el concejal de carmena vuelve a los juzgados

Zapata: "Mi tuit sobre Irene Villa no me dio ningún problema hasta que fui concejal"

La Asociación Dignidad y Justicia acusa al concejal de "humillar y vejar" a las víctimas del terrorismo con sus mensajes en las redes sociales y pide para él, además, 7 años de inhabilitación

Foto:  El concejal de Ahora Madrid Guillermo Zapata. (Efe)
El concejal de Ahora Madrid Guillermo Zapata. (Efe)

El concejal de Ahora Madrid en el Ayuntamiento de Madrid, Guillermo Zapata, ha manifestado que el tuit que escribió sobre Irene Villa -"han tenido que cerrar el cementerio de las niñas de Alcàsser para que no vaya Irene Villa a por repuestos"- enviado a Twitter en 2011, no le dio ningún problema hasta años después, cuando se convirtió en concejal del equipo de la alcaldesa de Manuela Carmena. Zapata ha explicado que redactó ese mensaje ante la polémica generada por el veto del diario El País al cineasta Nacho Vigalondo por un tuit sobre el holocausto. Lo que el ahora edil madrileño quería demostrar con ese tuit es que "aquello que produce un perjuicio mínimo en cualquier conversación en la calle, en la web se podía desdibujar".

La Audiencia Nacional juzga este lunes a Zapata, que se enfrenta a un año y ocho meses de cárcel por un delito de humillación a las víctimas al reproducir en su perfil de Twitter un chiste sobre Irene Villa. La Fiscalía no acusa al edil, que únicamente se enfrenta a la petición ejercida por una acusación popular. La Asociación Dignidad y Justicia acusa al concejal del Consistorio madrileño de "humillar y vejar" a las víctimas del terrorismo con sus mensajes en las redes sociales los cuales suponen, según exponen en su escrito de acusación, "una clara incitación al odio e injurias hacia víctimas".

El concejal, a preguntas de su defensa, ha reiterado su respeto al colectivo de víctimas y ha relatado cómo, desde su concejalía, participó en la organización en un acto de homenaje a damnificados por la banda terrorista ETA. Para ello preparó un discurso que tuvo que leer otro concejal después de que una de las víctimas que asistieron al acto le pidiera que no estuviera presente. Tras el acto, el representante de una asociación se reunió con él en su despacho para darle las gracias. Tras el estallido de la polémica por el tuit, la propia Irene Villa aseguró que no se sentía en absoluto humillada por las palabras del concejal. 

En el juicio también ha declarado como testigo el propio Vigalondo, que ha explicado cómo fue despedido del diario El País como autor de un blog y como fue cancelada una campaña publicitaria dirigida por él por sus tuits sobre el holocausto. El director de cine ha asegurado que esos mensajes se englobaban en "un debate sobre los límites del humor en Twitter que todavía no se ha diluido". "Zapata participó en ese debate", ha añadido Vigalondo.

Tras las declaraciones, el Ministerio Fiscal ha solicitado al tribunal en el trámite de conclusiones que se incluya como hecho probado en la sentencia que los tuits se produjeron "en un debate sobre la libertad de expresión y el humor negro" y que las manifestaciones de Zapata, "no tenían la intención de humillar a las víctimas". La acusación popular de Dignidad y Justicia, sin embargo, ha solicitado la condena del concejal porque, a su juicio, "es incontestable que su conducta integra el delito de humillación a las víctimas". 

La vista se celebra después de que el pasado 14 de septiembre la Sección Segunda de la Sala de Lo Penal ordenase por tercera vez al titular del Juzgado Central de Instrucción número 1 Santiago Pedraz que sentase en el banquillo de los acusados a Zapata. El tribunal al que se enfrenta el concejal, la Sección Tercera de la Audiencia Nacional, está formada por Alfonso Guevara (presidente), Antonio Díaz Delgado y Ángeles Barreiro.

Pedraz, el magistrado instructor archivó las actuaciones el pasado mes de marzo al entender que al escribir dicho chiste no tenía intención de ofender a las víctimas y que era un comentario que se encontraba dentro de los límites de la libertad de expresión; sin embargo, la Sala concluyó en que sí existía material indiciario suficiente para juzgar al concejal.

La asociación de víctimas que preside Daniel Portero solicita una pena de 1 año y 8 meses de prisión para Zapata así como la inhabilitación absoluta por siete años al considerar que sus comentarios causaron además "gran alarma en la sociedad y entre los usuarios" de Twittter.

"Desafortunados comentarios"

"Han tenido que cerrar el cementerio de las niñas de Alcàsser para que no vaya Irene Villa a por repuestos", "¿Cómo meterías a cinco millones de judíos en un 600? En el cenicero", "Rajoy promete recuperar la economía y a Marta del Castillo" y "Los judíos son el mal, meme poderoso a la par que inútil. Grillo no lo peta por eso, pero es interesante", son algunos de los tuits que publicó en su cuenta.

En el mismo auto en el que fijan fecha, los magistrados que formarán el tribunal -Alfonso Guevara, Angeles Barreiro y Antonio Delgado- admitieron, a petición de la defensa, la carta en la que la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) aceptaba las disculpas del concejal por sus "desafortunados comentarios".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios