comisiones por la venta de partidos de brasil

'Spa', rinoceronte, Messi y Lluís Llach: así es el hotel tapadera de Rosell en Senegal

El expresidente del FC Barcelona ocultó en un resort de lujo del país africano parte de las comisiones ilegales que se llevó por intermediar en la venta de 24 amistosos de la selección de Brasil

Foto: Una de las zonas de descanso del hotel spa 'The Rhino Resort'.
Una de las zonas de descanso del hotel spa 'The Rhino Resort'.

La Policía Nacional y la Guardia Civil han llegado hasta un paradisíaco hotel de lujo de la costa de Senegal siguiendo el rastro de las presuntas comisiones ilegales que se llevó Sandro Rosell por la venta de 24 partidos amistosos de la selección de fútbol de Brasil. El encargado de gestionar la fortuna que el expresidente del FC Barcelona escondía en África era el entrenador y empresario Josep Colomer Esteruelas, detenido este miércoles en el aeropuerto de Barajas. La titular del Juzgado Central de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional, Carmen Lamela, acordó dejarlo en libertad tras imputarle los delitos de blanqueo de capitales e integración en organización criminal. Tiene obligación de estar localizable y personarse todos los meses en el juzgado.

Algunos de los huéspedes que se alojaron en el 'Rhino Resort': Sandro Rosell, Lluís Llach, el qatarí Sheikh Faisal Al Thani y Leo Messi.
Algunos de los huéspedes que se alojaron en el 'Rhino Resort': Sandro Rosell, Lluís Llach, el qatarí Sheikh Faisal Al Thani y Leo Messi.

El propio auto de imputación revela que Colomer, antiguo director de fútbol base del Barça, es administrador —o lo ha sido hasta hace poco— de la sociedad senegalesa Teranga Investments SARL, una mercantil que habría sido utilizada por Rosell para explotar un hotel de cinco estrellas con 'spa', The Rhino Resort, situado en una región turística a 70 kilómetros al sur de Dakar. El establecimiento dispone de 26 habitaciones, piscina exterior, gimnasio, varios comedores, sala de conferencias y restaurantes. El precio por noche oscila entre los 130 euros de la habitación estándar y los 700 de la suite presidencial, que cuenta con 200 metros cuadrados y ofrece patio y piscina privados. Una escultura de un rinoceronte preside la entrada principal a las instalaciones.

El hotel comenzó a construirse en 2010, el mismo año en el que Rosell se convirtió en presidente del Barça tras ganar las elecciones del club por una abrumadora mayoría. En una de las secciones de su web, el hotel muestra fotografías de los personajes ilustres que han dormido en sus habitaciones. El propio Rosell, en prisión provisional desde que fue detenido el 23 de mayo en la operación Rimet, aparece en una de las imágenes firmando en el libro de honor del establecimiento. También salen la estrella del Barça Leo Messi y el cantautor y diputado de Junts Pel Sí en el Parlament catalán Lluís Llach. Completan el álbum los jugadores de baloncesto Boniface Ndong y Sitapha Savané, el futbolista Bojan Krkic, el cocinero Fabián Martín, el cantante Youssou N'Dour y el jeque catarí Faisal Al-Thani, entre otros.

El reverso del hotel es menos glamuroso. Los expertos en delitos económicos de la Policía Nacional y la Guardia Civil descubrieron después de un año de investigaciones que una de las empresas que Rosell controlaba con testaferros, Bonus Sports Marketing SL (BSM), con domicilio en Barcelona, había estado realizando trasvases de dinero hacia la sociedad del resort, Teranga Investments, con la supuesta intención de blanquear dinero. Según Lamela, la mercantil que administraba Colomer habría recibido al menos cinco transferencias de BSM por un importe total de 369.249 euros entre agosto de 2013 y julio de 2014, un periodo que coincide en parte con la etapa de Rosell en la presidencia azulgrana (dimitió en enero de 2014).

El verdadero origen de esos fondos se encuentra, a juicio de los investigadores, en el cobro de sobornos de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF). En concreto, como contó este diario, el expresidente blaugrana utilizó en noviembre de 2006 una sociedad de New Jersey (Estados Unidos), Uptrend Developments LLC, para camuflar unos ingresos de 8.393.328 euros por su supuesta mediación en la venta de los derechos de 24 partidos amistosos que debía disputar la selección 'canarinha' hasta 2012. Los investigadores sostienen que el contrato es falso y que gran parte de ese dinero tenía como verdadero destinatario al entonces presidente de la CBF, Ricardo Teixeira, por prestarse a ceder los derechos de los encuentros a un precio muy inferior al del mercado.

El dinero de otro segundo contrato de 6.580.000 euros, relacionado igualmente con encuentros amistosos de Brasil, habría terminado por completo en las cuentas de Rosell y su mujer, Marta Pineda, también imputada en esta causa. El empresario camufló la entrada de esos fondos mediante una falsa venta de BSM. Entre noviembre de 2010 y enero de 2011, llegaron cinco transferencias a sus cuentas con el dinero. Según Lamela, una parte de esos pagos fue finalmente la que llegó, meses después, hasta el hotel de lujo en las playas de Senegal. Colomer habría actuado como testaferro en esa operación. También se le acusa de haber recibido en una cuenta en Andorra abierta a su nombre otros 350.000 euros abonados directamente por Uptrends Developments LLC, a pesar de que no mantenía ninguna relación “comercial aparente o conocida” con esa sociedad que le permita justificar ese ingreso.

Silvia TaulésSilvia Taulés

Colomer llegó este miércoles a Barajas en un vuelo procedente de Dakar. Además del cargo de administrador en The Rhino Resort, en los últimos meses estaba trabajando para la academia de fútbol catarí Aspire en la búsqueda de jóvenes talentos de este deporte por todo el continente africano. Esa misma academia y otras grandes instituciones de Qatar han sido durante la última década de los principales clientes de BSM.

Como reveló El Confidencial, la Guardia Civil sospecha que Rosell pudo aprovechar su etapa en el Barça para tratar de rentabilizar sus intensas relaciones con ese emirato. En diciembre de 2010, solo seis meses después de aterrizar en el club, el ahora encarcelado cerró precisamente un acuerdo con Qatar Foundation para que las camisetas de la división de fútbol mostraran por primera vez en su historia un anuncio publicitario. Hasta ese momento, llevaban el logotipo de Unicef sin cobrar un euro. El contrato impulsado por Rosell ascendió a 160 millones de euros.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios