Iglesias reúne a la asamblea de Zaragoza, sin el PSOE, para explorar vías "constituyentes"
  1. España
ERC, PNV Y PDECAT confirman su presencia

Iglesias reúne a la asamblea de Zaragoza, sin el PSOE, para explorar vías "constituyentes"

La mesa de partidos también apostará por la mediación internacional para facilitar el diálogo en la crisis con Cataluña. Pedro Sánchez ha rechazado la invitación personal de Pablo Iglesias

Foto: El líder rde Unidos Podemos Pablo Iglesias(c), durante la celebración Zaragoza de la asamblea extraordinaria de los cargos públicos y parlamentarios de la confederación, para defender un referéndum pactado en Cataluña. (EFE)
El líder rde Unidos Podemos Pablo Iglesias(c), durante la celebración Zaragoza de la asamblea extraordinaria de los cargos públicos y parlamentarios de la confederación, para defender un referéndum pactado en Cataluña. (EFE)

Unidos Podemos pone en marcha su nueva hoja de ruta para afrontar la "crisis de Estado" surgida con el 1-O, combinando la clave destituyente, de "echar a Rajoy", y la constituyente, tanto en Cataluña como en el resto de España. Este miércoles volverá a reunir, en el Congreso de los Diputados, a los partidos integrantes de la asamblea de Zaragoza: ERC, PNV, PDeCAT y Compromís para abordar acuerdos encaminados a buscar una solución dialogada al conflicto con Cataluña e incrementar el cerco al presidente del Gobierno. Pedro Sánchez, el líder de los socialistas, ha declinado la invitación personal cursada por Pablo Iglesias.

El secretario general de Podemos planteó a Sánchez la presencia del PSOE en esta mesa de patidos "sin más compromiso a priori que el de escucharnos y dialogar". Desde la formación dicen respetar su negativa, pero avanzan que seguirán insistiendo bajo la premisa de que "es más fácil encontrar soluciones entre los que pensamos distinto pero no apostamos por la violencia y la represión, como es el caso del PP". Sin los socialistas no será viable ninguna iniciativa a corto plazo, como la reclamada moción de censura, para intentar sacar a Mariano Rajoy del Gobierno. Sin embargo, Iglesias no tira la toalla porque "en política los acuerdos se hacen entre que piensan diferente, y nuestra obligación es buscar soluciones y propiciar el diálogo".

Foto: Asamblea de Zaragoza, impulsada por Unidos Podemos y en la que participaron ERC, PNV, PDeCAT, formaciones de ámbito autonómico y 'alcaldes del cambio'. (EFE)

Las propuestas que se abordarán en la también denominada 'Mesa de partidos por la libertad, la fraternidad y la convivencia' va en dos direcciones. Por un lado planteará "la necesidad de abrir caminos constituyentes en Cataluña y España para buscar un nuevo acuerdo". Esto es, señalar el 'Régimen del 78' como caduco y poner sobre la mesa no solo un encaje para Cataluña, sino un nuevo modelo territorial para todo el Estado. Asimismo, se apostará por activar todos los resortes al alcance de estas formaciones para impulsar una mediación internacional en el conflicto con Catauña que facilite el diálogo "en la línea de lo propuesto por Ada Colau".

Pablo Iglesias ha recalcado a través de una declaración hecha pública en las redes sociales que "si algo quedó demostrado el pasado domingo es que los problemas políticos no se resuelven a porrazos o con balas de goma". Asimismo, asegura, para justificar la nueva hoja de ruta, que "hay un clamor en España y en Cataluña que frente a la violencia y la cerrazón pide diálogo y soluciones políticas. En este contexto, la mesa de partidos por la libertad, la fraternidad y la convivencia aspira a ser un espacio "no sólo de defensa de las libertades democráticas sino también de búsqueda de soluciones a la situación que estamos viviendo".

El sector anticapitalista de Podemos, liderado por el eurodiputado Miguel Urbán y la coordinadora andaluza del partido Teresa Rodríguez, ya puso sobre la mesa la vía constituyente varias semanas antes del 1-O, un referéndum que asumieron como una ventana de oportunidad para propiciar un cambio constitucional. Este martes, en un comunicado, concretan que "el movimiento soberanista en Catalunya" ha puesto sobre la mesa "la imposibilidad de reformar en un sentido federalizante (esto es, que acepte la libre voluntad y soberanía des las diferentes partes) la Constitución y el régimen del '78". Asimismo, y en una clave rupturista aseguran que "sólo una práctica masiva desobediente puede ser el instrumento de las capas populares para desbordar los propios límites institucionales".

El PSOE, al contrario de lo que defiende Iglesias, no es para este sector un actor con el que buscar alianzas, puesto que "con su apoyo subalterno a Mariano Rajoy, ha sido incapaz de proponer un camino diferente. La presunta renovación propuesta por Pedro Sánchez no es más que un cambio de caras que no se traduce en una propuesta política alternativa a la del PP". Los 'anticapis' enarbolan la bandera de la apertura de procesos constituyentes, una vez más, con la premisa de que "hay que trabajar desde ya por su salida (de Rajoy) de Moncloa" e impulsar "un movimiento democrático que defienda las legitimidad de las decisiones democráticas del pueblo catalán y que, a la vez, haga frente a la ofensiva reaccionaria del PP".

El coordinador federal de Izquierda Unida, Alberto Garzón, ha enviado asimismo una carta a todas las formaciones con representación parlamentaria en la que pide "diálogo y negociación". Por otra parte, asume que el pueblo catalán tiene derecho a decidir su futuro, y trabajamos para que ese futuro sea en común con el resto de pueblos de España", pero matiza que "para que esto sea así es necesario que exista un proyecto de país que cubra las necesidades más urgentes de las clases populares, resuelva las aspiraciones de los diferentes pueblos y en el que, en suma, quepamos todos y todas". Todo ello lo lleva a asegurar que es el momento de "valorar la construcción colectiva de una República Federal".

En la misiva, Garzón insiste en que "hoy queda claro que no es sostenible ni declarar la independencia de forma unilateral ni seguir ignorando el conflicto en Catalunya", pero concluye afirmando que "al apartarse las nubes de lo insostenible, emerge la legítima posibilidad de un modelo federal, democrático y popular".

En la nueva fase abierta por Unidos Podemos la búsqueda de soluciones en la mesa de partidos se combinará con la ovilización en las calles, la búsqueda de apoyos internacionales, la simplificación discursiva basada en la polarización de demócratas frente a represores y los mecanismos judiciales. Una operación de cerco a Rajoy y de impulso de un bloque alternativo para formar un frente común contra el PP.

Ada Colau Referéndum Cataluña 1-O Pablo Iglesias Pedro Sánchez Mariano Rajoy Unidas Podemos Partit Demòcrata Català (PDeCAT) PSOE Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Zaragoza
El redactor recomienda