Es noticia
Menú
El PP pide al PSOE que se aclare ya con los Presupuestos antes del 'lío' de sus primarias
  1. España
amenazan con el miedo a otras elecciones

El PP pide al PSOE que se aclare ya con los Presupuestos antes del 'lío' de sus primarias

El PP redobla la presión ante la gestora del PSOE para cerrar ya un pacto secreto sobre la tramitación de los Presupuestos, en especial para la fase de enmiendas sobre cada sección

Foto:  El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. (EFE)
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. (EFE)

El Partido Popular ha redoblado la presión ante la gestora del PSOE y el grupo parlamentario para cerrar ya un pacto secreto sobre la tramitación del proyecto de Presupuestos Generales del Estado, en especial la segunda fase (enmiendas sobre cada sección), con el fin de tener aprobadas o encarriladas la cuentas antes de que los socialistas se metan en su proceso de primarias de mayo y en el congresual de junio. Los populares meten prisa con el recordatorio de que si no hubo terceras elecciones fue porque Mariano Rajoy no quiso y que a partir del 3 de mayo el presidente del Gobierno puede convocarlas.

"Con el PSOE se ha ido aprobando todo hasta ahora y si los socialistas vuelven al bloqueo político, con Pedro Sánchez o por miedo a Pedro Sánchez, la legislatura se volvería inviable". Así se expresan en fuentes del Grupo Popular para recordar que el PSOE está obligado a seguir con la negociación y la política de pactos con el Ejecutivo por el bien de la estabilidad política y de sus propios intereses de partido.

Si vuelve el 'no es no' y el principal partido de la oposición bloquea el proyecto de Presupuestos en primera instancia, o lo torpedea después con enmiendas pactadas con Podemos, Ciudadanos y/o los independentistas para aumentar el gasto, Rajoy se vería abocado a disolver las Cámaras, reconocen en medios gubernamentales.

El calendario apremia y los populares recuerdan a los socialistas lo absurdo que sería negarse a pactar en marzo el contenido final de un proyecto sobre el que ya han acordado y puesto las bases (techo de gasto y adelanto de subidas de impuestos) en diciembre, y del que además dependen las partidas presupuestarias que necesitan los gobiernos autonómicos, incluidos los controlados por socialistas.

Además, está el debate sobre la posibilidad de dejar las cuentas prorrogadas para todo el ejercicio de 2017 y abordar directamente un nuevo proyecto para 2018. Es una posibilidad que obligaría de todas formas a una negociación PP-PSOE. Y lo que resultaría imposible tramitar en mayo se tendría que retomar en junio (para acordar un nuevo techo presupuestario) y también en el debate precongresual de los socialistas. En el PP, lo consideran un contrasentido que conviene evitar con un entendimiento a medio plazo, porque ocurra lo que ocurra con la crisis del PSOE, la única fórmula de evitar las elecciones en este ejercicio consiste en ese pacto previo presupuestario, con enmiendas socialistas previsibles, pero con compromiso de no romper el equilibrio general del proyecto ministerio a ministerio.

Foto: Ximo Puig observa a la vicepresidenta Santamaría. (EFE)

La dirección del PP ha instado a sus principales portavoces a no entrar en la guerra interna de los socialistas y a no dar pábulo a la posibilidades que pueda tener Pedro Sánchez de recuperar el control del partido. No se acaban de creer en el Grupo Popular que el conjunto de dirigentes y los sectores socialistas que le echaron del cargo para evitar nuevos comicios permitan su vuelta, pero sí temen que la gestora pueda paralizar en las próximas semanas los acuerdos con el Gobierno por miedo a las bases partidarias del 'no es no'.

Los populares ponen como ejemplo de lo que puede ser la legislatura de estabilidad política, recuperación económica y pactos lo ocurrido esta semana en el pleno del Congreso con la convalidación en la Cámara de tres decretos ley: el de los mecanismos para devolver las cláusulas suelo, el del coste del bono social y protección al consumidor de energía eléctrica y el de ayudas para jóvenes del Sistema Nacional de Garantía Social. El primero salió adelante gracias a la abstención (pactada) del PSOE y los otros dos con el apoyo directo de los socialistas y el añadido del rechazo a la posibilidad de enmiendas, medida que deja a Podemos sin margen para hacer demagogia con sus propuestas en cada materia.

El resultado de esas tres votaciones en el Congreso es la muestra de lo que Rajoy llama "legislatura colaborativa". En caso de frenar el PSOE esa línea con el proyecto de Presupuestos y sin comprometerse a salvar el proyecto original, sección a sección, Cristóbal Montoro no llevará las cuentas a la Cámara y el PP se preguntará para qué evitó Rajoy las terceras elecciones con su investidura sin mayoría garantizada de Gobierno. Solo hubieran sido útiles para que Sánchez siguiera en el escaño. El portavoz del Grupo Popular, Rafael Hernando, ha hecho esa reflexión en voz alta.

El Partido Popular ha redoblado la presión ante la gestora del PSOE y el grupo parlamentario para cerrar ya un pacto secreto sobre la tramitación del proyecto de Presupuestos Generales del Estado, en especial la segunda fase (enmiendas sobre cada sección), con el fin de tener aprobadas o encarriladas la cuentas antes de que los socialistas se metan en su proceso de primarias de mayo y en el congresual de junio. Los populares meten prisa con el recordatorio de que si no hubo terceras elecciones fue porque Mariano Rajoy no quiso y que a partir del 3 de mayo el presidente del Gobierno puede convocarlas.

Mariano Rajoy Presupuestos Generales del Estado Cristóbal Montoro Nacionalismo
El redactor recomienda