la independencia será el que convoque el Gobierno de España", ha dicho ante el magistrado Jordi Cuixart, durante una declaración voluntaria que se ha prolongado hora y media. Ha concretado que por las vías usadas hasta ahora no se va a conseguir la independencia y, por tanto, los objetivos son lograrla a través del "acuerdo y en la legalidad". "De otra forma es imposible. Todo ha de ser de acuerdo a ley y Constitución", ha agregado. Por su parte, Sànchez y Forn han asegurado que abandonarían sus escaños si el Govern regresa a la vía unilateral.

Cuixart, el segundo en declarar, ha realizado un alegato contra violencia y ha querido dejar claro que no es político ni quiere participar en política, como demuestra el hecho de que no se integrara en las listas de ninguna formación para el 21-D. También ha reivindicado el derecho de los catalanes a votar el 1-O y recordado que organizaciones de todo tipo en Cataluña, incluyendo los sindicatos y partidos no independentistas, siempre han pensado que no permitir las urnas constituye un ataque a la democracia.

Antes que él, el expresidente de la ANC Jordi Sànchez ha reculado también. Ha tratado de desvincularse de la vía unilateral y ha concretado que el referéndum del 1-O no tuvo efectos legales. "No creo en la unilateralidad para alcanzar la independencia", ha dicho en respuesta a las preguntas de la Fiscalía, según apuntan a El Confidencial fuentes presentes en los interrogatorios, que concretan que ha precisado que si en el futuro el nuevo Govern decide optar una salida no pactada, "dejará el escaño", al que concurrió como número dos de la lista de Junts per Catalunya.

Ha querido desmarcarse de la violencia en las manifestaciones que arrancaron el 20 de septiembre a raíz de la operación Anubis. En respuesta a las preguntas de los fiscales Jaime Moreno y Fidel Cadena, ha destacado que nunca hizo llamamientos a la violencia sino todo lo contrario, ya que, desde su asociación, "trabajaban activamente por el civismo en las movilizaciones". En este sentido, ha detallado que en las concentraciones había ambiente lúdico y grupos musicales, aunque sí admite que pudieron desencadenarse actos vandálicos.

El líder soberanista ha contestado al Ministerio Público pero no a la acusación popular ejercida por VOX. Ha avalado, eso sí, uno de los principales puntales de la investigación sobre el 'procés' al reconocer que "desde febrero de 2015 hubo una hoja de ruta con ANC, Òmnium, ERC y CDC" para promover la independencia, concretan las citadas fuentes. Su declaración se ha prolongado durante dos horas y media. Tras él declararon el presidente de Òmnium, Jordi Cuixart, y el exconsejero de Interior de la Generalitat Joaquim Forn.

Por su parte, el último en comparecer, Joaquim Forn, ha asegurado que, a pesar de estar incluido en las listas de Junts per Catalunya, no asumirá ningún cargo como 'conseller'. No renuncia a sus objetivos pero indica que, en estos momentos, la actuación política debe venir por cauces constitucionales sin descartar reformas de la Carta Magna. "Es cierto que ha habido actuaciones contra la Constitución, pero hay que variar esa actuación", ha indicado.

Además, ha dicho que siempre ha defendido actuar de forma pactada y no unilateral con el Estado, y lo mismo hizo —según su versión— respecto a los Mossos, que estaban a su cargo. Defendió que los agentes debían cumplir los requerimientos.judiciales y no puso trabas a su cumplimiento. En su opinión, la forma de desplazar Fuerzas de Seguridad del Estado a Cataluña fue un error y no favorecía las "soluciones políticas". En cuanto a la declaración de independencia, ha explicado que no la firmó, ni votó ni tiene valor legal. Siempre ha reconocido la Constitución como norma jurídica suprema del Estado y su actuación política será siempre respetuosa con la Constitución.

La primera vez

El instructor en el Tribunal Supremo de la causa por presunta rebelión cometida durante el 'procés' que concluyó con la declaración unilateral de independencia (DUI) de Cataluña, Pablo Llarena, ha escuchado este jueves, por primera vez, la versión sobre lo sucedido de boca del exconsejero de Interior de la Generalitat y de los dos líderes de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural.

Los tres se encuentran en prisión preventiva y pidieron expresamente declarar ante el magistrado, ya que en anteriores comparecencias judiciales o bien se negaron a contestar o lo hicieron únicamente para expresar sus intenciones futuras de cara a conjurar su permanencia en prisión.

Tanto Forn como los conocidos popularmente como 'los Jordis' ya estuvieron el pasado 1 de diciembre ante Llarena, si bien no fueron interrogados sobre los hechos porque su comparecencia se dirigía a determinar la modificación o no de la medida de prisión que pesaba sobre ellos por orden de la Audiencia Nacional desde el pasado 16 de octubre en el caso de los dos últimos y desde el 2 de noviembre en el de Forn.

En dicha ocasión pidieron ser excarcelados prometiendo respeto al marco constitucional y aceptando la aplicación del artículo 155 de la Constitución. Según sus propias defensas, ni Forn ni 'los Jordis' mencionaron de forma expresa ante el juez su renuncia a las vías unilaterales, señalando en términos generales que, de resultar elegidos en las elecciones del pasado 21 de diciembre —Forn y Sànchez, ya que Cuixart no fue candidato—, actuarían "dentro de los márgenes constitucionales y dentro de la legalidad vigente".

Los tres ya habían comparecido anteriormente ante la jueza de la Audiencia Nacional Carmen Lamela, que llevaba el caso antes de que pasara al Tribunal Supremo y que fue la que los envió a prisión, si bien en sendas comparecencias ni Forn ni Cuixart quisieron declarar, mientas que Sànchez se limitó a contestar a unas breves preguntas de su abogado.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
142 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios