potenciará el entretenimiento de los pacientes

Mascotas, menús personales, información de espera... Navarra 'humaniza' sus hospitales

El Gobierno de Barkos aprueba una estrategia para dispensar un mejor tratamiento a los pacientes en el sistema de salud que incluye formación del personal en relaciones personales y comunicación

Foto: Un médico toma la tensión a una paciente. (iStock)
Un médico toma la tensión a una paciente. (iStock)

Cada día se registran 153 ingresos en los centros hospitalarios de Navarra, con una estancia media de 5,9 días. Cada jornada se realizan 14.800 consultas en atención primaria. Cada 24 horas se producen cerca de 2.000 atenciones en urgencias. Bajo la frialdad de los números que dan cuenta de la actividad del Servicio Navarro de Salud, se ocultan infinidad de interacciones humanas a las que ni la técnica ni la tecnología sanitaria son capaces de dar un diagnóstico certero sobre la atención más idónea. El trato humano, en ocasiones, se queda en la sala de espera y no entra ni en consulta ni en quirófano.

Para mejorar los niveles de satisfacción de los pacientes en relación a la atención personal que reciben, el Gobierno de Uxue Barkos ha aprobado la “estrategia de humanización” del sistema sanitario público de Navarra orientada a dispensar un mejor tratamiento personal en los ambulatorios y, en gran medida, en los hospitales. Para lograr este objetivo, el Ejecutivo foral contempla como acciones prioritarias facilitar información en Urgencias sobre tiempos de espera, incluir en el servicio de restauración una oferta variada con capacidad de elección del paciente adaptada a sus características culturales, religiosas y opciones personales, disponer de espacios específicos para las visitas o el acompañamiento de mascotas y habilitar servicios de baños y duchas para los acompañantes.

Para "humanizar las situaciones más dolorosas" habrá habitaciones individuales a pacientes en fase terminal y un Observatorio de Muerte Digna

Dentro de las principales medidas para "humanizar las situaciones más dolorosas" se han adoptado los compromisos de garantizar habitaciones individuales a los pacientes en fase terminal, facilitar las voluntades anticipadas, constituir el Observatorio de la Muerte Digna —para analizar y elaborar propuestas de mejora en los procesos del fin de la vida de forma participativa—, asumir un enfoque paliativo y el apoyo emocional desde fases más tempranas del proceso, y crear grupos de trabajo y mejora con participaciones de profesionales, pacientes y personas cuidadoras sobre distintos aspectos de los servicios prestados a pacientes.

Este proyecto “prioritario” para el Departamento de Salud, presentado este martes por Barkos, se sustenta en cinco pilares de actuación: cultura de la humanización, calidez de trato, información-comunicación, adecuación del entorno y directrices para la gestión. Con estas bases, se pretende “reorientar” el sistema de salud hacia un modelo que “contemple a cada paciente o persona como centro de atención y no la enfermedad o el proceso por el que es atendida”. Esto, sobre el papel, se logra “dignificando el trato ofrecido, fomentando la cultura de la humanización y creando las condiciones necesarias para desarrollarla y ofreciendo apoyo al conjunto de profesionales”, tal y como ha expuesto la presidenta de Navarra.

Navarra plantea utilizar los salones de actos de los hospitales para proyecciones de filmes, teatro o debates, e implantar un servicio para facilitar la compra de prensa

En la práctica, este planteamiento de extender la cultura de la humanización se materializará con la formación del personal sanitario en ética, relaciones personales, técnicas de comunicación y manejo de conflictos y del duelo y malas noticias. En esta línea, se realizará una "capacitación específica" para puestos clave más relacionados con la cercanía de pacientes (cuidados, admisión o información) y se redactarán recomendaciones de estilo incidiendo en las acciones a llevar a cabo al recibir a cada paciente en la consulta o el protocolo al entrar en una habitación.

El Gobierno foral estima que es necesario potenciar la “calidez de trato” dentro del sistema de salud, por lo que se ha comprometido a “potenciar la cortesía, minimizar el sufrimiento de pacientes, fomentar las opciones de entretenimiento, ocio y cultura para los pacientes, así como favorecer el acompañamiento”. Para ello, impondrá el proyecto Suenon para favorecer el descanso nocturno de pacientes en hospitalización entre las 00:00 y las 06:30, acometerá la mejora o habilitación de servicios de apoyo a acompañantes, como baños o duchas, promoverá la adquisición de tarjetas de identidad que permitan conocer a la persona que se atiende o impulsará iniciativas relacionadas con la humanización de la atención al nacimiento y la lactancia (IHAN). En materia de ocio y entretenimiento, el Gobierno foral plantea utilizar los salones de actos de los hospitales para proyecciones de películas, actuaciones de teatro, debates o cuentacuentos, e implantar un servicio para facilitar la compra de prensa para las personas ingresadas.

Uxue Barkos (c), durante la presentación de la 'estrategia de humanización' para el sistema de salud. (EC)
Uxue Barkos (c), durante la presentación de la 'estrategia de humanización' para el sistema de salud. (EC)

La comunicación constituye para el Ejecutivo de Barkos una de las grandes áreas de actuación. Se persigue “mejorar la calidad y utilidad” de la información que se ofrece a pacientes y familiares mediante la elaboración de una 'carta de compromisos', la revisión y elaboración de material escrito para la entrega en hospitalización, consultas y en los diferentes servicios de acogida, cuidados o recursos de apoyo, y la “readecuación” de los procesos de “consentimiento informado”. En este aspecto, también se ha adoptado el compromiso de mejorar la señalización, así como el clima laboral y de confort.

Para implicar a los estamentos directivos en esta estrategia, el Gobierno foral ha acordado incorporar “indicadores de humanización en los pactos de gestión” y llevar a cabo "sistemas de información que integren dimensiones de humanización en los cuadros de mando”. Para el desarrollo de esta estrategia de humanización, que se configura como un documento “abierto” a las aportaciones de los profesionales y los pacientes, se han constituido comités en los diferentes ámbitos de atención en los que participan más de 150 personas, entre voluntarios, pacientes y familiares, que aportan su visión como “personas usuarias del sistema”.

Barkos ha puesto en valor que en lo que va de legislatura ya se han dado “muchos pequeños pasos” en esta orientación hacia las personas en el sistema de salud, en especial en el ámbito de la atención a la infancia, con la posibilidad del acompañamiento de los padres las 24 horas del día en la nueva UCI pediátrica o en el antequirófano infantil, la adaptación lúdica de los espacios del Área de Hospitalización Infantil para niños y familiares en el Complejo Hospitalario de Navarra (CHN) o la elaboración de una guía-cuento para menores que van a ser intervenidos. Igualmente, destaca el servicio de comida a acompañantes de menores ingresados en observación en Urgencias y Pediatrías del CHN o la adecuación de espacios en la atención a las urgencias pediátricas en el Hospital Reina Sofía de Tudela.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios