EL FRAUDE EN EL FÚTBOL

Hacienda estrecha el círculo sobre Mendes: inspecciones a James, Filipe, Costa y Jackson

La agencia tributaria británica colabora en el seguimiento de las sociedades 'offshore'. El superagente se desmarca del tema fiscal al dedicarse "exclusivamente a la intermediación"

Foto: Jorge Mendes recibe el premio a mejor agente del año en 2015. (Reuters)
Jorge Mendes recibe el premio a "mejor agente del año" en 2015. (Reuters)

El primer negocio de Jorge Mendes fue un vídeoclub. De joven se empollaba películas y películas para poder recomendar a los clientes y alquilar cuantas más mejor. El libro 'La clave Mendes', una biografía publicada en 2015, recuerda aquellos días de juventud. "Sus actores favortios eran Al Pacino, Denzel Washington y Robert de Niro, que en la película 'Casino' pronunció una conocida frase: 'Hay tres maneras de hacer las cosas: la correcta, la incorrecta y la mía'. Una expresión también apropiada para definir la forma de actuar de Jorge Mendes".

Pasados los años y con Mendes como uno de los mejores agentes del fútbol del mundo, se puede decir que a la Hacienda española no le gusta esa 'vía Mendes'. No solo ha denunciado a varios de sus representados (Cristiano Ronaldo, Jose Mourinho, Radamel Falcao, Fabio Coentrao o Ricardo Carvalho), sino que según ha sabido El Confidencial ha abierto inspecciones a otros futbolistas con los que de forma más o menos intensa ha estado relacionado -Diego Costa, James Rodríguez, Jackson Martínez y Filipe Luis- para comprobar si usaron estructuras similares para los derechos de imagen que el resto.

El sistema denunciado hasta ahora es similar en todos los casos. Las denuncias de la fiscalía lo reproducen de forma casi mimética. Los jugadores cedían sus derechos de imagen a sociedades offshore, generalmente en Islas Vírgenes Británicas, y de allí iban a Irlanda, a las sociedades MIM y Polaris. Esta última está dirigida por Luis Correia, sobrino y hombre de máxima confianza de Mendes desde el inicio de Gestifute. El propio agente posee un 30% de las acciones. No es una sociedad fantasma, sino que vende la publicidad y organiza el ATP de Estoril.

El problema es que Hacienda no conocía nada de estos esquemas. Fuentes conocedoras de los procedimientos señalan como persona clave a Carlos Osorio de Castro, un prestigioso abogado mercantilistas portugués que ha trabajado con Mendes. Osorio sería el ideólogo del esquema y el ejecutor junto al banquero. Otro hombre clave es el asesor Miguel Marqués, representante en Portugal del banco suizo St. Galler Kantonal Bank. Estas sociedades de derechos de imagen no estaban declaradas a Hacienda porque los ingresos por publicidad eran como el plan de pensiones de los futbolistas. La idea era que los deportistas vivieran de su salario y una década después, al colgar las botas o cerca de hacerlo, recibieran el dinero de sus anuncios. Para jugadores manirrotos tiene todo el sentido.

Cuando Hacienda comenzó inspecciones en Barcelona por este tema, algunos jugadores de Mendes fueron y regularizaron su situación. Es lo que hizo Pepe, que pagó alrededor de 1,8 millones. Lo mismo hizo Mourinho, que abonó 4,3 millones en un acta de conformidad el 3 de julio de 2015 (aunque ahora la fiscalía le acusa de un delito por ocultarle una sociedad en Nueva Zelanda que salía en la investigación de footballeaks). En junio de 2015, Cristiano presentó todos sus contratos de patrocinio mundiales y pagó 5,6 millones. Al ir voluntariamente uno puede acogerse a la excusa absolutoria y eludir el delito fiscal. Sin embargo, Hacienda interpreta de forma distinta lo que debía tributar por ser renta de origen española y le reclama 14,8 millones más. Por eso ha sido denunciado por cuatro delitos fiscales y su defensa sostiene que solo puede ser una diferencia de criterio pero no un delito fiscal.

Diego Costa creó su estructura de imagen en el Chelsea y Gestifute señala que en la inspección difícilmente Hacienda podrá reclamar nada

Los casos se encaminan a cierres exprés mediante acuerdos de conformidad. Di María ya ha alcanzado ya un pacto y Carvalho está ultimando uno similar. Coentrao y Falcao asumen los delitos fiscales por los derechos de imagen, aunque este último niega el de alargar su residencia en España antes de irse a Mónaco. Los casos se van cerrando -Hacienda y la fiscalía lo que quieren es cobrar y solventar los temas, no mandar a futbolistas a la cárcel-. La COPE informó de que tras estallar el caso de Cristiano este tuvo "una bronca monumental" con Osorio de Castro. Solo en el caso de Falcao salió su nombre y la juez ha imputado a Jorge Mendes.

Mendes tiene una sólida defensa. "Mi actividad profesional como director de Gestifute se limita exclusivamente a la intermediación en los traspasos de jugadores entre clubes de fútbol y en la negociación o renovación de los respectivos contratos de trabajo, percibiendo un 'fee' por cada operación completada", afirma en un correo enviado por su empresa, Gestifute, a este diario. Es decir, que él no es en ningún caso el asesor fiscal. Puede argumentar que aunque quisiera no sabría montar un entramado fiscal así.

Los derechos de imagen en el exterior eran el plan de pensiones de los futbolistas, el dinero que guardaban para su retiro al colgar las botas

Pero la ronda no ha terminado. Según ha podido saber El Confidencial, Hacienda ha abierto inspecciones a Diego Costa, Filipe Luis, James Rodríguez y Jackson Martínez. En los casos de Filipe Luis y Diego Costa lo ha hecho en colaboración con la hacienda británica, ya que los últimos años han residido entre España y Reino Unido (ambos pasaron del Atlético de Madrid al Chelsea). Diego Costa creó una estructura de derechos de imagen en el exterior pero cuando ya estaba en el Chelsea, por lo que un portavoz de Gestifute en España subraya que es una inspección normal y duda de que Hacienda pueda reclamar algo ahí. Alegan que las Islas Vírgenes son una jurisdicción británica y que en Reino Unido, al contrario que en España, está regulado claramente el porcentaje de derechos de imagen que pueden atribuir al mercado local y cuál al exterior. Cristiano defiende que en España no había criterios claros y que pagó por el 20% de sus derechos de imagen aunque tiene informes que señalan que el 92% de su actividad publicitaria procede del exterior.

Según Footballeaks, publicado en España por 'El Mundo', los derechos de imagen de James Rodríguez los manejaba la sociedad de las Islas Vírgenes Británicas "Kenalton Assets Limited, registrada en el mismo edificio de la ciudad de Road Town que las de CR7 y Mourinho" aunque desde Geestifute señalan que su estructura era distinta a las de otros futbolistas. Gestifute limita su relación con los otros dos futbolistas a traspasos puntuales. A Filipe Luis lo llevaba Manuel García Quilón hasta que fue Mendes quien gestionó el traspaso al Chelsea y de vuelta al Atlético de Madrid. Con Jackson, aseguran, solo realizaron la transferencia a China cuando el futbolista no cuajó en el Atlético. Esa fue una de esas operaciones milagro de Mendes, encontrar salida por 42 millones a un futbolista que parecía sin mercado. Ahora en los tribunales debe buscar una vía de escape comparable a esa.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios