divorcios y embargos

Así os afecta a tu gato y a ti que la Ley deje de considerar cosas a las mascotas

Para la legislación española estos animales son meras cosas que pueden ser embargados y que son considerados como "bienes semovientes". Todos los grupos han apoyado cambiarlo

Foto: Varios gatos jugando. (EFE)
Varios gatos jugando. (EFE)

Todos los grupos parlamentarios del Congreso han apoyado este martes por la tarde que las mascotas dejen de ser cosas. El asunto tiene su miga, puesto que hasta que este cambio se haga efectivo, a la hora de definir cuáles son los bienes patrimoniales el derecho español no diferencia a una oveja del ganado de un gato casero y, por tanto, puede ser embargado.

Tras su admisión a trámite la reforma inicia su camino parlamentario para que se modifique el Código Civil y dos leyes, la Ley Hipotecaria y la Ley de Enjuiciamiento Civil y acabar así con la cosificación jurídica de las mascotas. De esta forma se busca que la Ley ampare el derecho de que las mascotas no sean un bien económico que se puedan llevar y sean dotadas de sensibilidad.

El cura de la Iglesia de San Antón de Madrid bendice a un perro siguiendo la tradición de la festividad. (EFE)
El cura de la Iglesia de San Antón de Madrid bendice a un perro siguiendo la tradición de la festividad. (EFE)

El texto 'popular' busca modificar varios artículos del Código Civil relativos al convenio regulador en los divorcios, separaciones o nulidad matrimonial, con el objetivo de añadir nuevos puntos que regulen el destino de las mascotas en el que, según el texto que proponen, debe primar el interés de los miembros de la familia y del bienestar del animal, "pudiendo preverse el reparto de los tiempos de disfrute si fuere necesario". Así quedaría la cosa.

Ley Hipotecaria

Los préstamos no podrán comprender a los animales domésticos, ni tampoco podrán ser sujetos de embargo cuando así lo sea la vivienda. En concreto, esta reforma modificará el artículo 11 de esta Ley para impedir que se extienda a la hipoteca "a los animales colocados o destinados en una finca dedicada a la explotación ganadera, industrial o de recreo y se prohíbe el pacto de extensión de la hipoteca a los animales de compañía. Esta será la futura redacción:

"Salvo pacto expreso o disposición legal en contrario, la hipoteca, cualquiera que sea la naturaleza y forma de la obligación que garantice, no comprenderá:

Primero. Los animales colocados o destinados en una finca dedicada a la explotación ganadera, industrial o de recreo. No cabe el pacto de extensión de la hipoteca a los animales de compañía.

Segundo. Los objetos muebles que se hallen colocados permanentemente en la finca hipotecada, bien para su adorno, comodidad o explotación, o bien para el servicio de alguna industria, a no ser que no puedan separarse sin quebranto de la materia o deterioro del objeto.

Tercero. Los frutos, cualquiera que sea la situación en que se encuentren. Cuarto. Las rentas vencidas y no satisfechas al tiempo de exigirse el cumplimiento de la obligación garantizada.»

Ley de Enjuiciamiento Civil

De ahora en adelante, tras un divorcio, se hará una asignación de custodia de la mascota en la que prime el bienestar del animal. Con este cambio se modifica el artículo 605 de la Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil para declarar absolutamente inembargables a los animales de compañía en atención al especial vínculo de afecto que liga a los animales de compañía con la familia con la que conviven. Esta previsión rige sin perjuicio de la embargabilidad de las rentas que dichos animales puedan generar. De esta forma quedaría así:

Se introduce en el actual artículo 90 una nueva letra: El destino de los animales de compañía, caso de que existan, teniendo en cuenta el interés de los miembros de la familia y el bienestar del animal, pudiendo preverse el reparto de los tiempos de disfrute si fuere necesario

También se añade un nuevo artículo 94 bis: "La autoridad judicial confiará los animales de compañía a uno o ambos cónyuges, atendiendo al interés de los miembros de la familia y al bienestar del animal". Y se introduce una nueva medida para determinar, atendiendo al interés de los miembros de la familia y al bienestar del animal, si los animales de compañía se confían a uno o a ambos cónyuges

Una inicitiva que partió de Cs

La iniciativa, que fue llevada al Congreso por Ciudadanos en febrero pero ha sido presentada por el Partido Popular a debate este martes, busca que la cámara baja respalde por unanimidad esta modificación del ordenamiento jurídico para avanzar así en la misma dirección que otros países como Francia (2015) o Portugal (2017) y que el derecho sea homogéneo en esta materia en todo el territorio nacional. El Código Civil catalán ya introdujo hace años esta modificación.

[Consulte aquí la Proposición de Ley]

El Partido Popular, según explica en un comunicado el Congreso de los Diputados, busca "declarar absolutamente inembargables a los animales". En la Proposición de Ley, el grupo defiende el cambio en atención al "especial vínculo de afecto que liga a los animales de compañía con la familia con la que conviven".

Así os afecta a tu gato y a ti que la Ley deje de considerar cosas a las mascotas

El Código Penal, más moderno, ya concede una especial protección a los animales al tipificar como delito su maltrato. El grupo admite en su propuesta que "resulta paradójico que ya se distinguiera en 2003 entre los daños a los animales domésticos y a las cosas mientras que el Código Civil sigue ignorando que los animales son seres vivos dotados de sensibilidad".

Fuentes de Ciudadanos explican a este diario que llevaron esta iniciativa popular al Congreso el pasado febrero para dejar de permitir, entre otros, que las mascotas sean ejecutadas por los acreedores; puedan ser subastadas para liquidar una comunidad de gananciales; o que sean introducidas en lotes y sorteadas en supuestos hereditarios.

La iniciativa busca que el derecho español modifique un aspecto que ha permanecido inalterado desde 1889, cuando se promulgó el Código Civil y que, acorde a una sociedad agraria, incluyó a los animales dentro del patrimonio. De esta manera, España se adaptaría a la normativa europea que, acorde al artículo 13 del Tratado de Funcionamiento, reconoce a los animales como "seres sensibles".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios