REUNIÓN DE TODAS LAS FUERZAS POLÍTICAS

De la emoción de Domènech y Tardà al pudor del PNV: así fue el pacto antiyihadista

Las fuerzas políticas se reunieron en el Ministerio del Interior tras el atentado. Por primera vez acudieron algunos partidos. El Confidencial reconstruye cómo aconteció el encuentro

Foto:  El secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto (d), junto a Joan Tardà (2d), de ERC; y Aitor Esteban (2i), del PNV. (EFE)
El secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto (d), junto a Joan Tardà (2d), de ERC; y Aitor Esteban (2i), del PNV. (EFE)

La reunión del pacto contra el terrorismo yihadista celebrada este lunes a raíz del terrible atentado en Barcelona y Cambrils contó por primera vez con la presencia de fuerzas políticas que, hasta el momento, habían preferido no acudir a la cita desde que este acuerdo se constituyera en febrero de 2015 con la rúbrica de Mariano Rajoy y Pedro Sánchez. Aquel fue su primer pacto de Estado y a él se sumaron otras formaciones como Ciudadanos. En la de este lunes acudieron de forma inédita representantes del PNV (Aitor Esteban), Esquerra Republicana (Joan Tardà), PDeCAT (Carles Campuzano) y Compromís (Joan Baldoví). Todos ellos lo hicieron en calidad de observadores, igual que Podemos, cuyo secretario de Relación con la Sociedad Civil y Movimientos Sociales, Rafael Mayoral, dejó claro que era compatible su "criterio político" (no firmar el pacto) con la "lealtad institucional" que supone acudir a la reunión en la sede del Ministerio del Interior.

Pese al debate existente entre firmantes y observadores —el ministro Juan Ignacio Zoido pidió a los observadores que suscribieran el acuerdo y estos lo rechazaron, al menos de momento—, el espíritu de solidaridad con las víctimas, de condena al atentado y de unión de todos los partidos políticos prevaleció por encima de cualquier otra cuestión. Se notó en el ambiente y todos los dirigentes así lo quisieron trasladar a los medios al término del cónclave.

En ese sentido, fuentes presentes en la reunión destacan a este diario la iniciativa de algunos dirigentes catalanes no firmantes del pacto, como el líder de los comunes (el partido de Ada Colau) en Madrid, Xavi Domènech, y el portavoz de ERC, al agradecer en reiteradas ocasiones la labor del Gobierno, de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y de la inmensa mayoría de los políticos, volcados con los atentados en Cataluña. Resaltaron la labor de coordinación con los Mossos d'Esquadra —que lideran la investigación de los hechos sobre el terreno— e insistieron en los importantes beneficios resultantes de la colaboración entre todas las administraciones públicas.

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido (d), junto a Rafael Hernando (2d) y José Antonio Bermúdez de Castro (3d), del PP, y José Manuel Villegas (4d) y Miguel Gutiérrez, de Ciudadanos. (EFE)
El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido (d), junto a Rafael Hernando (2d) y José Antonio Bermúdez de Castro (3d), del PP, y José Manuel Villegas (4d) y Miguel Gutiérrez, de Ciudadanos. (EFE)

Hubo quienes se sorprendieron ante el despliegue de agradecimientos y las palabras de ambos, que apelaron a la unidad y confianza en la coordinación de todas las estructuras del Estado. El propio Domènech aseguró en su comparecencia pública que las cosas habían funcionado "muy bien" en momentos de "gravedad extrema" y valoró el plan de actuaciones futuras que les expusieron desde Interior. También el PDeCAT (antigua Convergència) agradeció el "gesto político" que supuso la reunión del pacto, subrayando la "unidad de fondo" del encuentro, más allá de "discusiones de carácter más político".

El caso de Aitor Esteban, portavoz de los nacionalistas vascos en el Congreso, fue distinto. Las mismas fuentes presentes en la reunión aseguran que el dirigente vasco no tomó la palabra apenas durante el encuentro. Insisten en que no dejó entrever el mismo espíritu de unidad y aseguran que su postura fue exactamente la que mostró después ante los medios. De hecho, Esteban no dudó en subrayar que su partido "mantiene discrepancias con el contenido" del pacto y, en concreto, con algunas medidas relativas al ámbito penal. El PNV ya dijo que tendría el "gesto" de acudir como observador "ante la gravedad de la situación" y por el hecho de que la Ertzaintza ya tiene acceso a información antiterrorista. Esa fue una de las "contraprestaciones" —en palabras de Esteban— que el PNV consiguió en la negociación presupuestaria de 2017 con el Gobierno.

De la emoción de Domènech y Tardà al pudor del PNV: así fue el pacto antiyihadista

En realidad, todas las fuerzas políticas valoraron positivamente la coordinación entre la Administración catalana y los recursos del Estado puestos a disposición de la investigación. En el PP insisten en que la actuación conjunta ha sido exitosa y reconocen que el objetivo pasa por que la colaboración sea absoluta. Otras formaciones dan por buena la hoja de ruta del Gobierno, basada en que los Mossos sean quienes lideren la investigación —ayudados por la Policía y Guardia Civil— para evitar cualquier signo de politización basado en que el Estado limita las competencias de los cuerpos policiales catalanas. "Nadie tiene un papel victimista y todos valoran la cooperación de todas las fuerzas. Las cosas se están haciendo bien", insisten.

Un pacto que se reúna periódicamente

Varias fuerzas políticas pusieron encima de la mesa la necesidad de que el pacto antiyihadista cambie su funcionamiento para empezar a reunirse de forma periódica y no solo después de que tenga lugar un atentado. La última vez que los partidos se dieron cita en este marco fue el verano del año pasado, tras el ataque terrorista en Niza. La propuesta del partido centrista, por ejemplo, pasa por que el Gobierno pueda ir compartiendo la evolución de los acontecimientos con los grupos firmantes.

Xavier Domènech (i), de En Comú Podem, y Rafael Mayoral (d), de Podemos. (EFE)
Xavier Domènech (i), de En Comú Podem, y Rafael Mayoral (d), de Podemos. (EFE)

La distinción entre firmantes y observadores —que no hizo por ejemplo el PSOE, apelando a la importancia de que todos los partidos estén reunidos independientemente de que hayan suscrito el acuerdo o no— abrió una vez más el debate sobre si las formaciones que no firmen el pacto deben tener el mismo acceso a los datos que maneja el Estado sobre la lucha antiterrorista con respecto a los suscriptores.

En todo caso, Ciudadanos plantea que el pacto antiyihadista esté integrado también por miembros de los ministerios de Defensa y Exteriores para asegurar un estudio integral de la situación. Además, otra de las peticiones del grupo naranja pasó por la elaboración de un informe que ponga de manifiesto los aciertos y los errores llevados a cabo en la investigación y en el proceso de captura de los terroristas, para mejorar en las futuras operaciones. El Gobierno aseguró ver con buenos ojos la propuesta, aunque no comprometió un plazo concreto para su realización, y todo apunta a que no será antes de que terminen las pesquisas por completo.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios