el psoe acusa al ministro de tapar el caso lezo

El PP se queda solo en defensa de Catalá frente a la 'reprobación' de los demás grupos

Catalá pasa a ser el tercer ministro de la democracia cuya cabeza pide la oposición por la vía de aprobar una iniciativa de reprobación en el Congreso, aunque esa figura no exista

Foto: El ministro de Justicia, Rafael Catalá. (EFE)
El ministro de Justicia, Rafael Catalá. (EFE)

Rafael Catalá pasa a ser el tercer ministro de la democracia cuya cabeza pide la oposición parlamentaria por la vía de aprobar una iniciativa de 'reprobación' en el Congreso, aunque esa figura no exista en el ordenamiento constitucional. El Grupo Popular se quedó solo en la Cámara frente a la propuesta del PSOE contra el titular de Justicia que fue secundada por el resto de la izquierda, Ciudadanos, nacionalistas e independentistas.

Catalá suma su nombre a los de la socialista Magdalena Álvarez y el popular Jorge Fernández Díaz como ministros a los que el Congreso desautoriza, rechaza o retira su confianza como si antes los hubiera elegido o como si tuviera facultades para ello. La oposición carga así contra el Gobierno por los últimos casos de corrupción, ya que acusa al ministro de Justicia de tapar los escándalos y obstaculizar la labor de la Fiscalía y los jueces en el caso Lezo.

El PP se queda solo en defensa de Catalá frente a la 'reprobación' de los demás grupos

Según Isabel Rodríguez, la portavoz del grupo promotor de la moción “sobre las responsabilidades políticas que piensa asumir el ministro de Justicia”, Catalá se ha empleado desde su departamento en defender a los corruptos de su partido. Por ello pedía la diputada socialista la dimisión del ministro, la del fiscal general del Estado y la del fiscal anticorrupción, implicados todos, a su juicio, en frenar la labor de la Justicia.

Al contar con el apoyo previo del resto de grupos de la oposición, desde Podemos a Ciudadanos, Rodríguez esgrimió “el mandato” de esos mismos grupos para exigir la dimisión o “cese” de los tres altos cargos en la misma tacada. También sostuvo en una nueva interpretación del ordenamiento jurídico que los miembros del Ejecutivo deben depender directamente del legislativo porque no sería “demócrata” desatender los deseos de la Cámara.

Podemos, por medio de Gloria Elizo, se sumó a la operación del PSOE, pero reconociendo que era un “brindis al sol” que solo tiene un “valor simbólico” y no conduce a nada práctico. La portavoz podemita aprovechó la moción para animar a los socialistas a obrar en consecuencia con las acusaciones que hacen al Ejecutivo de Mariano Rajoy para que colaboren en su moción de censura destina a echar al PP del poder.

El PP se queda solo en defensa de Catalá frente a la 'reprobación' de los demás grupos

Por el Grupo Popular, Carlos Rojas asumió la defensa del ministro, presente en su escaño pero sin intervenir en la sesión. El portavoz del PP acusó a los socialistas de utilizar la presunta 'reprobación' para tapar su “semana de pasión y primarias”, además de ser injustos, “radicales” y “resentidos” contra un ministro a su juicio ejemplar precisamente por su lucha contra la corrupción, tanto a la hora de dotar de medios a la Fiscalía y a los jueces como en el caso concreto de la operación Lezo.

Rojas recordó los escándalos que salpican al PSOE, los procesamientos de sus dos expresidentes andaluces (Manuel Chaves y José Antonio Griñán), los ERE de Andalucía y el nombramiento como fiscal general del socialista Eligio Hernández, 'el pollo del Pinar', que fue declarado ilegal por el Tribunal Supremo.

Terminado el minidebate en el pleno, el PP constató su soledad y, con 134 votos frente a 207, la oposición impuso su mayoría contra Catalá. El ministro recibió unas felicitaciones de los demás compañeros de escaño que más parecían muestras de consuelo. De momento, se queda con el desgaste político de primera línea por el caso Lezo.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios