los oficialistas se imponen por un voto

Los errejonistas fuerzan el pulso en Madrid y trasladan la guerra al grupo parlamentario

El sector afín a Errejón en la Asamblea de Madrid se opone a los relevos en la dirección del grupo. La propuesta ha salido adelante por un solo voto: 14 a favor frente a 13 en contra

Foto: José Manuel López con Tania Sánchez. (EFE)
José Manuel López con Tania Sánchez. (EFE)

El epicentro de la guerra entre pablistas y errejonistas vuelve a situarse en el grupo regional de la Asamblea de Madrid. La polémica decisión de la ejecutiva autonómica por la que se propuso a Lorena Ruiz Huerta, cercana a los anticapitalistas, como nueva portavoz en sustitución del errejonista José Manuel López, iba acompañada de otra serie de cambios en la dirección del grupo parlamentario a la que el sector afín al número dos del partido pretende plantar cara. Desde su punto de vista, la decisión responde a una propuesta “precocinada” entre pablistas y anticapitalistas “en clave de fracción”.

El grupo parlamentario que se reunió esta mañana, con la ratificación de los acuerdos adoptados por la ejecutiva autonómica, liderada por Ramón Espinar, como único punto del orden del día, ha mostrado su clara división en dos. La propuesta ha salido adelante por un solo voto: 14 a favor frente a 13 en contra. Los errejonistas matendrán sus dos puestos en la nueva dirección, entre ellos el de la presidencia, que ocupará el propio José Manuel López. La misma cuota que los afines al sector anticapitalista, que además de la portavocía contarían con la secretaría, cuyas funciones ya viene desempeñando durante los últimos meses el diputado Jacinto Morano. Todo ello si no rehusan estos cargos en la nueva dirección, pues López podría rechazar la presidencia del grupo, según afirman a este diario fuentes de su entorno.

La oposición de los errejonistas a los relevos en la dirección del grupo, que tienen por objeto acoplarla a la nueva hoja de ruta político-estratégica con la que se impuso en las primarias autonómicas la candidatura de Ramón Espinar, se centra más en las formas que en el fondo, al no haber sido consultados. En el trasfondo de la cuestión, el pacto mediante el que pablistas y anticapitalistas acordaron presentar una lista conjunta a las primarias y que según aducen incluía ya este reparto de puestos.

Los errejonistas fuerzan el pulso en Madrid y trasladan la guerra al grupo parlamentario

El diputado regional y exsecretario de Organización en Podemos Madrid, Emilio Delgado, criticaba en una carta abierta que “no se pensó en rotar en los cargos ni en feminizar la política cuando tras el verano IA (Anticapitalistas) y Ramón [Espinar] unieron sus votos, permitiendo los unos que Ramón permaneciera en el Senado a pesar del acuerdo de rotación por el que le correspondía entrar a Clara Serra y consiguiendo los otros hacerse con la dirección del grupo parlamentario".

La reedición de este pacto a nivel estatal, de cara al congreso de Vistalegre II, limitaría las opciones de los errejonistas. Cuando se cerró este acuerdo en Madrid, la candidatura afín a Errejón, que lideró la portavoz municipal Rita Maestre, ya criticó lo que calificó como un “acuerdo de mesa camilla” de espaldas a las bases y con el único fin de repartir cuotas de poder. Unas críticas que ahora vuelven a poner sobre la mesa de manera preventiva como forma de ahuyentar estos hipotéticos acuerdos.

En el grupo parlamentario el sector errejonista no cuenta con la mayoría suficiente como para oponerse a la propuesta lanzada por el consejo ciudadano autonómico. Sin embargo, existe el temor por parte del sector rival de que se intente paralizar con alguna argucia técnica para seguir “generando ruido”. El pasado mes de julio, cuando ya se propusieron relevos en la dirección del grupo, incluida la portavocía, la votación fue bloqueada por los diputados regionales que en su día trataron de forzar, sin éxito, la creación de una dirección colegiada en Madrid. Por indicación del propio López, se ausentaron de la reunión cuando se iba a iniciar la votación, impidiendo que esta fuese vinculante al no contar con el suficiente quórum.

Los errejonistas fuerzan el pulso en Madrid y trasladan la guerra al grupo parlamentario

Algunos diputados esperan que estos movimientos se limiten a presiones con el objeto de fortalecer su posición negociadora, ya que los documentos políticos aprobados en la asamblea autonómica determinan que es el consejo quien marca las principales líneas del grupo parlamentario, aunque éste contaría con autonomía en el trabajo institucional. Finalmente, los cambios tras el conato de amotinamiento, no incluyeron un relevo en la portavocía, pero los errejonistas perdieron la mayoría de la que disfrutaban en favor de una dirección más plural. El equilibrio de fuerzas se mantendría, aun con Ruiz Huerta al frente de la portavocía.

La destitución de López ha estado detrás de las tensiones internas manifestadas por ambos sectores durante los últimos días. En primer lugar, los afines a Errejón lanzaron un campaña pública cuestionando la decisión, tildándola de “purga” y antidemocrática. La participación del número dos en esta campaña interna provocó que los dirigentes afines a Iglesias, encabezados por Pablo Echenique, lanzasen otra contrapuesta bajo el lema “así no Íñigo”. Ayer mismo, varios diputados errejonistas pedían públicamente una reflexión al grupo parlamentario sobre "la forma, el fondo y el contexto de la decisión” para que se actuase “en consecuencia”. La guerra ya es abierta, las campañas internas están en marcha y la Asamblea de Madrid se está convirtiendo en el epicentro del choque entre sectores.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios