UNIDOS PODEMOS inicia LA 'FASE DESTITUYENTE'

Iglesias desde Madrid y Colau desde Cataluña activan la 'operación cerco a Rajoy'

Unidos Podemos y Catalunya en Comú ponen en marcha una hoja de ruta destituyente activando todos los resortes a su alcance para formar un frente común contra el PP

Foto: Asamblea de Zaragoza, impulsada por Unidos Podemos y en la que participaron ERC, PNV, PDeCAT, formaciones de ámbito autonómico y 'alcaldes del cambio'. (EFE)
Asamblea de Zaragoza, impulsada por Unidos Podemos y en la que participaron ERC, PNV, PDeCAT, formaciones de ámbito autonómico y 'alcaldes del cambio'. (EFE)

Movilización en las calles, búsqueda de apoyos internacionales, simplificación discursiva basada en la polarización de demócratas frente a represores, mecanismos judiciales y construcción de un bloque alternativo de cargos públicos que dé continuidad a la denominada asamblea de Zaragoza. Podemos y Catalunya en Comú, la formación liderada por Ada Colau, han puesto en marcha una operación de cerco al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, activando todos los resortes a su alcance para formar un frente común contra el PP.

El 1-O lo ha acelerado todo y ya ni siquiera se mira con complacencia al "nuevo PSOE" de Pedro Sánchez para atraerlo con buenas palabras hacia el "bloque del cambio". El "reloj se ha puesto en marcha", afirmaba este domingo un dirigente de Podemos a modo de ultimátum hacia el secretario general de los socialistas. El tiempo de la seducción se ha acabado: o se está con los demócratas o contra ellos, parecía resumir momentos después Pablo Iglesias en referencia al líder de la oposición. No se cerrarán puertas para seguir sumando actores al también denominado "bloque democrático", y el PSOE es imprescindible para activar mecanismos como el de la moción de censura, pero no se esperará confiando en que se acabe viendo forzado a integrarlo.

La formación morada ha pasado de pantalla y se lanza a apostarlo todo a una carta, la de echar a Mariano Rajoy del Gobierno, en un contexto en el que la legislatura, sin Presupuestos y sin el necesario apoyo del PNV a un Gobierno en minoría, se vislumbra corta. Un adelanto electoral obliga a las formaciones a marcar perfil propio y Podemos no renunciará a ello con esta estrategia en clave de proceso destituyente.

Este domingo se dio el pistoletazo de salida a la vuelta a las calles. Podemos no apoyó oficialmente la manifestación en la Puerta del Sol por el derecho a decidir, aunque sí Izquierda Unida y la mayoría de dirigentes madrileños, tanto pablistas como errejonistas y anticapitalistas, llamaron a "volver a tomar las plazas". En Andalucía o Valencia, donde también se produjeron manifestaciones convocadas sobre la marcha, las direcciones autonómicas del partido sí fueron impulsoras. Catalunya en Común también se sumará este mismo lunes a las concentraciones convocadas a las 12 delante de los centros de trabajo y los consistorios catalanes, así como a los paros laborales previstos para el martes, apoyando incluso una hipotética huelga general.

Iglesias: "Ningún argumento justifica el uso de la violencia contra la población civil"

Calles, instituciones, pero también internacionalización del conflicto. El principal logro en esta línea ha sido el favor del líder del laborismo británico, Jeremy Corbyn, conseguido a través de su asesor electoral muy próximo a Podemos y sus dirigentes, Owen Jones, encargado además de transmitir el relato construido por Podemos entre la prensa inglesa. El líder de la oposición en Reino Unido se comprometió públicamente a exigir a la primera ministra, Theresa May, que pidiese directamente a Rajoy "poner fin a la violencia en Cataluña".

Tras Corbyn, otros apoyos internacionales a esta hoja de ruta, aunque estos más previsibles, han sido los del vicepresidente del Parlamento Europeo, Dimitrios Papadimoulis (Syriza), y del líder francés de Francia Insumisa, Jean-Luc Mélenchon. El primero pedirá este lunes que se introduzca la situación en Cataluña como un punto dentro del orden del día de la sesión plenaria en Estrasburgo, después de exigir que "los conflictos políticos deben resolverse mediante política" y advertir de que "la violencia policial agrava la crisis entre Madrid y Cataluña". Mélenchon, por su parte, se ha lanzado directamente a defender un proceso constituyente.

Ada Colau: "Me sumo al grito de mucha gente que ha pedido la dimisión de Mariano Rajoy"

Los mecanismo legales serán otro recurso más para amplificar la polarización. Los servicios jurídicos del Ayuntamiento de Barcelona darán cobertura legal a cualquier ciudadano que quiera denunciar algún tipo de lesión provocada por las fuerzas de seguridad este domingo, y el propio consistorio impulsará una querella contra los "responsables" de la vulneración de derechos fundamentales durante el 1-O.

Ada Colau vota en el referéndum del 1-O.(EFE)
Ada Colau vota en el referéndum del 1-O.(EFE)

Lo ocurrido el 1-O, según ha sostenido la alcaldesa Ada Colau, "es un punto de inflexión" que debe derivar en un proceso destituyente. "Me sumo al grito de mucha gente que ha pedido la dimisión de Rajoy", afirmaba tras el cierre de las urnas en una entrevista televisiva. En su mano está asegurar la presencia en el 'bloque destituyente' de PDeCAT y ERC.

Con los exconvergentes ya cerró un acuerdo para la cesión de locales electorales con compensaciones que no han salido a la luz, mientras que con los segundos mantiene negociaciones al más alto nivel, tanto para sumarlos a una moción de censura en el Congreso de los Diputados como para barajar un posible pacto poselectoral. Cuestiones todas ellas que se pusieron sobre la mesa tanto en la cena secreta que mantuvieron Pablo Iglesias y el portavoz de los comunes en el Congreso, Xavier Domènech, con el 'vicepresident' Oriol Junqueras como en las conversaciones que continúa conduciendo ahora el núcleo duro de la alcaldesa.

El modelo de la 'Declaración de Zaragoza' es la propuesta que Pablo Iglesias volvió a reivindicar ayer frente a Pedro Sánchez y Mariano Rajoy, a quienes acusó de no tener ningún proyecto ni alternativa. Un modelo que pasa por acordar un referéndum pactado y exhibir la mayoría parlamentaria que el líder del PSOE necesitaría para ser el candidato a la presidencia en una moción de censura contra Mariano Rajoy. Un modelo, también, que se inspira en la asamblea de parlamentarios y alcaldes que lideró Francesc Cambó, de la Lliga Regionalista, en 1917, para hacer frente a la crisis del turnismo durante la Restauración. Un proceso destituyente, pues, que abra la puerta posteriormente a un proceso constituyente en todo el Estado.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios