Felipe VI: "Confío en avanzar en la búsqueda de fórmulas satisfactorias para todos"
  1. España
nombra A GIBRALTAR EN SU DISCURSO EN WESTMINSTER

Felipe VI: "Confío en avanzar en la búsqueda de fórmulas satisfactorias para todos"

El Rey de España se ha mostrado “seguro” de que la “determinación para superar diferencias se redoblará en el caso de Gibraltar”

placeholder Foto: El rey Felipe pronuncia su discurso en el Palacio de Westminster. (EFE)
El rey Felipe pronuncia su discurso en el Palacio de Westminster. (EFE)

En abril de 1986, poco después de que España entrara en las Comunidades Europeas, el rey Juan Carlos I fue el primer monarca español en dirigirse a las dos cámaras de Westminster. Puntualizó entonces que la disputa de Gibraltar era “lo único” que separaba a ambos países. Hoy, su hijo Felipe VI ha protagonizado una intervención histórica en el mismo escenario. Y tres décadas después, el Peñón ha vuelto a estar presente.

Tras recalcar la historia “tan rica y fructífera” que comparten España y el Reino Unido, el Rey ha señalado que también “ha habido distanciamientos, rivalidades y enfrentamientos” que, gracias al “trabajo y la determinación” de las autoridades y ciudadanos, “han quedado atrás como hechos del pasado”. Y en este sentido, se ha mostrado “seguro” de que la “determinación para superar diferencias se redoblará en el caso de Gibraltar”. “Confío plenamente en que el diálogo necesario y el esfuerzo de nuestros gobiernos conseguirán avanzar en la búsqueda de fórmulas satisfactorias para todos”, remarcó.

Una de las grandes cuestiones que planteaba el histórico viaje de Estado que hoy han comenzado los Reyes de España en Reino Unido era si el monarca haría o no mención explícita en su discurso en el Parlamento a la Roca. La prensa inglesa se hacía estos días la misma pregunta. 'The Times' aseguraba que la “herida sigue abierta”, sobre todo ahora que el Peñón se ha convertido, según el rotativo, en “rehén del poder de veto de Madrid” en las negociaciones del Brexit. El periódico incluso recordaba un comentario realizado en 1991 por Felipe González, cuando era presidente: "Para los británicos, Gibraltar es una visita al dentista una vez al año cuando nos reunimos para hablar de ello. Para nosotros, es una piedra en el zapato todo el día".

Los tabloides más sensacionalistas como 'The Sun' habían hablado incluso de la posibilidad de que el sector más conservador pudiera levantarse y abandonar la sala si Felipe VI reivindicaba el Peñón. Pero no ha habido ninguna escena.

Las palabras del Rey fueron mucho más suaves que la intervención que realizó respecto a este asunto en Naciones Unidas en 2016, cuando recordó que Gibraltar era la única colonia existente en territorio europeo y, en “cumplimiento del mandato de Naciones Unidas”, pidió al Reino Unido terminar con ese “anacronismo” con una solución entre los dos países que “restablezca la integridad territorial de España y resulte beneficiosa para la población de la Colonia y el Campo de Gibraltar”.

Actualmente, 7.000 trabajadores españoles cruzan cada día la frontera. Su situación podría complicarse enormemente con el Brexit. En este sentido, el Rey ha asegurado que, “aunque nos pueda pesar”, respetaba “plenamente” la decisión realizada por el Reino Unido “en el ejercicio de su soberanía y legalidad institucional” de dejar la Unión Europea.

“En el plano bilateral, nuestros gobiernos deberán trabajar intensamente para mantener, e incluso mejorar, el entramado de relaciones que hemos construido dentro del proyecto europeo. Es algo que nos reclaman nuestras sociedades, profundamente imbricadas entre sí”, señaló.

La 'premier' Theresa May ha propuesto garantizar un permiso de residencia a los comunitarios que lleven viviendo cinco años en el país para que puedan gozar de los mismos derechos que los británicos en cuestiones como sanidad o acceso a servicios sociales. Sin embargo, a día de hoy, la líder 'tory', más criticada que nunca en sus propias filas tras perder la mayoría absoluta en las generales del mes pasado, sigue sin especificar la fecha de corte a la hora de contabilizar el lustro.

En este contexto, Felipe VI recalcó que durante el divorcio se debe pensar “especialmente en los centenares de miles de británicos y españoles residentes en nuestros respectivos países, que constituyen una base muy importante sobre la que se asienta nuestra relación”.

“Son ciudadanos que aspiran legítimamente a una vida digna y segura, para ellos y para sus familias. Por ello, animo a nuestros dos gobiernos a seguir trabajando para que el acuerdo de salida del Reino Unido de la Unión Europea les dé la necesaria confianza y certidumbre”, matizó.

El monarca ha recalcado también que la “riquísima relación” entre ambas sociedades tiene su correlación en los lazos económicos y comerciales. No en vano, el Reino Unido se ha convertido en el principal destino de las inversiones españolas. Para defender esta posición, el Rey está acompañado en este viaje por varios pesos pesados del Ibex 35, que representan el 40% del PIB español, y que mañana, cuando se celebre un foro empresarial hispano británico, harán frente común para lograr un “Brexit suave”, que permita minimizar sus intereses empresariales.

“Son empresas punteras en sus sectores que, gracias a su elevado nivel tecnológico, a su excelencia y buen hacer, han conseguido establecerse en un mercado tan exigente como el británico”, señaló el monarca.

Foto: Rajoy, junto al italiano Paolo Gentiloni, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk y el primer ministro de Malta, Joseph Muscat, en la cumbre de Roma. (EFE)

Durante el discurso, que pronunció en español, también hizo mención a las lenguas —“el inglés y el español son las dos principales lenguas de comunicación internacional”— y las raíces culturales con autores como Shakespeare y Cervantes —“ambos están en los cimientos de los intensos intercambios intelectuales”—.

Por otra parte, el Rey también tuvo palabras para las víctimas del terrorismo. De hecho, empezó su discurso rindiendo tributo a Ignacio Echeverría, asesinado en Borough Market en junio cuando intentó defender a una mujer de los terroristas con la única ayuda de su monopatín. En 10 semanas, Reino Unido fue víctima de tres atentados yihadistas. Felipe VI también recordó la memoria de la diputada Jo Cox, asesinada hace un año en plena campaña del Brexit por un hombre con vínculos a movimientos de extrema derecha.

“Quiero expresarles hoy aquí mi solidaridad y la solidaridad de España con el pueblo británico. Quiero decirles que siempre contarán con el afecto de los españoles. Saben bien que somos sus amigos leales y aliados. Porque cada miserable ataque terrorista nos ataca a todos nosotros; porque las víctimas son de todos nosotros; porque no importa su origen, su raza, su religión, su condición, y porque a todas las víctimas, como a sus familias, les debemos todo el respeto, toda la gratitud y nuestra inquebrantable determinación”, matizó.

El Rey finalizó su intervención recordando la palabras pronunciadas por su padre en la misma Cámara hace 31 años: “Somos dos naciones a las que todo nos llama a la comprensión, el apoyo y el afecto”.

Visita de Estado de los Reyes a Reino Unido Rey Felipe VI
El redactor recomienda