juicio de las 'black'

Barcoj, contra el actual equipo de Bankia: "Quise declarar la tarjeta y no me dejaron"

El exdirector financiero de Caja Madrid dice que recibió un certificado de haberes con los gastos de su 'black' pero la entidad le mandó otro después

Foto: El exdirector financiero de Caja Madrid Ildefonso Sánchez Barcoj. (EFE)
El exdirector financiero de Caja Madrid Ildefonso Sánchez Barcoj. (EFE)

De todos los imputados en el juicio de las tarjetas 'black', Ildefonso Sánchez Barcoj, exdirector financiero de Caja Madrid, fue el que más gastó. En total, fueron 575.079,24 euros la cantidad de la que dispuso con ese medio de pago que, según el sumario del caso, era opaco, oculto, algo de lo que nadie conocía su existencia. Ni Hacienda, ni el Banco de España, ni la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), ni los auditores, ni los propios órganos internos de la caja. Nadie.

Luchar contra esa sospecha de opacidad fue uno de los objetivos de la declaración judicial del exdirector financiero de Caja Madrid. Al contrario que Rato, Sánchez Barcoj aseguró que, al menos en uno de los certificados de haberes y retenciones que recibió de Bankia, el que le dio el nuevo equipo directivo encabezado por José Ignacio Goirigolzarri tras su despido, sí aparecían contabilizados los gastos que había efectuado con su tarjeta y que, con ese documento, trató de hacer su declaración de la renta. Sin embargo, la entidad le envió otro después y le pidió que fuera ese el que usara a efectos fiscales. "Yo me plegué", dijo Barcoj, "Pero si llego a saber lo que ha pasado después, denuncio", añadió.

Barcoj, contra el actual equipo de Bankia: "Quise declarar la tarjeta y no me dejaron"

Barcoj, que, a diferencia de Blesa y Rato, respondió a todas las partes que quisieron preguntarle, aseguró ante el tribunal que, al recibir ese primer certificado de haberes, hizo sus cálculos. Y vio, según su testimonio, que en la cantidad total de lo que había recibido aparecía la suma de sus cuatro últimas nóminas más una cantidad adicional. Según declaró, esta última cifra se correspondía con lo que, hasta mayo de 2012, cuando se produjo su salida, había gastado ese año con su tarjeta: unos 27.000 euros.

El exdirector financiero de Caja Madrid facilitó en su declaración otros datos que, a su juicio, demostrarían que esas tarjetas no eran opacas. A preguntas de la defensa de Blesa, aseguró que su existencia era "totalmente accesible". "Había una inspección empotrada del Banco de España con acceso 'online' a todos los archivos de la caja en el que participaban 15 personas", dijo. "Esas tarjetas estaban registradas en los sistemas de la entidad", añadió.

Barcoj, contra el actual equipo de Bankia: "Quise declarar la tarjeta y no me dejaron"

Justo antes de que tocara el turno a Sánchez Barcoj, el expresidente ejecutivo de Caja Madrid y exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato había asegurado que las tarjetas que se emitieron después de la fusión que dio lugar a Bankia ya no tenían caracter retributivo. Que sus gastos iban directamente contra el salario de sus titulares, Sánchez Barcoj entre ellos. El exdirector financiero aseguró, sin embargo, que la única diferencia entre las tarjetas de Bankia y las anteriores de Caja Madrid era que, cuando se crearon las primeras, ya estaba vigente el decreto que limitó el sueldo de los directivos de las cajas a 600.000 euros anuales. "A partir de ese momento, había que estar pendiente de ese límite, esa era la única diferencia", señaló.

El letrado de la acusación popular de la Confederación Intersindical de Crédito (CIC), Andrés Herzog, se refirió en su turno al caso del exconsejero delegado de Bankia Francisco Verdú, que no realizó un solo gasto con su tarjeta a pesar de que se la facilitaron, al considerar que era "una mala praxis bancaria". Herzog le preguntó a Barcoj si Verdú perdió parte de su retribución al no utilzar ese medio de pago. "En absoluto", afirmó Barcoj. "El único que limitó la retribución de Vedú fue el [ministro de Economía] señor De Guindos", dijo en referencia al decreto que moderó los salarios de los ejecutivos.

Barcoj, contra el actual equipo de Bankia: "Quise declarar la tarjeta y no me dejaron"

Por lo demás, Sánchez Barcoj descargó parte de responsabilidad en los presidentes con los que había trabajado. Aseguró que su trabajo era meramente "operativo" y que la decisión de otorgar una tarjeta y de establecer su límite de gasto era exclusiva, en cada caso, del máximo responsable de la entidad. "¿Quién ponía los límites de gasto?", le preguntó el fiscal Alejandro Luzón. "El señor Blesa", respondió el exdirector financiero. "¿Por qué unos tenían un límite superior a otros?", prosiguió el representante de Anticorrupción. "No lo sé. A mí era una decisión que me venía dada", añadió.

Como Blesa y luego Rato, Barcoj mantuvo que la tarjeta no era más que un modo diferente de obtener la retribución como directivo que tenía establecida. Cuando el abogado de la acusación del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) le preguntó si no era incómodo recibir parte de ese sueldo de ese modo, en lugar de hacerlo mediante una transferencia o por nómina, como todo el mundo, el exdirector financiero respondió: "La tarjeta es un 'instrumento'. Lo que te daban era equivalente a que te hicieran una transferencia. Mi contrato dice que parte de mi salario se puede cobrar mediante 'instrumentos".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios