tabla de excel encontrada por la guardia civil

Puigdemont iba a quedarse en enero con 36.000 millones de IRPF, IVA y Sociedades

El Ejecutivo de Puigdemont manejaba un calendario para que la Agencia Tributaria de Catalunya se quedara con todos los impuestos que el Estado recauda en la comunidad

Foto: Puigdemont en un acto en Bruselas. (Reuters)
Puigdemont en un acto en Bruselas. (Reuters)

El Govern de Junts pel Sí tenía preparado un calendario para quedarse con todos los impuestos que el Estado recauda en Cataluña y forzar así la ruptura definitiva con el resto de España. Documentos encontrados por la Guardia Civil revelan que la nueva Agencia Tributaria de Cataluña (ATC) iba a comenzar a cobrar, a partir de este próximo 1 de enero, el Impuesto sobre la Renta de la Personas Físicas (IRPF), el Impuesto de Sociedades y el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA). También tenía previsto apropiarse de los Impuestos Especiales. La maniobra habría provocado un agujero a la Hacienda española de aproximadamente 36.185 millones de euros (cifra recaudada en Cataluña por esos conceptos en 2016).

El calendario aparece en una tabla de Excel descubierta en el Departamento de Economía y Hacienda y está siendo analizado por los investigadores. Aunque el archivo no tiene fecha, su contenido indica que pudo ser elaborado al inicio de la legislatura, antes incluso de que Junts pel Sí y la CUP pactaran en octubre de 2016 la celebración de “un referéndum vinculante” con una “pregunta clara y de respuesta binaria”. Demostraría que el Ejecutivo de Carles Puigdemont y altos cargos de la Generalitat se coordinaron para destinar fondos de los presupuestos a la creación de una Hacienda completamente autónoma, una de las estructuras vitales para la supervivencia de una hipotética Cataluña independiente.

Uno de los pasos destacados para lograr ese objetivo se produjo presuntamente en el tercer trimestre de 2016. Según el calendario, en ese momento arrancó la recolección de “datos maestros” y “censos” que luego fueron depurados con información de hasta 167 bases de datos diferentes. El trámite era imprescindible para poder recaudar con garantías todo tipo de tributos al margen del Estado, que posee en exclusiva el censo fiscal. El sistema informático que debía gestionar los impuestos, e-SPRIU, comenzó a ser desarrollado en paralelo por IBM y T-Systems. El pasado 1 de julio, la Generalitat anunció oficialmente la activación del programa.

El salto definitivo debía producirse después. Según el calendario hallado por la Guardia Civil, la ATC debía primero comenzar a recaudar de forma voluntaria los impuestos estatales de ciudadanos y empresas mediante la captación de modelos 999, necesarios para ceder al organismo catalán la representación ante la Agencia Tributaria. En teoría, la ATC sólo actuaría como intermediaria en el cobro de los tributos del Estado. Así consta en el archivo de Excel y así lo anunció este septiembre el Govern, que instó a los 500 entes públicos dependientes de la Generalitat a abonar sus impuestos ante la ATC para dar ejemplo e invitó al resto de la población a hacer exactamente lo mismo. El organismo aún se mantenía en los parámetros estatutarios, pero Puigdemont y Oriol Junqueras advirtieron de que las instituciones catalanas ya estaba lista para autofinanciarse.

El calendario refleja que el segundo paso ya era la ruptura. En concreto, a partir del 1 de enero, la ATC iba a comenzar a tramitar la liquidaciones anuales del IRPF, el Impuesto de Sociedades y el IVA, así como el IRPF de los no residentes. De hecho, la tabla de Excel oculta en el Departamento de Hacienda incluía un estudio pormenorizado de todos los modelos de declaración de la Agencia Tributaria del Estado, con anotaciones sobre la dificultad de control, la periodicidad de su regularización, el detalle de quién debía presentarlo y la fecha exacta en la que iba a ser asumido por la ATC. Según la tabla, el cobro de los Impuestos Especiales (alcohol, hidrocarburos, tabaco...) debía comenzar este mismo 2017.

Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

El proceso culminaría en abril de 2018, con el inicio del periodo de presentación del modelo 100 de la declaración anual del IRPF. En ese punto, lo único que debía hacer el Govern para materializar la ruptura era dejar de transferirle a Hacienda los fondos que previamente había recaudado en su nombre. La maniobra habría provocado una vía de agua en la contabilidad nacional, además de un conflicto de legitimidades en Cataluña. En 2016, el Estado recaudó en la comunidad 14.391 millones de euros por IRPF (20,9% del total); 4.584 millones de euros en Impuesto de Sociedades (21,2%); y 15.420 millones de euros en IVA (24,6%).

No sólo las declaraciones de Puigdemont y Junqueras del pasado septiembre señalarían que su plan pasaba por desactivar la ATC del Estado una vez que el nuevo organismo hubiera usurpado completamente el papel de la Agencia Tributaria. En la agenda Moleskine encontrada en la vivienda del exsecretario general de Vicepresidencia, Hacienda y Economía Josep María Jové, este anotó el 17 de marzo, durante una reunión de Junts pel Sí con la CUP, que era necesario “1. Potenciar ATC (pasar de 325 a 850 personas). 2. Estructurar tributos de Cataluña actor estratégico en la transición. Convenios con Diputaciones. 3. Despliegue código tributario. 4. Hacienda, Estado, Software, ESPRIU Impuestos que hoy no tenemos cedidos. 1 y 2. Marco autonómico. 3. Transición. 4. Hacienda ESTADO [sic]”. Después se refirió a los impuestos “IRPF, IVA, IS [Sociedades], ESP [Especiales]”. Y luego, subrayó la palabra “desconexión”.

La Guardia Civil también ha incorporado la autodelación de otro cerebro del 'procés', Jospe Lluìs Salvadó, exsecretario de Hacienda de la Generalitat. El pasado 11 de mayo, explicó en un acto de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) celebrado en Barcelona qué pasos estaba dando el Govern para montar la Agencia Tributaria de la república. “Desde el programa que llamamos e-SPRIU, un sistema informático que (…) lo estamos construyendo con una tecnología muy moderna, puntera, que (…) nos permitirá dar el salto. Ya digo (…) muy importante para la Agencia Tributaria catalana, ya que será capaz de gestionar impuestos masivos como el impuesto de vehículos contaminantes o como aquellos impuestos que gestionan habitualmente los estados”, reconoció Salvadó a su audiencia. Sus palabras fueron grabadas en un vídeo subido a Youtube. “En el mes de septiembre, la Agencia Tributaria catalana habrá hecho un salto cualitativo muy importante”, avanzó. El calendario encontrado en el Departamento de Hacienda indicaría que el segundo gran salto iba a producirse en enero y debía ser el definitivo.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
32 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios