ESTÁ DISPUESTO A SEGUIR COMO PORTAVOZ

Errejón, sobre su futuro en Podemos: "No es momento de dar pasos atrás, sino adelante"

Para el líder del sector que se alzó con un tercio de los apoyos en Vistalegre no sería un problema asumir como portavoz la estrategia de la hoja de ruta ganadora. Exige el 40% de asientos

Foto: El portavoz de Podemos, Íñígo Errejón, en los pasillos del Congreso de los Diputados antes de la reunión de la Junta de Portavoces, celebrada este martes. (EFE)
El portavoz de Podemos, Íñígo Errejón, en los pasillos del Congreso de los Diputados antes de la reunión de la Junta de Portavoces, celebrada este martes. (EFE)

El futuro político de Íñigo Errejón se decidirá este sábado en la reunión del consejo ciudadano estatal (CCE) elegido en Vistalegre II. Su pretensión es seguir "siendo útil" y, aunque se pondrá a disposición de lo que elija el nuevo órgano, no asocia la derrota de su proyecto político frente al de Pablo Iglesias con echarse a un lado. Todo lo contrario. "No es momento de dar pasos atrás, sino adelante", aseguró en rueda de prensa tras la junta de portavoces en el Congreso, preguntado precisamente sobre si abordó el relevo de la portavocía en la conversación que anoche mantuvo con el secretario general.

Para el líder del sector que se alzó con un tercio de los apoyos en Vistalegre II no sería un problema asumir la hoja de ruta ganadora, opuesta a la suya en lo referente a la estrategia institucional. Escudándose en el lema de 'mandar obedeciendo', ha confirmado que está dispuesto a representar como portavoz parlamentario las tesis del proyecto defendido por Iglesias. Esto es, priorizar la lucha en las calles en lugar de las instituciones y resituarse como fuerza autónoma, colocando al PSOE como parte integrante de la "triple alianza", junto a PP y Ciudadanos. Una hoja de ruta opuesta a la que defendía en sus documentos políticos.

Errejón, sobre su futuro en Podemos: "No es momento de dar pasos atrás, sino adelante"

Más que las ideas o las estrategias contenidas en los documentos políticos aprobados en la asamblea de Podemos, de las palabras de Errejón se desprende que lo importante son "las capacidades" para el puesto. Así lo ha dado a entender en varias ocasiones durante una rueda de prensa en el Congreso, reiterando que "si se considera que sigo siendo útil, seguiré [como portavoz]; si se considera que hay compañeros más capacitados que pueden hacerlo mejor, no seguiré".

Las conversaciones entre Iglesias y Errejón, previas al CCE en el que se reconstruirá la nueva dirección del partido, se prolongarán a lo largo de la tarde de hoy, tras la conclusión del pleno del Congreso. Previamente, Errejón ha hecho públicas sus exigencias: quiere que la ejecutiva —consejo de coordinación— sea representativa de sus apoyos en Vistalegre: un 40%, según el todavía portavoz parlamentario.

"Hay que reflejar los equilibrios del consejo ciudadano" en la ejecutiva, aseveró Errejón, incidiendo en el "60/40" porcentual, que dejaría fuera al sector Anticapitalistas. Estos últimos superaron el 13% de los apoyos, aunque el sistema electoral elegido relegó su representación en el CCE a dos consejeros: el eurodiputado Miguel Urbán, que tiene asegurado asiento en la ejecutiva, y la diputada madrileña Beatriz Gimeno.

La intención de Pablo Iglesias es mantenerlo en la primera línea, aun dejando de ser el número dos, con un asiento en el consejo de coordinación, el órgano reducido que determina el día a día de la organización. Sobre su futuro en el Congreso, donde ocupa el cargo de portavoz parlamentario, hay muchas más dudas. Todos los focos apuntan hacia Irene Montero como su sustituta, quien ya ejerce como portavoz adjunta, su nombre ha sido destacado por Iglesias en varias ocasiones tras el congreso y encaja en su objetivo de "feminizar" el partido.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios