AFEAN QUE NO SE RECONOZCA A LOS ANTIFRANQUISTAS

Homenaje paralelo de Podemos a víctimas de Franco en el 40 aniversario de las elecciones

PSOE, las confluencias, IU, Compromís, PDeCAT y PNV acuden al acto crítico que afea el olvido de los antifranquistas y de los represaliados por la dictadura en la celebración oficial del Congreso

Foto: El líder de Podemos, Pablo Iglesias, interviene en al acto de homenaje paralelo junto a representantes de las víctimas franquistas y portavoces de otras formaciones. (Dani Gago)
El líder de Podemos, Pablo Iglesias, interviene en al acto de homenaje paralelo junto a representantes de las víctimas franquistas y portavoces de otras formaciones. (Dani Gago)

Unidos Podemos no quería celebrar el 40 aniversario de las elecciones de 1977, que tendrá lugar hoy en el Congreso de los Diputados con la presencia de los Reyes, sin rendir homenaje a las víctimas del franquismo. No sin problemas logísticos relacionados con la disponibilidad de espacios en la Cámara Baja ni cierta polémica por la 'contraprogramación', aunque el acto se ha celebrado previamente al oficial, el grupo confederal, a través de su portavoz de memoria histórica Ana Domínguez, ha criticado que no están dispuestos a equiparar a quienes lucharon por la justicia y la democracia y a quienes lucharon por defender valores franquistas.

Citándolo directamente, Domínguez se refería a Rodolfo Martín Villa, quien fue titular de las carteras de ministro de Relaciones Sindicales (1975–1976) y de Interior (1976–1979) y a quien responsable político de numerosos casos de represión, presente en los actos oficiales. Precisamente, este miércoles Podemos cursaba un escrito a la Mesa del Congreso para que fuese excluido de los actos conmemorativos del XL Aniversario de las Elecciones de 1977 y que, en este sentido, "no le sea entregada la medalla de dicho aniversario, por tratarse todo ello de un homenaje que no merece".

El acto, en el que estuvieron presentes representantes del PSOE, las confluencias, IU, Compromís, PDeCAT y PNV, así como representantes de las asociaciones de víctimas y represaliados del franquismo, se convirtió en un grito crítico con las fastos oficiales, por considerar que olvida a los verdaderos protagonistas de la llegada de la democracia. Joan Baldoví, el portavoz de Compromís, recalcó que "aquel acto estaría cojo si no se hubiese hecho este, no se entendería sin toda aquella gente anónima que ayudó a traer la democracia y que sigue luchando". En este sentido afeó que si bien en el acto oficial se entregraía medallas merecidas, "otras son absolutamente inmerecidas".

Para Odón Elorza, "democracia sin memoria no será democracia, aunque no tenemos que asociar memoria a rencor", justificando la presencia de los socialistas en este acto crítico y "necesario" porque "no podemos perder nuestras raíces". Asimismo reivindicó la necesidad de "sacar de las cunetas" a los represaliados por el franquismo que todavía siguen desaparecidos. Carles Campuzano, por su parte, aseguró que "para que esta democracia se cierre bien necesita reconocimiento, perdón y justicia", un reto, añadió diriéndose al líder de Podemos, Pablo Iglesias y a los representantes de las asociaciones de víctimas del franquismo, "para el que pueden contar con nosotros".

El portavoz de los comunes en el Congreso, Xavier Domènech, fue un paso más allá exigiendo que "no se puede aceptar el relato solo como se construye desde otros escenarios", en referencia a las celebraciones oficiales. Historiador antes que político, replicó que "las Cortes se constituyeron no porque los dirigentes de la dictadura pensasen en derogar las bases de la dictura, sino por la lucha en la calle" de anónimos antifranquistas a quienes señaló como "la mejor generación de nuestra historia" que había sido excluida del aniversario en la Cámara Baja.

Alberto Garzón, coordinador federal de IU, fue un paso más allá al señalar "la democracia falsa" que todavía tiene mucho "por mejorar" reivindicando el acto no solo como una reivindicación de la memoria histórica, sino del presente: "Es imposible entender a Martín Villa en este Congreso sin entender lo que fue la Transición, olvidando sus delitos y como las oligarquías de la dictadura construyeron una estructura de poder que se mantiene intacta". Para Garzón, "no puede ser que los que se enriquecieron en la dictura se sigan enriqueciendo sobre esa misma base", por lo que entiende que "para ir a una democracia de verdad es necesario cuestionar la estructura de poder" que supondría cuestionar "la Transición tal y como se hizo", justificando así que "no comparto el acto oficial en el modo en que se ha presentado".

El homenaje paralelo celebrado en una sala de un edificio anexo al Congreso, con la presencia de una veintena de víctimas del franquismo en representación de diversas asociaciones por la memoria histórica, ha rematado con un minuto de silencio "por todos los asesinados que murieron por defender la democracia", que fue seguido de gritos de "sin memoria no hay democracia".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios