EL CCE DECIDIRÁ SOBRE EL RELEVO EN LA PORTAVOCÍA

Íñigo Errejón ya no preguntará en la próxima sesión de control: lo hará Irene Montero

El secretario general sí preguntará, al igual que Irene Montero, su jefa de gabinete, que se presenta como la candidata natural a relevar al actual portavoz parlamentario

Foto: El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias (d), conversa con la portavoz adjunta, Irene Montero (i), durante el pleno del Congreso de los Diputados. (EFE)
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias (d), conversa con la portavoz adjunta, Irene Montero (i), durante el pleno del Congreso de los Diputados. (EFE)

El todavía portavoz parlamentario de Unidos Podemos, Íñigo Errejón, no interrogará al Gobierno en la sesión de control de la próxima semana. El futuro político de Errejón dentro de la organización se decidirá este sábado en la reunión del consejo ciudadano estatal (CCE) elegido en Vistalegre II, y en el que cuenta con mayoría de asientos la candidatura que lideró en la asamblea de Podemos Pablo Iglesias.

El secretario general sí preguntará, al igual que Irene Montero, su jefa de gabinete, que se presenta como la candidata natural a relevar al actual portavoz parlamentario en su cargo. Hasta este sábado no se confirmarán los relevos en el seno del grupo parlamentario y en la ejecutiva, pero las previsiones de la actividad en el Congreso durante la próxima semana ofrecen ya pistas que anticipan dichos cambios. Desde el equipo del portavoz niegan que este hecho tenga que ver con su posible relevo del cargo.

Las otras dos preguntas que les correspoden al grupo confederal Unidos Podemos, además de las de Iglesias y Montero, las realizarán el diputado Pablo Bustinduy, que concurrió en la candidatura errejonistas y cuyo nombre ha sido destacado por el líder del partido para formar parte de la nueva ejecutiva, y Aína Vidal por la confluencia catalana En Comú Podem.

Iglesias y Errejón suelen asumir dos de las cuatro preguntas que le corresponde a Unidos Podemos dirigir al Ejecutivo en las sesiones de control

Tanto Iglesias como Errejón suelen asumir dos de las cuatro preguntas que les corresponde a Unidos Podemos dirigir al Ejecutivo en las sesiones de control. Sin embargo, la pasada semana rehusaron preguntar ambos, a la espera de medir sus liderazgos en el congreso de Vistalegre II, puesto que Iglesias había adelantado que dimitiría de la secretaría general e incluso planteó dejar su escaño si ni sus tesis ni su candidatura salía vencedora. Despejadas las dudas sobre el liderazgo, con una aplastante victoria de Iglesia sobre Errejón, quien ha declinado preguntar ha sido este último.

La nueva ejecutiva, el denominado consejo de coordinación, quedará configurada este sábado, mientras Errejón e Iglesias mantienen negociaciones para determinar qué secretarias quedan en manos de su corriente. El 'nuevo Podemos' está prácticamente perfilado. Irene Montero, ahora portavoz adjunta y jefa de Gabinete de Iglesias, se presenta como la sucesora natural de Errejón en el Congreso, mientras que este dejará de ser el número dos, en favor de Pablo Echenique, además de pasar a un plano institucional menos visible.

Errejón exige el 40% de la ejecutiva

Las pretensiones de Errejón pasan por seguir "siendo útil" y, aunque se pondrá a disposición de lo que elija el recién elegido órgano con una participación superior a los 155.000 incritos, no asocia la derrota de su proyecto político frente al de Pablo Iglesias con echarse a un lado. Todo lo contrario. "No es momento de dar pasos atrás, sino adelante", aseguraba este martes en rueda de prensa tras la junta de portavoces en el Congreso, posiblemente la última de estas características que protagoniza, preguntado precisamente sobre si había abordado el relevo de la portavocía en sus negociaciones con el secretario general.

Durante su intervención ante los medios, Errejón hizo públicas sus exigencias: quiere que la ejecutiva —consejo de coordinación— sea representativa de sus apoyos en Vistalegre: un 40%, según sus cálculos. "Hay que reflejar los equilibrios del consejo ciudadano" en la ejecutiva, aseveró Errejón, incidiendo en el "60/40" porcentual, que dejaría fuera al sector Anticapitalistas. Estos últimos superaron el 13% de los apoyos, aunque el sistema electoral elegido relegó su representación en el CCE a dos consejeros: el eurodiputado Miguel Urbán, que tiene asegurado asiento en la ejecutiva, y la diputada madrileña Beatriz Gimeno.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios