"movilización constante" desde la diada

El díscolo de Pablo Iglesias en Cataluña llama a convertir el 'procés' en un 15-M

Albano Dante Fachin participará en los actos organizados por las marchas de la dignidad y llama a "una movilización constante por los derechos nacionales, culturales y sociales"

Foto: El lider de Podem en el Parlament, Albano Dante, durante su intervención en la sesión donde se ha aprobado la ley del referéndum. (EFE)
El lider de Podem en el Parlament, Albano Dante, durante su intervención en la sesión donde se ha aprobado la ley del referéndum. (EFE)

Convertir la Diada en una manifestación continuada, en forma de acampada, hasta el 1-O para “desbordar” la hoja de ruta independentista o, en palabras del líder de Podem en Cataluña, Albano Dante Fachin, convertir el 'procés' en un 15-M. El pasado mes de julio ya comenzó a difundirse que la CUP, el sector de ERC menos moderado y organizaciones soberanistas trabajaban en esta estrategia, mientras la 'Marchas por la Dignidad' en Cataluña, herederas del movimiento quincemayista, lanzaban al mismo tiempo una agenda para los días siguientes a la Diada centrada en un llamamiento a organizaciones y movimientos sociales. El objetivo es desarrollar una “Carta catalana de derechos sociales” en clave constituyente.

Formación de un castell durante la Diada de 2016. (EFE)
Formación de un castell durante la Diada de 2016. (EFE)

Antes de que comenzasen a proyectarse estos movimientos, sin apenas eco fuera de las estructuras soberanistas de base, Fachin ya había tejido este relato, como apoyo a su posicionamiento en contra de la dirección estatal, incluyendo su difusión mediante artículos en prensa. Esto es, según sostenía, “un camino por donde puedan transitar de la mano dos fuerzas tectónicas poderosísimas que muy a menudo han actuado separadas: el movimiento soberanista y el 15-M”, según defendía en las páginas de 'El Periódico de Catalunya'.

La dirección catalana, apartada de los actos de Catalunya en Comú durante la Diada en los que serán cabeza de cartel Ada Colau, Pablo Iglesias, Xavier Domènech y la coportavoz Elisenda Alamany, daba pistas esta misma semana sobre sus intenciones en la Diada al asegurar que apoyarían los actos de la 'Marxa de la Dignitat' ('marcha de la dignidad'). Al contrario que el año pasado, Domènech ha rechazado participar en la manifestación de la ANC por considerar que el lema no es inclusivo con los favorables a participar en el referéndum votando 'no'.

"Tiene que ser la Diada decisiva para derrotar a un Estado que no acepta las urnas como testimonio", señalaba el presidente de la ANC, Jordi Sánchez

El presidente de la ANC, Jordi Sánchez, sí coincidía, en cambio, con la terminología utilizada tanto por Fachin como por 'cupaires' al remarcar la necesidad de “desbordar” Barcelona durante esta Diada. “Tiene que ser la Diada decisiva para derrotar a un Estado que no acepta las urnas como testimonio”, añadía. La coportavoz de los comuns sí acudirá a la manifestación, mientras que Domènech todavía no ha tomado la decisión, según fuentes del partido.

El objetivo que Fachin comparte con la CUP, con cuyos dirigentes ha compartido varios actos pro referéndum de autodeterminación, es conquistar “desde abajo” una hoja de ruta que hasta ahora han conducido las élites convergentes y republicanas. “Hay que tener la valentía de explorar nuevos caminos que permitan seguir impugnando un régimen del 78 que ya no convence ni a 'soberanistas' ni a 'indignados'”, afirmaba en el artículo antes citado.

En definitiva, Fachin llamaba a “una movilización constante por los derechos nacionales, culturales y sociales. Una movilización que recorra pueblos y plazas, universidades y talleres y que piense cómo hacer la Cataluña feminista, igualitaria, trabajadora, innovadora, culta, laica y solidaria, con servicios públicos de calidad y con una juventud con futuro”. Un 15-M a la catalana, más cercano a las tesis de Andreu Nin que a las de su jefe de filas en Madrid, Pablo Iglesias.

El portavoz de Catalunya Sí Que Es Pot, Joan Coscubiela. (EFE)
El portavoz de Catalunya Sí Que Es Pot, Joan Coscubiela. (EFE)

Cercano al sector anticapitalista del partido en Cataluña (Revolta Global), el choque entre Fachin y el portavoz de su grupo parlamentario, Joan Coscubiela, además de con Pablo Iglesias, recibía el apoyo de la corriente liderada por el eurodiputado Miguel Urbán y la líder de Podemos en Andalucía Teresa Rodríguez. En un comunicado, Anticapitalistas ha mostrado su apoyo a la aprobación este miércoles de la ley del referéndum, considerándola "legítima", por respaldar "la voluntad de la mayoría de la sociedad catalana, que quiere ejercer el derecho a decidir".

En línea con la estrategia de Fachin de convertir el 1-O en un 15-M, el sector revolucionario llamaba a la "solidaridad" de las izquierdas de todo el Estado con el pueblo catalán, lo cual no solo justifica por el "legítimo derecho a votar", sino también porque "puede acelerar el proceso destituyente del régimen y avanzar en una profundización democrática". Asimismo, se remarcaba la necesidad de desobedecer porque, añadían, "las fuerzas del régimen del 78 y el Gobierno pretenden taponar y judicializar la voluntad”.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
30 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios