Es noticia
Menú
"Echar droga en los cubatas de las chicas es una bonita costumbre española"
  1. España
seis meses de cárcel y 1.000 euros de multa

"Echar droga en los cubatas de las chicas es una bonita costumbre española"

Durante más de un año escribió en Twitter comentarios como "felicidades a las mujeres que sois maltratadas" o "mis profesoras eran feas, eso es lo que les salvó de que las violara"

Foto:

Un hombre de 36 años ha aceptado una condena de seis meses de prisión y una multa económica de algo más de 1.000 euros como responsable de un delito de provocación a la discriminación contra las mujeres o las personas de raza negra con sus despectivos y humillantes comentarios en Twitter durante más de un año. El condenado escribió en la red social comentarios como: "Cuando una tía está triste, lo que necesita es un buen golpe de rabo"; "Hoy es el día internacional contra la violencia de género, felicidades a todas las mujeres que sois maltratadas"; "Las tías cuando dicen que no es que sí"; "Las chicas que se operan los labios lo hacen para hacer buenas felaciones", o "Mis profesoras eran todas feas, eso es lo que les [sic] salvó de que las violara".

La sentencia de conformidad ha sido dictada por el Juzgado de lo Penal número 4 de Pamplona después de que Francisco Rodríguez Martínez, nacido en Barcelona en 1981, y su defensa expresaran su conformidad con la calificación y con las penas contenidas en el escrito de acusación del Ministerio Fiscal.

Foto:

Según se refleja en la sentencia, ente los meses de noviembre de 2014 y enero de 2016, el ahora condenado publicó en su perfil de Twitter, que utiliza el 'nick' de 'icewolf' y el nombre de usuario @payopayaso, varios comentarios con la "voluntad de menospreciar y desacreditar a las mujeres fundamentalmente, pero también a las personas de raza negra, o de provocar a la discriminación contra las mujeres o las personas de raza negra". Entre ellos, estaban los siguientes: "Yo no entiendo por qué decir que una mujer se mete las pollas hasta la campanilla es infravalorarla"; "Todos los tíos necesitamos a dos mujeres. Una para follar y la otra para que haga las tareas de casa", o "Yo estoy tranquilo: como no soy negro ni maricón, no puedo tener sífilis".

"A veces los hombres amenazamos de muerte a las mujeres y al final solo les damos una pequeña paliza. Así que estaros [sic] tranquilos", escribió

Asimismo, el condenado "justificó y enalteció" los delitos de violencia física contra la mujer al escribir: "A veces los hombres amenazamos de muerte a las mujeres y al final solo les damos una pequeña paliza. Así que estaros [sic] tranquilos". También "justificó y enalteció" los delitos contra la libertad sexual de las mujeres al asegurar: "Yo creo que echar droga en los cubatas de las chicas para follártelas es una bonita costumbre española y no debería desaparecer". Igualmente, los 25 de noviembre de 2014 y 2015, coincidiendo con la celebración del Día contra la Violencia de Género, afirmó: "Hoy es el día internacional contra la violencia de género, felicidades a todas las mujeres que sois maltratadas", incitando así a los delitos de violencia de género.

El listado de comentarios despectivos y humillantes hacia las mujeres incluye, según refleja la sentencia, las expresiones "Que nunca se pierda el bonito gesto de darle una palmadita en el culo a la camarera cuando te trae la cerveza"; "A una mujer solo se le chilla para decirle ¡tráeme otra cerveza!", o "Yo no estoy de acuerdo con Laura. Las tías cuando dicen que no, es que sí".

Foto: Montaje de Vanitatis que la propia Andrea ha compartido en Twitter para celebrar su cumpleaños.

Estos hechos, probados por conformidad de las partes, constituyen "un delito de provocación a la dominación", según sostiene la sentencia, que condena al acusado a la pena de seis meses de prisión y a una multa económica a razón de una cuota diaria de seis euros (algo más de 1.000 euros). El fallo acuerda la suspensión de ejecución de la pena privativa de libertad impuesta, otorgándola por un plazo de dos años al penado con la condición de que no delinca a la largo de este tiempo, "apercibiéndole que la suspensión acordada quedará sin efecto si incumpliere dicha condición, revocándose esta y procediendo a la ejecución de la pena".

Un hombre de 36 años ha aceptado una condena de seis meses de prisión y una multa económica de algo más de 1.000 euros como responsable de un delito de provocación a la discriminación contra las mujeres o las personas de raza negra con sus despectivos y humillantes comentarios en Twitter durante más de un año. El condenado escribió en la red social comentarios como: "Cuando una tía está triste, lo que necesita es un buen golpe de rabo"; "Hoy es el día internacional contra la violencia de género, felicidades a todas las mujeres que sois maltratadas"; "Las tías cuando dicen que no es que sí"; "Las chicas que se operan los labios lo hacen para hacer buenas felaciones", o "Mis profesoras eran todas feas, eso es lo que les [sic] salvó de que las violara".

Noticias de Navarra Ciberacoso
El redactor recomienda