botín, pallete y del pino, entre los asistentes

La cohorte empresarial de Felipe VI en Buckingham

Felipe VI llevó la orden de la Jarretera, que le impuso Isabel II este mismo miércoles, y doña Letizia, vestida de rojo, la tiara de Lis, que fue un regalo de boda de Alfonso XIII a Victoria Eugenia

Hay una cuestión innegable: en pompa y boato, Buckingham Palace no tiene competidor. Y, concretamente, con la visita de Estado de los Reyes de España, Isabel II está tirando la casa por la ventana. Desde la carroza con la que se trasladó con Felipe VI a palacio —dicen que la madera del histórico carruaje, '1902 State Landau', proviene del mismísimo árbol donde Isaac Newton meditó la teoría de la gravedad— hasta la cubertería de la cena de gala, la misma que se utilizó el día de su coronación, hace ahora 64 años.

La monarca es la más longeva del mundo y Felipe VI —que hace tan solo tres años se ha estrenado en el trono— aprovechó el discurso que pronunció la noche del miércoles para recalcar que su anfitriona era una “referencia” a ambos lados del Atlántico. “Quiero expresaros mi reconocimiento, mi admiración y mi respeto y felicitaros de corazón”, matizó durante una intervención realizada en su mayor parte en español en la que, una vez más, tal y como había hecho previamente en Westminster, destacó los fuertes vínculos bilaterales tanto en cuestiones culturales como económicas.

Por su parte, Isabel II recordó que en la misma sala donde se celebraba el banquete, se conocieron Alfonso XIII y la reina Victoria Eugenia, bisabuela de Felipe VI y también su madrina. “Las visitas de Estado son una expresión de profundo respeto y amistad que describen las relaciones entre España y Reino Unido. Solo ocasionalmente también proporcionan una oportunidad de gran felicidad personal”, señaló.

En una sutil referencia a Gibraltar, la reina mencionó que "con una historia compartida tan considerable" resulta inevitable que haya habido asuntos en los que "las posiciones no hayan coincidido", pero dijo que la "intensidad" de la amistad entre los dos países "ha generado un sólido espíritu de cooperación y buena voluntad".

La cohorte empresarial de Felipe VI en Buckingham

Ante los que fueron los tronos usados para la coronación de Eduardo VII y la reina Alejandra en 1902, Isabel II presidió el banquete en la mesa presidencial en la que también estuvieron la duquesa de Cornualles, el ministro español de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Alfonso Dastis; la primera ministra británica, Theresa May; el duque Guillermo de Cambridge, y el jefe de la Casa del Rey, Jaime Alfonsín.

También estuvo presente por primera vez en una cena de Estado el príncipe Enrique, que recientemente declaró en una entrevista que no cree que nadie en la familia real quiera realmente ser rey o reina, pero que finalmente se acaba asumiendo el cargo con base en el sentido del deber.

Para la ocasión, Felipe VI llevó la orden de la Jarretera, que le ha impuesto Isabel II este mismo miércoles, y doña Letizia, vestida de rojo, la tiara de Lis, que fue un regalo de boda de Alfonso XIII a su esposa, Victoria Eugenia, que la lució el día del enlace. En definitiva, cada detalle milimétricamente pensado y con un significado especial. Y en este sentido, no pueden pasar desapercibidos los nombres que estaban en la lista de los más de 150 invitados.

La presidenta del Santander, Ana Botín; el de Telefónica, José María Alvarez-Pallete; el de IAG, Antonio Vázquez; el de Ferrovial, Rafael del Pino; el de Inditex, Pablo Isla

El rey Felipe VI (i) pronuncia un discurso junto a la reina Isabel II (d) durante la cena oficial. (EFE)
El rey Felipe VI (i) pronuncia un discurso junto a la reina Isabel II (d) durante la cena oficial. (EFE)

Y es que aparte de una oportunidad para lucir tiaras, la visita de Estado tiene lugar en plenas negociaciones del Brexit y, aparte de pedir “confianza y certidumbre” para los ciudadanos, el Rey ha venido acompañado por varios pesos pesados del Ibex 35, que representan el 40% del PIB español, y que este jueves cuando se celebre un foro empresarial hispano británico harán frente común para lograr un “Brexit suave”, que permita minimizar sus intereses empresariales. No en vano, el Reino Unido es actualmente el principal destino de las inversiones españolas extranjeras.

Tras participar en el foro, Felipe VI se reunirá este jueves con la 'premier' Theresa May en Downing Street. A puerta cerrada, el Brexit y el Peñón volverán a ponerse encima de la mesa.

En respuesta al discurso del monarca ante las dos Cámaras del Parlamento, el Gobierno británico ya avanzó este miércoles que la soberanía de Gibraltar "no es negociable" y se basa en los deseos de los gibraltareños.

La cohorte empresarial de Felipe VI en Buckingham

Un portavoz del Ejecutivo alabó los lazos de amistad entre ambos países, pero señaló que persisten las discrepancias en la cuestión de la Roca. "Aunque en el asunto de Gibraltar no coincidimos, nuestra posición es clara: la soberanía no está abierta a negociación", afirmó. "El pueblo de Gibraltar ha expresado repetida y abrumadoramente su deseo de permanecer bajo soberanía británica y lo respetaremos", declaró.

Con respecto a la salida del bloque comunitario, el portavoz señaló que Londres aspira a conseguir un acuerdo "que funcione para el Reino Unido y para la UE y sus restantes miembros, incluida España, y que funcione también para Gibraltar". La bandera de Gibraltar ondeó en la plaza del Parlamento mientras Felipe VI expresó su confianza en que "el diálogo necesario y el esfuerzo" de los dos gobiernos británico y español permitirán avanzar hacia "soluciones aceptables para todos". La alusión a "los dos gobiernos", excluyendo al Ejecutivo del Peñón, molestó al Gobierno gibraltareño, cuyo ministro principal, Fabian Picardo, consideró esta posición "antidemocrática". "No hay solo dos gobiernos relevantes, sino tres", dijo Picardo, que subrayó que el de Gibraltar "es el más importante", porque refleja los deseos del pueblo gibraltareño.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios